jueves, 22 de febrero de 2024

Una antorcha que ilumina Cuba

En homenaje a José Martí, las antorchas iluminan toda Cuba en vísperas de su natalicio...

Narciso Amador Fernández Ramírez en Exclusivo 10/10/2018
0 comentarios
Marcha de las Antorchas
Cada 27 de enero se reedita la Marcha de las Antorchas. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)

En Cuba, el simbolismo que encierra la Marcha de las Antorchas es enorme. Son miles y miles de jóvenes, y los que ya no lo son tanto, quienes a lo largo de la Isla, en sus 168 cabeceras municipales, se reúnen esa noche, antorcha en mano, para rendirle el merecido homenaje al Apóstol.

Cada año posee esa gran inspiración martiana, pero cada año también tienen particularidades especiales. La de este 2018, rinde tributo de recordación a aquella primera del 27 de enero de 1953, hace ahora 65 años, como también conmemora los 150 años del inicio de nuestras guerras por la independencia, los 115 del natalicio del líder estudiantil Julio Antonio Mella, los 65 del Asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, y el natalicio 90 del Comandante Ernesto Che Guevara.

Marcha

Sin que dejen de tener base inspiradora esencial, los 60, del triunfo de la Revolución Cubana, y el segundo año de una Marcha sin la presencia física del más grande continuador de las ideas del Maestro, su discípulo mayor Fidel Castro Ruz.

Aquella noche del 27 de enero de 1953, se cumplía el centenario del natalicio de Martí, y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) convocó a una reunión para decidir cuál sería el más digno homenaje al Apóstol. Allí cobraría forma la idea de realizar una marcha con miles de antorchas encendidas que bajaría desde la histórica Escalinata de la Universidad de La Habana hasta la Fragua Martiana.

Sería, además, una manera revolucionaria de dignificar la memoria del Héroe Nacional de manchada ante tanto acto ruin y falto de convicciones organizado por la dictadura de Fulgencio Batista, la que intentaba capitalizar los buenos y nobles sentimientos del pueblo hacia Martí en el año de su centenario para ganar apoyo.

Marcha

Por lo tanto, esa primera Marcha también fue detonante de oposición y denuncia al régimen de facto que había llegado al poder mediante un Golpe de Estado, el 10 de marzo de 1952.

En la reunión, efectuada en el Salón de los Mártires de la FEU, participó Fidel en representación de la Juventud Ortodoxa. Según testimonio de uno de los participantes, Armando Torres, recogido en el libro Fidel: de Birán a Cinco Palmas: “Fidel, una vez más abogó por la unidad de todas las fuerzas juveniles y planteó la necesidad de rendirle un homenaje a Martí, y que ese homenaje debía hacérselo la juventud. Y volvió a plantear que esa iba a ser y debía ser la juventud revolucionaria que luchara con el pensamiento de Martí, y que de ella debía surgir la juventud del centenario de José Martí”.

Mientras Juan Niury, otro de los líderes estudiantiles de entonces, rememoraba que la idea de realizar la Marcha se venía gestando desde días antes, y surgió durante las visitas al estudiante Rubén Batista Rubio, cuando estuvo ingresado en la Clínica del Estudiante, en el Hospital Calixto García, lugar donde se debatía entre la vida y la muerte, luego de ser herido gravemente de bala en el acto de protesta por la profanación al busto de Julio Antonio Mella, el 15 de enero de 1953.

Marcha

Las evidencias gráficas de esa noche del 27 de enero de 1953, recogen el momento en que la imponente manifestación de miles y miles de jóvenes bajaba antorcha en mano por la calle San Lázaro hacia la Fragua Martiana. Hacia el lugar exacto donde José Martí, en 1870, realizó trabajos forzados durante su presidio político.

Las antorchas iluminaron la noche habanera, pero, sobre todo, iluminaron el camino a seguir, pues entre esos jóvenes marchó en bloque compacto y marcial, lo que luego se denominaría en nuestra historiografía como la Generación del Centenario, con Fidel, Raúl, Abel y otros revolucionarios más al frente.

El propio Raúl, al rememoran aquella primigenia Marcha de las Antorchas, afirmaría, en mensaje a la juventud cubana, en el año 2013: “Aquel día, dentro del mar de cubanos dispuestos a no dejar morir las ideas del Apóstol en el año de su centenario, marchamos cientos de jóvenes encabezados por Fidel. Un grupo de ellos emprendimos, el 26 de Julio de 1953, la batalla definitiva por alcanzar la independencia y la justicia para la Patria”.

Marcha

En tanto, Fidel afirmaría: “Esos hombres desfilaron por las calles de La Habana con la manifestación estudiantil en el Centenario de Martí y llenaban seis cuadras de masa compacta”.

Fueron antorchas premonitorias de que la noche negra de la dictadura se comenzaría a iluminar a partir de entonces. Antorchas demostrativas de la existencia de un grupo de jóvenes dispuestos a no dejar morir al Apóstol en el año de su Centenario.

Nuestro Comandante en Jefe nunca dejó de emocionarse en cada una de las posteriores Marchas de las Antorchas en las que participó. Marcial y feliz se le veía vestido con su uniforme verde olivo caminando, a paso firme, al lado de quienes eran su relevo en la obra revolucionaria.

Marcha

Raúl, solo por excepción ha dejado de participar en ellas. Imposibilitado de estar en la Marcha de las Antorchas del año 2013, pues estaba representando a Cuba en la I Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), efectuada en Santiago de Chile, envió un mensaje a la juventud cubana:

“Que mayor satisfacción hoy, al cabo de 60 años, que ver las banderas enarboladas entonces sostenidas con la misma decisión por nuestros combativos jóvenes, convocados, una vez más, a asumir con responsabilidad y sentido del deber las batallas del presente y del futuro. La Revolución confía en ustedes para garantizar su continuidad bajo la conducción de nuestro único Partido”.

Cinco años más tarde, estas ideas del Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba, mantienen total vigencia. En este combate diario por nuestra soberanía, la Marcha de las Antorchas del 2018, no será la excepción.

* Este artículo fue publicado originalmente en la revista el 27 de enero de 2018. Ahora forma parte de una selección especial de Cubahora para celebrar el 150 aniversario del inicio de la gesta independentista en Cuba.


Compartir

Narciso Amador Fernández Ramírez

Periodista que prefiere escribir de historia como si estuviera reportando el acontecer de hoy


Deja tu comentario

Condición de protección de datos