domingo, 27 de noviembre de 2022

Parque Leoncio Vidal de Santa Clara: homenaje a un bravo mambí

Lleva el nombre del coronel del Ejército Libertador Leoncio Vidal, caído allí en combate el 23 de marzo de 1896, hace ahora 126 años...

Narciso Amador Fernández Ramírez en Exclusivo 23/03/2022
1 comentarios
Parque Leoncio Vidal

Visitar Santa Clara, la Ciudad de Marta y el Che, y no pasar por el Parque Leoncio Vidal es como no haber venido. Algo similar de ir a La Habana y no pasear por el Malecón o no tirarse una foto, como se hacía antaño, frente al hermoso Capitolio Nacional.

Y es que el bello Parque Vidal, como mejor se le conoce, es el epicentro de la vida citadina de la ciudad, su lugar más concurrido y alrededor del cual están edificios de alto valor patrimonial como el teatro La Caridad, donado por la Benefactora Marta Abreu; la Biblioteca Provincial Martí, otrora sede del Gobierno Provincial de Las Villas y desde cuyo lugar habló el Generalísimo Máximo Gómez, en 1899, y el Comandante en Jefe Fidel, el 6 de enero de 1959, al paso de la Caravana de la Libertad.

También en uno de sus costados, majestuoso, se encuentra el Hotel Santa Clara Libre, antiguo Hotel Cloris, escenario de uno de los combates de la Batalla de Santa Clara liderada por el Che Guevara y cuya fachada aún conserva los impactos de las balas, un recuerdo imperecedero a las nuevas generaciones.

Mas, en sí mismo, el Parque es sitio sagrado para los santaclareños, pues ha sido la única plaza central en Cuba atacada durante las tres guerras por nuestra independencia: en 1876, por las fuerzas mambisas del mayor general Jesús, Titá, Calvar; en 1896, por el coronel Leoncio Vidal, y en diciembre de 1958, por las tropas del Che.

Además, tiene entre sus atracciones al Niño de la Bota Infortunada, una hermosa fuente con un niño de cuya bota mana el agua, que rinde homenaje, a pesar de las distancias culturales, a los niños tambolileros norteamericanos que acompañaban a los ejércitos del norte durante la Guerra Civil, que fuera inaugurada el 15 de julio de 1927 y devenida desde entonces en símbolo de la ciudad.

Sin que falte, el hermoso monumento a Marta Abreu de Estévez, la santaclareña inolvidable que todo lo dio a su ciudad y a la causa de la independencia, una bella escultura en bronce develada el 24 de febrero de 1924, que -para mayor simbolismo- se encuentra donde antes estuvo el campanario de la Parroquial Mayor, demolida en 1923.Por si no bastara, el Parque Vidal acoge a miles de pajaritos negros, los famosos negritos, que en bandadas de miles vienen a dormir en sus árboles, para a la mañana siguiente volar hacia los campos aledaños y al atardecer volver a repetir la historia, y así cada uno de los 365 días del año, lo que ha devenido en otro de los símbolos distintivos de la capital de Villa Clara.

Menos conocido es el porqué del nombre del Parque, y se debe a que en dicho lugar cayó en combate el 23 de marzo de 1896, el bravo coronel del Ejército Libertador Leoncio Vidal Caro, a quien, por su valentía en los combates, el Generalísimo Máximo Gómez gustaba llamarle el Guapetón de Leoncio.

Nacido en Ceja de Pablo, Corralillo, el 12 de septiembre de 1864 y criado en el poblado de Camajuaní, Leoncio Vidal se incorporó a las huestes mambisas el 20 de junio de 1895; y al hacerlo, escribió en su Diario: "Al fin ya puedo combatir al odioso ejército de la Metrópoli, machete en mano y en los campos de Cuba que pronto serán libres".
La noche del 23 de marzo de 1896, por órdenes del propio Máximo Gómez, penetró con sus hombres en la ciudad de Santa Clara y atacó la Plaza de Armas.

En medio de la balacera cayó herido su ayudante el cabo Ramón Brito, y osado como era, el coronel Vidal Caro desmontó de su caballo e intentó sacarlo en medio de la balacera, pero un certero disparo de máuser acabó con su vida.Su cadáver fue arrastrado y vejado por los españoles, que llegaron a cometer el sacrilegio de orinarlo y escupirlo. Un documento encontrado en sus ropas, permitió su identificación. En el campamento mambí todo fue luto y desolación al saberse la infausta noticia.
Por decisión del Ayuntamiento de la ciudad, desde el 4 de enero de 1899, tres días después de cesar el dominio colonial en Cuba, la antigua Plaza de Armas, pasó a llamarse como se le conoce hoy: Parque Leoncio Vidal o Parque Vidal.

En 1929, en su honor le fue develado un busto de mármol esculpido en Italia, acto al que asistió su viuda y pueblo santaclareño en general.Cada 23 de marzo, y esta vez no será la excepción, el pueblo de la Ciudad de Marta y el Che le rinde homenaje al insigne patriota y los pioneros participan con canciones y poesías; un sincero recordatorio al destacado patriota caído en la flor de la vida.El Parque Vidal fue declarado Monumento Nacional el 15 de julio de 1999 en otro de los aniversarios fundacionales de Santa Clara.

 


Narciso Amador Fernández Ramírez

Periodista que prefiere escribir de historia como si estuviera reportando el acontecer de hoy

Se han publicado 1 comentarios


Ray
 24/3/22 10:36

Excelente artículo sobre el Parque Vidal, no obstante debo señalar un error.  El actual Hotel Santa Clara Libre fue ignaugurado con el nombre de Gran Hotel.  Cloris era el nombre del cine radicado en la planta baja del edificio y que lleva actualmente el nombre de Camilo Cienfuegos.  La primera película proyectada en el Cloris, nombre de la hija del dueño del edificio que alberga el hotel y el Cine,  fue El Puente sobre el río Kwai y para darle realce al hecho se construyó un puente de caña brava en su portal.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos