miércoles, 24 de abril de 2024

Los noventa del Alma (+Fotos)

La revista “joven” más antigua de Cuba cumple noventa años. Y Cubahora conversa con su director...

Leticia Martínez Hernández en Exclusivo 22/11/2012
0 comentarios
Portada Alma Mater #Especial
La revista de los jóvenes cumple 90 años.

Alma Mater, la revista de los jóvenes cubanos, cumple noventa años. Fundada el 22 de noviembre de 1922 por Julio Antonio Mella, cuenta con una historia trascendente que le ha permitido estar en el centro de las alegrías y preocupaciones del estudiantado de la Isla.

Ahora, cuando podría estar disfrutando de una merecida jubilación, continúa en la búsqueda de las maneras más eficientes de acercarse a los universitarios. Sobre los retos de Alma Mater, 90 años después, conversa Cubahora con Yoerky Sánchez Cuéllar, director de la revista.

-¿Cómo logra Alma Mater mantenerse joven a los 90?

Alma Mater es, como dice nuestro slogan, “la revista joven más antigua de Cuba”. Mantener ese espíritu a lo largo de los años constituye una tarea titánica, pero en ello influye el legado de Mella, quien al fundar la publicación expresó: “Laboraremos con energía y entusiasmo por todo lo que sea beneficioso a la clase estudiantil cubana.” Esa energía y entusiasmo multiplican nuestras ansias por el ejercicio de un periodismo polémico, dotado estéticamente desde el punto de vista gráfico y, a la vez, vital por sus contenidos para el estudiantado universitario, que constituye un público muy exigente.

-¿Cómo conforman la agenda temática de la revista?

La elaboramos a partir de los intereses de los estudiantes: la ubicación laboral, el fraude académico, la importancia del estudio, la recreación, la situación de las becas, el ejercicio de las diferentes carreras. También abordamos cuestiones que laten a nivel social y que son preocupaciones de los jóvenes: la sexualidad, la emigración, las realidades económicas del país, el fenómeno de la racialidad, el desarrollo local, etc.

-¿Cómo es la relación FEU-Alma Mater?

Orgánica. A veces hemos tenido momentos de mayor avance, otras veces de menos. A nosotros nos parece que Alma Mater sin la FEU no pudiera existir, y a su vez, sin Alma Mater la organización perdería su brazo ideológico. Somos un binomio que ya llega a los 90 años. No por gusto Mella concibió la revista con el objetivo de crear una Federación “que nos haga fuertes y capaces”, para encontrar desde el presente -decía- la solución a los problemas del mañana.

-Luego de recorrer el país, ¿cuáles han sido los mayores reclamos del estudiantado a su revista?

Durante este año, como parte de los encuentros del colectivo con su público, hemos visitado más de 20 universidades, desde Pinar del Río hasta Guantánamo. Los estudiantes reclaman que les llegue la revista a tiempo, pues por problemas de impresión y distribución muchas veces las provincias las reciben con atraso. Otros apenas la han visto, pues son solamente 10 mil ejemplares y en Cuba existen más de 150 mil estudiantes universitarios. El hecho de que hoy se venda en estanquillos, al precio de 1.50 en moneda nacional, facilita que el que esté interesado en ella la pueda adquirir. Así lo pudimos corroborar en los territorios visitados.

-¿Por qué el cambio de formato? ¿Cómo ha sido recibido?

Durante más de diez años, hasta enero de 2011, la publicación circuló como tabloide. Pero desde su fundación la revista ha tenido varios formatos. En estos momentos se imprime a 21 x 27 cm y con portada cromada, responde así a una petición de los estudiantes y de la FEU en sus Consejos Nacionales. La propuesta actual, a tono con los criterios visuales contemporáneos, resulta más atractiva y manuable. A partir del color y los recursos gráficos, se logra una revista más dinámica, diversa en sus contenidos y forma, que es muy bien recibida por el estudiantado universitario.

-¿Qué importancia le confieres al sitio web de la revista?

Ha servido de puente en la comunicación del colectivo con su público, a partir del reflejo que hace del accionar de los jóvenes en sus centros de estudio. Permite además que en el mundo se conozca la realidad universitaria cubana. Para nosotros resulta de gran valor, pues quienes no pueden acceder a la edición impresa, la pueden descargar en www.almamater.cu y acceder a otros contenidos, actualizados con mayor frecuencia.

“En las próximas semanas tendremos una web más desarrollada, interactiva, con las ventajas que ofrece la Web 2.0, un proyecto renovador que desarrollamos con la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI).”

-Cuéntame de los tesoros que guardan las páginas de la Revista Alma Mater en estos 90 años.

El mayor tesoro es el acompañamiento constante a la FEU en sus diferentes etapas, al abordar temas que van desde las luchas por la autonomía universitaria de los años 20 hasta los vinculados con asuntos que hoy forman parte del debate en las aulas. Desde sus páginas emergen importantes sucesos históricos, políticos, culturales, deportivos, sociales, que han tenido a los jóvenes como protagonistas, entre ellos las protestas estudiantiles contra los gobiernos neocoloniales, el asalto al Cuartel Moncada, la firma de la Carta de México, los sucesos del 13 de marzo de 1957, el triunfo revolucionario, la Reforma Universitaria de 1962, la apertura de universidades como la CUJAE, y otros, como las ferias universitarias del Libro y la Lectura, los festivales de aficionados al arte, los juegos deportivos…hechos que además han quedado en la memoria gráfica a través del lente de nuestros fotorreporteros.

“En 90 años han sido muchas las personalidades que han transitado por las páginas de Alma Mater. No solo cuenta con los escritos de su fundador, Julio Antonio Mella. Nicolás Guillén publicó su primer poema, “Al margen de mis libros de estudio”, en la revista. Pablo de la Torriente era parte de su equipo de redactores. Rafael Trejo, en el momento de caer mortalmente herido, fungía como subdirector.

“Tras el golpe de estado de Batista, Alma Mater reaparece para denunciar la dictadura. En esos años, bajo la dirección de Manolito Carbonell, la publicación alcanza un protagonismo dentro de la prensa clandestina en Cuba.

“Después del triunfo de la Revolución, continúa como plataforma cultural en la que escriben jóvenes intelectuales como Abel Prieto, Senel Paz, Eduardo Heras León, quien fue su jefe de redacción a principios de los setenta. Por eso creemos que muchos de los estudiantes que hoy colaboran con nosotros y hacen sus prácticas en nuestra redacción, como lo hicieron ellos en su momento, serán grandes figuras dentro del periodismo y las letras cubanas. “

-¿Qué actividades tienen preparadas para festejar este aniversario?

Tenemos prevista la exhibición de un documental sobre Manolito Carbonell y la entrega de los premios de concurso de periodismo estudiantil que lleva su nombre. Esta actividad la haremos en el Instituto Superior de Diseño Industrial, el 21 de noviembre. Allí también inauguraremos una exposición titulada la Revista de Mella, con 22 portadas que recorren la historia de la publicación en sus nueve décadas.

Días después, el 5 de diciembre, celebraremos el Tercer Taller de Periodismo Alma Joven, para debatir sobre periodismo universitario y nuevas tecnologías, la relación del Periodismo con la Literatura y la importancia de la investigación para las prácticas comunicativas. En esa jornada presentaremos el número especial por el aniversario 90, con 18 artículos escritos por Mella con el seudónimo de Lord Mac Partland.


Compartir

Leticia Martínez Hernández

Madre y periodista, ambas profesiones a tiempo completo...


Deja tu comentario

Condición de protección de datos