martes, 16 de abril de 2024

La Patria de Duelo

A través del artículo ¨La enfermedad del General¨, el propio día de su fallecimiento, ¨La Discusión¨ dio a conocer a la población la información de los últimos boletines médicos facilitados por los facultativos que lo asistieron y anunció las visitas distinguidas a su residencia de 5ta y D en el Vedado...

Cubahora en Exclusivo 18/06/2022
0 comentarios
Periodico Gómez
El ejemplar número 26 del año XIX de “La Caricatura”, fechado en La Habana el 25 de junio de 1905, reseñó todo lo acontecido en los funerales de Máximo Gómez Báez con el valor agregado de contar con una serie de imágenes (Foto: Tomada del perfil en Facebook de la Oficina del Historiador de La Habana).

A las seis de la tarde del sábado 17 de junio de 1905, dejó de existir físicamente aquel viejo general para el que Cuba fue su gloria y su martirio; Máximo Gómez Báez. Inmediatamente la prensa cubana se hizo eco de la noticia, aunque ya se ofrecían partes diarios para conocer sobre el estado de gravedad del ilustre enfermo.

Algunos de los rotativos que ofrecieron cobertura a tan lamentable pérdida fueron ¨La Discusión¨, ¨El Mundo¨ y ¨La Caricatura¨, entre otras que conforman el Álbum de Colección Facticia sobre la vida de Máximo Gómez Báez y la Colección de Publicaciones resguardadas en el Archivo Histórico de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana.

A través del artículo ¨La enfermedad del General¨, el propio día de su fallecimiento, ¨La Discusión¨ dio a conocer a la población la información de los últimos boletines médicos facilitados por los facultativos que lo asistieron y anunció las visitas distinguidas a su residencia de 5ta y D en el Vedado. Igualmente, refirió el tratamiento y la alimentación requerida por el enfermo, así como una serie de medidas acotadas para mayor tranquilidad de su persona y familiares más allegados, como la prohibición del tráfico en las áreas cercanas a su morada, las suspensiones de actividades culturales, el teléfono colocado en la casa para la recepción de llamadas interesadas en la salud del General, además del donativo aprobado por el Secretario de Hacienda, Juan Rius Rivera, y por orden directa del ejecutivo, Don Tomás Estrada Palma, entregado en nombre del pueblo de Cuba a Urbano Gómez, como digno representante de familia Gómez Toro.

Por su parte, el ejemplar número 26 del año XIX de “La Caricatura”, fechado en La Habana el 25 de junio de 1905, reseñó todo lo acontecido en los funerales de Máximo Gómez Báez con el valor agregado de contar con una serie de imágenes. Según este periódico, asistieron todos los partidos políticos y personas de diversas clases sociales disputándose el honor de figurar al lado de restos tan queridos para el pueblo cubano. También asegura que se formaron colisiones porque todos querían llevar sobre sus hombros un sarcófago tan sagrado.

Entre los retratos proporcionados por esta publicación se pueden apreciar una vista del entierro al pasar por San Rafael y Galiano, el armón con el féretro frente Palacio Presidencial, así como una panorámica en el Salón Rojo donde se levantó una capilla ardiente para ser acompañado por una guardia de honor, además de los sepultureros arreglando el último sitio de descanso momentos antes del enterramiento en un terreno donado por el clero en el Cementerio de Colón.


Compartir


Deja tu comentario

Condición de protección de datos