sábado, 26 de noviembre de 2022

La FEU de José Antonio

En febrero de 1954 José Antonio Echeverría asumió la secretaría general de la FEU y le dio un vuelco radical a la organización...

Narciso Amador Fernández Ramírez en Exclusivo 02/02/2018
1 comentarios
jose-antonio-echeverria monumento

Primero fue la Federación Estudiantil Universitaria de Mella: la FEU del Movimiento de Reforma Universitaria y de la fundación de la Universidad Popular José Martí. Luego vendría la FEU de la lucha contra la dictadura de Gerardo Machado en la década de los años 30: la de Rafael Trejo, Raúl Roa y Pablo de la Torriente Brau.

Y en la década de los 40, sería la FEU que vería al joven estudiante de la Facultad de Derecho, Fidel Alejandro Castro Ruz, enfrentar al gansterismo y reivindicar la campana del ingenio La Demajagua.

Para en los años 50, en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista volver a estar en la vanguardia de la lucha revolucionaria en Cuba, bajo el liderazgo de un joven de complexión robusta, propenso a la gordura que, nacido en Cárdenas el 16 de julio de 1932, simbolizaría a partir de entonces al estudiantado universitario cubano.

Ese joven sería José Antonio Echeverría Bianchi, para sus allegados el Gordo o Manzanita. Un hombre de carácter alegre y valor temerario, que no dudó nunca en ponerlo a prueba en esos años duros, hasta caer abatido a balazos en los sucesos del 13 de marzo de 1957.

A partir de febrero de 1954, cuando José Antonio Echeverría asumiría la secretaría general de la organización, la historia gloriosa de la FEU entraría en una nueva etapa de esplendor, a la altura de la de Mella y sus sucesores.

Previo a ese acontecimiento que marcaría un antes y un después, ya José Antonio tenía merecida fama de revolucionario íntegro y valiente, y gozaba de la admiración de sus compañeros, pues en su personalidad conciliaba un carácter jovial que le hacía ganar adeptos, tanto en la llamada “claque” estudiantil, como entre las mujeres. Su frase predilecta: “Cuídense, que de los buenos quedamos pocos”, se hizo famosa en la Universidad de La Habana

Echeverría estuvo entre los primeros que se opusieron al Golpe de Estado de Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952. Luego participó en la famosa Jura de la Constitución de 1940; en la manifestación estudiantil del 15 de enero de 1953, en que fuera mortalmente herido el estudiante Rubén Batista Rubio, primer mártir contra la tiranía batistiana, y recibió con beneplácito las acciones del 26 de julio de 1953, declarándose desde entonces un ferviente admirador de Fidel Castro, con quien, años más tarde, ya convertido en líder indiscutible de la FEU, firmaría la famosa Carta de México, el 30 de agosto de 1956.

El 2 de febrero de 1954 —hace ahora 64 años— José Antonio es elegido presidente de la escuela de Arquitectura en medio de una gran demostración de alegría y solidaridad. Refiere Julio A. García Oliveras en su libro José Antonio Echeverría: la lucha estudiantil contra Batista que el entusiasmo de los revolucionarios trasciende la universidad: “La influencia del movimiento revolucionario se hará sentir de inmediato en la Colina y en todos los estudiantes de Cuba”.

Y el día 23, en las elecciones para designar el nuevo ejecutivo de la FEU, resultó elegido secretario general de la FEU, y se puede decir que a partir de ese momento sería él quien orientaría la línea de lucha de los estudiantes contra Batista:

“El movimiento universitario entra así en la etapa más importante de la lucha. Sus acciones han de pasar a la historia de nuestra Revolución. La memoria de Mella y de Guiteras será rescatada por el estudiantado revolucionario, que bajo la dirección de José Antonio, se lanzará al combate frontal contra la tiranía”, refiere García Oliveras en su libro dedicado a Echeverría.

En efecto, tanto en lo ideológico, como en lo político, incluso hasta en lo cultural, la Universidad entraría en un nuevo período de vida. Sería la FEU de José Antonio quien organizaría en el marco del I Festival Universitario del Arte la presentación del ballet de Alicia Alonso, quien el 4 de agosto de 1954 interpretó El lago de los cisnes en el estadio universitario.

Y sería esa misma FEU, con José Antonio al frente, la que se lanzaría al estadio de pelota del Cerro, hoy Latinoamericano, portando una enorme pancarta en protesta a los asesinatos del régimen. Un suceso televisado por todo el país el 4 de diciembre de 1955, y que llevó una vez más a José Antonio a la cárcel y a ser golpeado salvajemente por la policía batistiana.

También sería la FEU de José Antonio la que fundaría, el 24 de febrero de 1956, el Directorio Revolucionario; la misma que firmaría la Carta de México, con el compromiso de apoyar el desembarco de Fidel y sus hombres en Cuba.

Y así, de batalla en batalla, marcaría José Antonio un hito en la historia nonagenaria de la FEU, la organización más antigua del país, hasta su prematura muerte el 13 de marzo de 1957, día en que se intentó ajusticiar al tirano en su propia madriguera, como el propio Echeverría leería en histórica alocución al pueblo de Cuba, minutos antes de caer acribillado a balazos en las cercanías de la escalinata universitaria, escenario principal de sus luchas.

Fidel en su recorrido de la Caravana de la Libertad se desvió de la carretera Central para ir a Cárdenas, a la casa natal de José Antonio, lugar donde abraza a los padres del héroe, para luego dirigirse a su tumba en el cementerio local, en un justísimo y merecido homenaje póstumo al líder estudiantil.

Años después, el 13 de marzo de 1962, en discurso en la Universidad de La Habana, afirmaría nuestro Comandante en Jefe: “Esta universidad de hoy, este estudiantado, estas filas nutridas de jóvenes aquí presentes, nos están diciendo que tenemos derecho a sentirnos satisfechos un día como hoy, y que estamos honrando de manera digna, de la única manera digna con que se puede honrar a los muertos, así estamos honrando a José Antonio Echeverría y a todos los que cayeron aquel 13 de marzo…”.


Narciso Amador Fernández Ramírez

Periodista que prefiere escribir de historia como si estuviera reportando el acontecer de hoy

Se han publicado 1 comentarios


Jose Antonio Rodriguez Menendez
 25/5/19 8:44

Mis padres me nombraron "Jose Antonio" en memoria a Jose Antonio Echeverria de la FEU. Mi primo segundo fue el Comandante Guillermo Sardinas Menendez--Capellan del 26 de julio en la Sierra Maestra. Tengo otro familiar quien se destaco en deportes y actividades universitarias entre 1948 y 1950 en la Universidad de la Habana. Favor de indicar los periodicos/gacetas universitarios y nacionales que le hubieran dado cobertura en aquellos tiempos. Gracias.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos