jueves, 18 de abril de 2024

La batalla de Guisa abrió las puertas de Santiago de Cuba

Los rebeldes entraron a Guisa a los 61 años exactos de haberlo hecho las fuerzas de Calixto García...

Ariel Eusebio Pazos Ortiz en Exclusivo 20/11/2021
1 comentarios
Batalla de Guisa
Luego de una dura lucha, la guarnición abandonó el cuartel y los rebeldes ocuparon Guisa

Eran las 8:30 am del 20 de noviembre de 1958. Fuerzas revolucionarias chocaron con la patrulla que diariamente recorría el tramo Bayamo-Guisa. La tropa batistiana fue derrotada en pocos minutos. Comenzaba así la batalla de Guisa, una de las más largas y ensalzadas de la guerra de liberación.

Entre los 180 rebeldes que combatieron en Guisa, Oriente, bajo las órdenes directas de Fidel Castro, solo hubo una veintena de veteranos. La mayor parte de la mal armada columna que partió desde la comandancia de La Plata fue extraída de la escuela de reclutas de Minas del Frío. 

El enfrentamiento duró 11 días y 10 noches. Fue un nuevo escenario para el Ejército Rebelde: en vez de las montañas, una carretera asfaltada, a solo 16 kilómetros de Bayamo, sede del puesto de mando de operaciones contra la Sierra Maestra. Cada atacante luchó, en proporción, contra 12 militares bien equipados.

El 26 de noviembre Fidel escribió un mensaje al equipo de Radio Rebelde. “Aquí la pelea es contra tanques, pero ya hay uno boca arriba”, contó. Los asaltantes de Guisa también debieron enfrentarse a la aviación y la artillería. Nueve refuerzos de la tiranía fueron rechazados. Se estima que en la maniobra se produjeron, en total, 22 acciones combativas.

Varias anécdotas han sido recogidas en torno a esa operación. Cuentan que el entonces adolescente Leopoldo Cintra Frías, herido y bajo fuego cruzado, recuperó una ametralladora 30 del interior de un tanque. En Guisa también participaron, en la línea de combate, varias mujeres del pelotón de Las Marianas. A una de ellas, Ana Bella Cuesta, de 17 años, se le atribuye ser la primera rebelde en arrebatarle un arma al enemigo. Así mismo, en esos días fracasó uno de los intentos de asesinato a Fidel durante la guerra: un soldado batistiano, disfrazado de campesino para la misión, fue detenido a unos 500 metros de la posición de Fidel, el 23 de noviembre.

El 30 de noviembre se libraron las últimas acciones. El parte del ejército insurreccional recogió que los batallones de la dictadura que habían tomado posición a dos kilómetros del pueblo, “intentaron reiteradamente avanzar durante todo el día sin conseguir forzar el paso”. De acuerdo con ese informe, a las 4:00 pm, mientras los rebeldes repelían los refuerzos enemigos, “la guarnición de Guisa abandonó el pueblo en precipitada retirada dejando atrás todo el parque y numerosas armas”.

Los rebeldes entraron a Guisa a los 61 años exactos de haberlo hecho las fuerzas de Calixto García. El saldo de la batalla fue desastroso para el ejército constitucional, pues tuvo más de 200 bajas entre muertos y heridos. Según dio a conocer Radio Rebelde, sobre el terreno quedaron un tanque, dos morteros, una bazuca, siete ametralladoras calibre 30 con trípodes, 94 armas largas y 55 mil balas. Otras fuentes refieren que se capturaron, además, 130 granadas, cientos de mochilas, 14 camiones, víveres y medicinas.

El Ejército Rebelde tuvo poco más de 30 bajas. La más célebre fue la del capitán Braulio Coroneaux, ex militar de Batista, unido a la insurrección, que resultó abatido el 27 de noviembre por un tanque, mientras cumplía la promesa de impedir el paso enemigo por la zona que cubría.

La victoria ratificó el genio militar de Fidel. Aunque en la retaguardia rebelde quedaba la numerosa guarnición de Bayamo, allí los batistianos estaban desmoralizados. La liberación de Guisa, como diría años más tarde su conductor, facilitó el avance revolucionario sobre Santiago de Cuba y, por consiguiente, la derrota de la tiranía.


Compartir

Ariel Eusebio Pazos Ortiz

Periodista en Cubahoy

Se han publicado 1 comentarios


Nuevos Pino
 28/1/22 16:11

La batalla de Guisa sin duda fue una de las pocas batallas que hubo en Cuba. No olviden que el Presidente de turno bajo todo tipo de presion incluyendo la del Departamento de Estado de USA, fue obligado a poner un presidente interiono y abandonar el pais. 

Dicho Presidente interino disgusto mucho a Fidel ya que es la forma democratica de solucionar el disgusto nacional contra Batista.

Fidel no lo acepto y protesto.  A partir de ese momento el ejercito de la Republica de Cuba que es como debe llamarse, quedo abandonado incluyendo el cuartel de Guisa. La historia que viene ahora me la conto mi tio que era soldado dentro del cuartel de Guisa en ese momento.( mi tio todavia vive ) El grupo de guerrilleros que asaltaron el cuartel no pudieron tomarlo por 11 dias apesar de que solo habian alrededor de 70 soldados abandonados adentro. Al dia 11 un soldado que mi tio se refirio a el como un mulato tomo una bazuca para hacer fuego y cubrir a los otros soldados que empezaron abandonar el cuartel. Ninguno de esos soldados que resistieron murieron en esa batalla. Es mas cada vez que un guerrillero asomaba la cabeza se la volaban.

Despues de huir al monte, los soldados que estaban bien disinformado acerca de la huida de Batista, los soldados hicieron un campamento en una casa en el campo donde ivan a firmar una vez al dia como que estaban todavia en servicio y seguian escondidos en el monte. Un dia mi tio y un grupo de soldados venian por un potrero y llegando a esa casa que era su cuartel, vieron que el grupo de Raul ya habia tomado esa finca y estaban matando a todos los soldados que habian quedado vivo con tiros de gracias. El grupo de mi tio fue avistado y le dispararon matando a varios e hiriendo a un soldado que le pidio a mi tio que no lo abandonara y que le ayudara a huir al monte de vuelta. 

Pudieron escapar y mi tio usando una muda de ropa civil salio al camino y viern un camion que venia y tomando una botella como dicen los cubanos, llego hasta la habana donde se escondio por dos anos. Como habia descontrol de todo entonces el nuevo govierno de Fidel estubo pagando a esos soldados del ejercito de la republica por mas de un ano como desmovilizados.  Otros soldados fueron buscados y fusilados. Todos sabemos estas historias de horror. 

Yo se que mis comentarios no se van a publicar, pero estoy seguro que alguien dentro de esta pagina WEB lo va a leer y va aprender la verdadera historia que nunca nos hicieron a nosotros los nuevos pinos de la revolucion.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos