lunes, 22 de abril de 2024

El paso de Maceo por la trocha de Júcaro a Morón (+Fotos)(+Infografía)

La premisa de era eludir el combate frontal siempre que se pudiera y llegar lo antes posible a Las Villas...

Ariel Eusebio Pazos Ortiz en Exclusivo 29/11/2021
0 comentarios
Trocha 2
Maceo salió con parte del contingente invasor desde Mangos de Baraguá el 22 de octubre de 1895 (Foto: Tomada de Bohemia).

Las tropas orientales que participarían en la Invasión a Occidente partieron el 22 de octubre de 1895, bajo las órdenes de Antonio Maceo, de Mangos de Baraguá, el sitio donde 17 años antes el Titán de Bronce había protagonizado uno de los hechos más simbólicos de la Guerra de los Diez Años.

La columna llegó a Camagüey con aproximadamente 1 400 guerreros, acompañados de unos 300 ayudantes y personal de apoyo. De acuerdo con el investigador Ernesto Ustariz Ramírez, estos mambises, mal armados, disponían de unos 10 tiros por combatiente. Marchaban pobremente vestidos y sin comida en sus reservas.
La insuficiente logística era compensada, sin embargo, con la presencia de veteranos jefes como Quintín Banderas, Luis de Feria y Pedro Sotomayor. Nuevos cuadros militares también ocuparon posiciones de mando: José Miró Argenter, Francisco Frexes y Joaquín Castillo Duany.  

La premisa de Maceo era, según Ustariz Ramírez, eludir el combate frontal siempre que se pudiera y llegar lo antes posible a Las Villas. Allí se reuniría con Máximo Gómez. Para lograrlo debía atravesar la trocha de Júcaro a Morón, línea defensiva con que el ejército español pretendió, desde la Guerra de los Diez Años, contener el avance de los independentistas hacia Occidente.

Con la trocha de Júcaro a Morón, España pretendía contener el avance de los mambises sobre Occidente (Foto: tomada de Bohemia).

Por su parte, Gómez cruzó, sin dificultades, la trocha de Júcaro a Morón en dirección a Las Villas el 30 de octubre. Su objetivo era incrementar la insurrección en esa región y operar al oeste de la trocha en apoyo al esperado paso de Maceo. A tal efecto, “en noviembre combatió rudamente en Campiña, Monte Oscuro y Pelayo, fogueando sus hombres, adentrándose en la zona de Sancti Spíritus”, según escribió el historiador Oscar Loyola Vega en el libro Historia de Cuba. 1492-1898. Del 19 al 21 atacó el fuerte de Río Grande con el fin de atraer fuerzas de la trocha. 

Finalmente, Maceo cruzó con sus hombres la trocha de Júcaro a Morón el 29 de noviembre de 1895, por un lugar al norte de Ciego de Ávila. La acción no costó ni una baja cubana. Ese mismo día, apenas media hora después, se reuniría con Gómez. El encuentro de ambos jefes se produjo cerca del potrero de Lázaro López.

Pocos minutos después de su paso por la trocha de Júcaro a Morón, Maceo se reunió con Gómez (Foto:tomada de Bohemia).

El héroe de Baraguá vio las fuerzas que el dominicano había concentrado para esperarlo y auxiliarlo. Orientales, camagüeyanos y villareños confraternizaron. Para entonces, el ejército invasor ascendía a unos cuatro mil efectivos, entre infantería y caballería. Maestro y alumno organizaron la continuidad de la invasión a Occidente, donde se generaban las riquezas con que España costeaba la guerra en Cuba.

Al día siguiente, en presencia del gobierno de la República en Armas, se pasó revista a todo el contingente invasor. En esa ocasión Gómez pronunciaría la que ha sido calificada como una de las arengas más emotivas de la historia nacional, en cuyo final exclamó: (…) “¡Soldados! Llegaremos hasta los últimos confines de Occidente; hasta donde haya tierra española: ¡allí se dará el Ayacucho Cubano!”.


Compartir

Ariel Eusebio Pazos Ortiz

Periodista en Cubahoy


Deja tu comentario

Condición de protección de datos