lunes, 27 de mayo de 2024

El Héroe de Yaguajay es Hijo Adoptivo de Zulueta

Esta condición honorífica ningún otro poblado puede enorgullecerse de haberla otorgado a Camilo...

Narciso Amador Fernández Ramírez en Exclusivo 06/02/2017
3 comentarios
Camilo Cienfuegos Gorriarán
A Camilo murió joven su carisma le convirtió en leyenda.

Camilo Cienfuegos Gorriarán, el eterno joven rebelde de la Revolución cubana, el Comandante de sonrisa franca, barba tupida y sombrero alón, será por siempre recordado como el Héroe de Yaguajay, pues allí libró su más importante batalla e hizo florecer en grado sumo sus dotes de jefe guerrillero; “el mejor de todos”, como lo calificara el Che.

Sin embargo, fue Zulueta, pequeña localidad villaclareña, por demás cuna del fútbol insular, quien le otorgara la condición de Hijo Adoptivo, convirtiéndose así en el único poblado cubano en dar tal muestra de consideración y respeto a quien este 6 de febrero cumpliría 85 años.

Aconteció el 19 de abril de 1959, y la entrega de tan alto reconocimiento popular no fue fruto de la casualidad, sino, como afirma el maestro e investigador Idelio Pérez Yusta, fue el resultado del cariño recíproco que existía entre Camilo y los pobladores locales:

“Para el jefe guerrillero, Zulueta era un pueblo especial y no por gusto lo calificó como el ‘diamante de la invasión’. Ni tampoco era fortuito que lo visitara siempre que podía, al extremo, que en tan corto tiempo después del triunfo de la Revolución, y hasta el mes de abril de 1959, lo hizo en cuatro ocasiones.

”Mientras, para los zulueteños el Señor de la Vanguardia y hombre de las mil anécdotas era todo un ídolo. Había liberado el poblado dos veces, lo que sucedió rara vez durante la invasión, y caminado sus calles de punta a punta como si fuera uno más de sus naturales. Incluso, hasta pensó montar una fábrica en la comunidad de María Luisa, a unos siete kilómetros de la entonces cabecera municipal, lo que finalmente no llegó a concretarse”.

EL HIJO ADOPTIVO DE ZULUETA

“Aquí existía una verdadera pasión por Camilo. Dos veces sus hombres habían atacado y tomado el poblado. El primer ataque, efectuado la madrugada del 24 de noviembre de 1958, les mostró a los soldados de Batista la fortaleza de las fuerzas rebeldes, constituidas en el Frente Norte de Las Villas; en tanto, el segundo, que aseguró la definitiva liberación de Zulueta, aconteció el 21 de diciembre.

”Entre ambos combates; el 15 de diciembre de 1958, hubo una entrega de prisioneros del ejército batistiano a la salida del poblado, y muchos zulueteños asistieron dando vivas a Fidel y a la Revolución. Luego, los naturales de este pueblo participaron de forma activa en la segunda liberación, y uno de sus hijos más queridos, el doctor Manuel Vicente Mortera, fue quien pactó, por órdenes de Camilo, la rendición del cuartel, tras 12 horas de intenso tiroteo”.

”Por todas esas razones surgió la iniciativa de hacerlo Hijo Adoptivo. Entre los patrocinadores estuvieron Pedro Arias, primer comisionado, Celso Ygualada Díaz, quien había participado en el Congreso Nacional de Trabajadores Azucareros, celebrado en General Carrillo, y el propio médico Manuel Vicente Mortera”.

Idelio Pérez Yusta, quien por entonces era un niño de ocho años, fue testigo presencial del inédito acontecimiento: “Camilo llegó en helicóptero y, como acostumbraba, caminó por el pueblo saludando a la gente. A las 3 y 30 de la tarde, cientos de personas se aglomeraban frente a la antigua Sociedad Española, edificio que ese propio día pasó a ser Círculo Social, para escuchar al querido comandante.

”Fue un discurso breve, pero contundente. Elogió a los trabajadores y les pidió cooperar con la Reforma Agraria como mismo habían cooperado meses antes en la liberación del poblado. Allí explicó los fines y la importancia de la entrega de las tierras a los campesinos e invitó al pueblo a ponerle flores a la estatua de José Martí, ubicada a una cuadra y media del lugar del acto, pues Camilo era tan martiano como fidelista”.

Recuerda Pérez Yusta cómo la gente pobre, sobre todo las mujeres, le entregaban papelitos solicitándole trabajo, y cómo él los guardaba en los bolsillos. Tampoco olvida este educador zulueteño otro de los atributos que le caracterizaron: la humildad.

“Esa tarde Camilo hizo gala de esa cualidad suya. Se había organizado un banquete en su honor, en una arboleda, donde hoy está el llamado Coppelita, con varias mesas suntuosas llenas de comida. Pero él prefirió almorzar con la gente del pueblo y se sentó con su cajita en un portal, y allí comió rodeado de personas humildes del pueblo”.

Camilo no volvió más a la localidad villaclareña que lo había adoptado como hijo. Sus múltiples ocupaciones y su temprana desaparición física lo impidieron. Pero allí se le sigue venerando, incluso desde la nostalgia, al ver lugares que no están como él hubiese querido. No obstante, el estadio de fútbol, la gran pasión de los lugareños, lleva su nombre, y cuenta con la cancha mejor cuidada del país, en un homenaje perenne a su memoria.

Camilo murió joven, apenas tenía 27 años. Su carisma le convirtió en leyenda. Sus dotes de guerrillero le hicieron sobresalir. Su ejemplo inspiró a Fidel a afirmar que en el pueblo hay muchos Camilos, y al Che, que, en su renuevo, eterno e inmortal, era la imagen del pueblo.

Para los zulueteños sigue, y seguirá siendo, su Hijo Adoptivo, condición honorífica que se enorgullece de habérsela concedido. Una condición, quizás no tan conocida ni tan famosa como la de Héroe de Yaguajay, pero nunca por eso menos valiosa.


Compartir

Narciso Amador Fernández Ramírez

Periodista que prefiere escribir de historia como si estuviera reportando el acontecer de hoy

Se han publicado 3 comentarios


Lester Fernández Pérez
 10/2/17 11:57

Muchas felicidades a mi padre por tan buen artículo, lleno de curiosidades sobre nuestra historia y elevando la figura de aquel joven de la barriada de Lawton, revolucionario de pies a cabeza y humilde como ninguno, así fue ese héroe de pueblo, como lo bautizaron Héroe de Yaguajay y ahora ya conocido como hijo adoptivo de Zuluetas. Felicidades papi, enhorabuena, que se repita.

Narciso
 11/2/17 18:59

Muchas gracias por tan elogiosas palabras, que viniendo de ti valen el doble. Realmente resulta una historia poco conocida de Camilo. Hoy en Zulueta se le recuerda con cariño, aunque con la nostalgia de que lugares por él visitados se encuentren en estado deprorable.

54
senelio ceballos
 8/2/17 9:03

Saludos Narciso!!,,Muy buen e historico articulo sobre ese...CAPITAN DE LA VANGUARDIA....Pero es una verdadera lastima y dolor...Ya murio  y en EPD..F. CASTRO y muchos de su generacion, que pudieran dar mas luz a la muerte-desaparicion de Camilo....Hoy nuestros hijos y nietos...No saben..Donde? como ? cuando? murio exactamente.......Solo conocemos versiones....yo coloque flores hasta en el rio de Moscu...Cuando eramos estudiantes!!!...PERO?????????

Deja tu comentario

Condición de protección de datos