jueves, 1 de diciembre de 2022

El Granma también es hoy

Hace 64 años desembarcó el yate Granma con 82 expedicionarios a bordo. En su homenaje se celebra el Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR)...

Narciso Amador Fernández Ramírez en Exclusivo 02/12/2020
2 comentarios
Yate granma entrando a la habana
El yate Granma entrando en la Bahía de La Habana, en él Fidel, junto a Raúl y otros expedicionarios en 1974. (Foto: Granma).

El 2 de diciembre de 1956, tras larga y penosa travesía, desembarcó por Los Cayuelos, Las Coloradas, el yate Granma con 82 expedicionarios a bordo. Se cumplía la promesa hecha por Fidel Castro de Ser Libres o Ser Mártires.

El Granma había salido del puerto de Tuxpan, México, la borrascosa noche del 25 de noviembre. Noche de mar encrespado y peligro de huracán, pero nada detendría a los revolucionarios cubanos que llevaban meses de preparación militar en tierra azteca y sometidos al peligro de ver abortada la expedición y frustrado los planes libertarios.

El Che Guevara había sido el primero de los expedicionarios, pues bastó una noche de conversaciones con Fidel para que naciera la estrecha amistad que unió a ambos líderes. Mientras el último, resultó Camilo Cienfuegos, quien llegó a México sin recomendación de ninguna clase y solo sus cualidades y carácter franco hicieron que Fidel lo aceptara.


Travesía del Yate Granma

En la azarosa travesía sucedieron dos hechos que no deben ser olvidados. El 30 de noviembre, Fidel supo del levantamiento armado de Santiago de Cuba, en apoyo precisamente del desembarco, pero el sobrepeso de la pequeña embarcación y el mal tiempo hicieron más lento el recorrido hacia Cuba y lo retrasó en dos días: "Quisiera tener la facultad de volar", fueron las palabras de lamento de jefe de la expedición al escuchar por la radio lo que acontecía en calles santiagueras.

El otro suceso que reveló las cualidades de Fidel de no dejar a nadie abandonado a su suerte, fue la caída al agua del cabo Roque. Casi una hora estuvo Roque en el mar, pero Fidel persistió en su rescate y milagrosamente se logró salvarle la vida.

La llegada del Granma a Cuba fue tan complicada como el viaje, pues hubo que andar más de cuatro horas caminando entre manglares pantanosos hasta dar con tierra firme. El Che lo calificaría, más un naufragio, que un desembarco.

Raúl fue el último en saltar al pantano y, al hacerlo, leyó el nombre de la pequeña embarcación de recreo: Granma, que en inglés es el diminutivo de abuelita.

Así, el 2 de diciembre de 1956 se reiniciaba la lucha armada, que solo culminaría con el triunfo revolucionario del 1ro de enero de 1959. Ese glorioso día en que la libertad volvió a tocar tierra firme para iniciar la gesta en la Sierra Maestra se conmemora el Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

De tales hechos heroicos han pasado más de seis décadas, y ya muchos de sus protagonistas no viven. Incluido Fidel, quien marchó hacia la eternidad el mismo día que el yate Granma partió de México hacia Cuba.

Pero el Granma, en su simbolismo, es hoy, pues las ideas y principios que sustentaron a aquellos 82 hombre son las mismas que once millones de cubanos llevamos adelante. Claro que las circunstancias son bien distintas, pero el enemigo histórico sigue siendo el mismo de entonces.

Nadie puede lamentarse por no haber vivido esos hechos. Ni por la imposibilidad de participar y ser parte de la leyenda de la Revolución Cubana. Hoy, la guerra no es convencional, pero no por ello, menos peligrosa.

Los recientes acontecimientos del show del barrio San Isidro nos muestran las complejidades de una guerra mediática de quinta generación, donde el contrario es invisible, pero letal.

Las ideas que sustentaron aquellos 82 expedicionarios del yate Granma y la convicción y fe en la victoria que portaban, son el escudo histórico que nos protege de los asedios imperiales y sus lacayos neo-anexionistas de adentro y de afuera.

Por suerte, hay una juventud comprometida que sigue el ejemplo de Fidel, Raúl, Che, Camilo y de todos aquellos que llegaron a la Patria aquel inolvidable 2 de diciembre de 1956.

Sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que el Granma navega seguro hacia el futuro, ahora con una Cuba entera entre sus tripulantes.


Narciso Amador Fernández Ramírez

Periodista que prefiere escribir de historia como si estuviera reportando el acontecer de hoy

Se han publicado 2 comentarios


Nancy Rivera Guzman
 2/12/20 11:00

Yo Naci 10 años despues y la misma fecha que Salio el Gramma de Mexico. Buena suerte. Salud y larga vida como el Yate y causa LOGRADA para siempre.

Kenia Martínez Miranda, 11 años, provincia Guantánamo
 2/12/20 9:40

En el Granma trazaste un camino,

Juraste que vencerían,

que una revolución triunfaría

al precio del cualquier sacrificio.

Que a 90 millas del imperialismo

surgiría la revolución

que nunca claudicó con sus ideas y principios.

Por seguimos tú camino

de flores y un buen porvenir

De una Cuba más bella junto al

Partido y Canel,

donde seguimos adelante

y tu en el timonel

Deja tu comentario

Condición de protección de datos