miércoles, 22 de mayo de 2024

Día de acontecimientos guerreros

Medio siglo atrás tuvo lugar la primera acción armada en el valle de Ñancahuazú de la guerrilla comandada por el Che...

Yaima Puig Meneses en Exclusivo 23/03/2017
3 comentarios
Santa Clara Che
“Día de acontecimientos guerreros.” Definía el Che, en su diario de campaña, la jornada del 23 de marzo de 1967.

“Ahora será un adiós verdadero; el fango me ha envejecido cinco años; solo resta el último salto, el definitivo.

“Se acabaron los cantos de sirena y los combates interiores; se levanta la cinta para mi última carrera. La velocidad será tanta que huirá todo grito. Se acabó el pasado; soy un futuro en camino.”

Así escribía Ernesto Guevara a su amada Aleida. Así sentía el Che que se aproximaba a su último destino, ese que lo llevó a Bolivia, a finales de 1966, para moldear su más preciado sueño: alcanzar la plena liberación de los pueblos de Nuestra América.

Intensas jornadas de preparación y entrenamiento antecedieron la partida del pequeño grupo, al cual el propio Che caracterizaría como “un puñado de elegidos con estrellas en la frente (las martianas, no las de comandante)”.  Agudas fueron también sus primeras jornadas en tierra boliviana, donde desde los primeros momentos desafiaron adversas condiciones materiales y “a un enemigo infinitamente superior en número”.

“Día de acontecimientos guerreros.” Definía el Che, en su diario de campaña, la jornada del 23 de marzo de 1967, fecha en que tuvo lugar la primera acción armada de la guerrilla en el valle de Ñancahuazú.

Era entonces, por llamarlo de alguna manera, un nuevo comienzo. “A las 8 y pico llegó Coco a la carrera a informar que había caído una sección del ejército en la emboscada.” La guerrilla obtuvo la victoria, no lograron capturar ningún tipo de víveres, pero si “el plan de operaciones que consiste en avanzar por ambos cabos del Ñancahuasu para hacer contacto en un punto medio.”

“Trasladamos aceleradamente gente al otro lado y puse a Marcos con casi toda la vanguardia en el final del camino de maniobras mientras el centro y parte de la retaguardia queda en la defensa y Braulio hace una emboscada al final del otro camino de maniobras.” Así pasaron toda la noche, a la espera de los “famosos rangers”, detalló entonces el Che.

“El resultado final ha sido, hasta ahora, 3 morteros de 60 mm, 16 mausers, 2 Bz, 3 Usis, 1 30, dos radios, botas, etc., 7 muertos, 14 prisioneros sanos y 4 heridos […] Un mayor y un capitán, prisioneros, hablaron como cotorras.”

El saldo, definitivamente, resultó negativo en esa jornada para las fuerzas del ejército; sería el principio de muchas otras victorias para la guerrilla con las que poco a poco se irían fortaleciendo.

Mucho faltaba por hacer aún en América Latina; el anhelo del Che había sido desde tiempo atrás, contribuir con todas sus energías a revertir el mal, enseñoreado durante siglos en estas tierras.

“[…] hay que luchar pues, contra el imperialismo. Y cada vez que un país se desgaja del árbol imperialista, se está ganando no solamente una batalla parcial contra el enemigo fundamental, sino también contribuyendo a su real debilitamiento y dando un paso hacia la victoria definitiva.” De tal manera apreciaba el Che —en febrero de 1965 en un discurso pronunciado en Argel— la situación imperante en nuestro continente.

Bolivia era para él, de alguna manera, el inicio de un desgajamiento que podría iniciar el camino a la liberación de Nuestra América.

Y es que, tal cual dejó plasmado nuestro Comandante en Jefe en el prólogo al Diario de Campaña, “el Che  no concebía la lucha en Bolivia como un hecho aislado sino como parte de un movimiento revolucionario de liberación que no tardaría en extenderse a otros países de América del Sur. Era su propósito organizar un movimiento sin espíritu sectario, para que a él se incorporasen todos los que quisieran luchar por la liberación de Bolivia y demás pueblos sojuzgados por el imperialismo en América Latina”.


Compartir

Yaima Puig Meneses

Cubana. Periodista. Amante de escribir, porque las letras se me han convertido en una suerte de amuleto para el alma...

Se han publicado 3 comentarios


Yaima
 23/3/17 12:44

Gracias!!! Tienes razón, realmente el Che hizo tanto que falta aún mucho por decir sobre él, ejemplo y luz para muchos jóvenes en el mundo :)

Iliana
 23/3/17 12:03

Para todos los cubanos y en especial para los jóvenes es  muy bueno recordar todo lo que hizo el Ché  por América Latina y te felicito por tu escrito de hoy, 23 de marzo, donde Medio siglo atrás tuvo lugar la primera acción armada en el valle de Ñancahuazú de la guerrilla comandada por él.

Yaima
 23/3/17 14:04

Gracias!!!! Tienes razón, realmente el Che hizo tanto que falta aún mucho por decir sobre él, ejemplo y luz para muchos jóvenes en el mundo :)

86

Deja tu comentario

Condición de protección de datos