sábado, 20 de julio de 2024

Al centro de la inversión extranjera en Cuba

Sobresalen cuestiones relevantes relacionadas con la actualización de su marco legal, así como los nuevos incentivos que despiertan en el inversor el escenario que se dibuja después del 17D...

Giselle Vichot Castillo en Exclusivo 05/11/2016
3 comentarios

Con el anuncio de transformaciones en el modelo económico cubano, comienza a evaluarse la pertinencia de otras formas de gestión paralelas a la empresa estatal cubana en pos de garantizar una mayor eficiencia en nuestra economía. De esta forma, se insertan en el contexto nacional con mayor fuerza cuestiones relacionadas con el trabajo por cuenta propia, cooperativas no agropecuarias, agricultores pequeños, usufructuarios, arrendatarios, inversión extranjera, entre otras que hoy todavía pudieran surgir.

Mucho se ha problematizado desde los medios de comunicación sobre cada una de estas variantes y su paulatina evolución en un contexto de transformaciones. Sin embargo, en el contexto de la 34 edición de la Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2016) las miradas se centran en los caminos que ha emprendido la inversión extranjera en el país, principalmente después de 2014.

Si bien es cierto que con el triunfo de la Revolución y en lo adelante la inversión extranjera se consideró como un complemento de las inversiones nacionales de acuerdo a las previsiones de desarrollo económico y social a mediano y largo plazo; no es hasta abril de 2014, con el nacimiento de la Ley 118 de Inversión Extranjera que se da un salto cualitativamente superior en materia de incentivos para las empresas extranjeras que invierten en Cuba en comparación con otras leyes precedentes.

Entre los estatutos que se alzan con la actual legislación destaca el 0 % del impuesto sobre utilidades en los primeros ocho años, la exoneración del impuesto sobre los ingresos personales de los socios extranjeros en empresas mixtas y en contratos de asociación económica internacional, la exoneración del impuesto sobre las ventas durante el primer año de operaciones, así como la bonificación de 50 % posterior para ventas mayoristas y de servicios, entre otras cuestiones.

Aunque lo anterior devino punto a favor de la economía nacional, el 2014 trajo aparejado otro suceso importante que despertaría de igual modo el interés de los inversores. Luego de los sucesos de 17 de diciembre del propio año, la mayor de Las Antillas se presentaría ante el mundo como el verdadero paraíso para la inversión.

Con el objetivo de puntualizar sobre estas dos cuestiones importantes —actualización del marco legal y la apertura de un nuevo diálogo entre Cuba y Estados Unidos— para la inversión extranjera en la Isla, Cubahora conversó con el doctor en Ciencias Económicas e investigador del Centro de Estudios Hemisféricos sobre Estados Unidos (CEHSEU), Luis René Fernández Tabío.

UNA LEY DIFERENTE

“La puesta en vigor de una nueva ley para la inversión extranjera mejora y clarifica el contexto legal y marco regulatorio para los inversionistas extranjeros en Cuba, evidenciando objetivamente sus posibilidades y límites en la práctica. A su vez esta ley, las regulaciones y mecanismos para su implementación se irán perfilando y mejorando en los años posteriores”.

Para nuestro entrevistado otro de los atractivos que supone la legislación es que en su contexto se presentan las llamadas carteras de inversiones. Ello deviene oportunidad ante los intereses o demandas refrendadas por organismos, instituciones y empresas cubanas dedicadas a los sectores específicos de la economía. El éxito radica, a su vez, en la garantía de contar con un socio cubano conocedor del mercado, los recursos disponibles y las necesidades requeridas en cuanto a capital, tecnología o mercado. 

Sobre lo anterior, Fernández Tabío explicó que “estas demandas de inversiones son intereses de la economía cubana, respaldadas por programas de desarrollo, proyectos de inversiones empalmados con las cadenas productivas o de servicio destinadas al mercado interno y la exportación. Sin embargo, lo más importante estriba en ser derivadas de una estrategia cubana de desarrollo a largo plazo hasta el 2030 y un programa de ajuste y actualización del modelo socioeconómico cubano, analizado, discutido por el pueblo y aprobado por el gobierno del país. Es decir se le otorga al inversionista la garantía y seguridad de su inversión en una perspectiva futura de largo plazo”.

En el contexto actual, no menos importante es el desarrollo y completamiento de la Zona Especial del Mariel, centro de comercio e inversiones con infraestructura de avanzada, que se inserta en la economía cubana con una perspectiva y proyección mundial, enfatizó Fernández Tabío. “Los inversionistas extranjeros que asuman los desafíos actuales, serán seguramente beneficiados por los enormes beneficios de haber llegado primero a una de las mejores oportunidades de negocios para los próximos años, no sólo en el Hemisferio Occidental, sino del mundo”.

UN NUEVO ESCENARIO DESPUÉS DEL 17D

Ante la interrogante sobre los posibles incentivos para la inversión extranjera que trae consigo el nuevo escenario de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, Fernández Tabío apuntó que aún en medio de las diferencias y contradicciones, no cabe duda de que un clima de creciente confianza y entendimiento progresivo entre ambos países es un punto favorable para los negocios. Lo más importante en este terreno —agregó— es la modificación de los plazos y expectativas sobre Cuba como mercado significativo para el comercio de bienes y servicios, y atractivo destino de los inversionistas internacionales de otros países e incluso de los Estados Unidos. 

“Ello se debe a las condiciones geográficas y sociales que exhibe Cuba, que para el momento en que se elimine el bloqueo cobrarán mayor relevancia. En este sentido, hay que subrayar la posición geográfica y estratégica del país en el centro de América y a minutos del mercado estadounidense, la única superpotencia en el mundo. A ello se suma las condiciones de estabilidad social y política en la nación, con tranquilidad y seguridad ciudadana, sin bandas criminales ni narcotraficantes como las que asolan en otros lares de Centroamérica.

”Además, nuestra Cuba posee elevados estándares de salud entre los mejores a escala global y una envidiable fuerza de trabajo calificada, dispuesta a trabajar, e incluso a desarrollar nuevas tecnologías. Por si fuera poco, el país tiene un clima agradable todo el año y hasta un sistema de protección ante catástrofes naturales de gran eficacia”.

Volviendo sobre los incentivos que encuentra el inversor en Cuba, el investigador del CEHSEU se refirió también al desarrollo de la Zona Especial del Mariel, un puerto ultramoderno de aguas profundas, el primer foco de este tipo de negocios, que sin duda prepara el camino para otras experiencias de igual envergadura en el país. Por otra parte, y aunque parezca un elemento alejado de la realidad cubana, la devolución a Cuba del territorio que ocupa la ilegal base militar estadounidense en la bahía de Guantánamo, podía ser otro “hub” de negocios y otros proyectos atractivos para futuros inversionistas que lleguen hasta la isla.

SIEMPRE EL BLOQUEO

“Hoy para nadie es un secreto que el principal obstáculo al dinamismo y desarrollo de la economía cubana lo representa el bloqueo. Ello se explica muy detalladamente en el Informe de Cuba a la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la necesidad de poner fin a ese instrumento de la Guerra Fría. Muchos inversionistas potenciales han sido disuadidos e incluso se han retirado del país por el temor a ser objeto de la extraterritorialidad del enmarañado sistema de sanciones del bloqueo impuesto a Cuba por Estados Unidos. De hecho, la Ley Helms Burton de 1996 fue diseñada específicamente, entre otros fines, para frenar las inversiones extranjeras en Cuba, con el propósito de asfixiar el desarrollo de la economía cubana y dañar en todo lo posible las condiciones de vida del pueblo cubano en medio de la mayor crisis estructural que se atravesaba en aquellos años, y que todos conocemos como Período Especial.

”Se conoce además que el desarrollo de la economía cubana y el bienestar del pueblo se ha venido mejorando desde entonces —aunque no con la rapidez que habría sido posible sin el bloqueo— a la vez que el discurso oficial del gobierno estadounidense reconoce que la política de bloqueo y aislamiento a Cuba ha fracasado, lo cual contradice su vitalidad como castigo y presión al pueblo y a la economía cubana.

”Para tener una aproximación gruesa e indirecta del monto que podrían tener las inversiones de Estados Unidos en Cuba, se puede tomar como referencia los datos reales de las inversiones directas (ID) estadounidenses en República Dominicana, país del Caribe con algunas semejanzas a Cuba, pero de menor dimensión territorial y poblacional. Por ejemplo, el flujo de ID de Estados Unidos en República Dominicana (transacciones financieras, sin ajuste por costos, según estadística oficial estadounidense) ascendió a 158 millones en 2015. Considerando las diferencias en tamaño, se podría estimar un flujo anual de inversiones a Cuba entre 300 y 500 millones de dólares provenientes de los Estados Unidos. 

”Una vez dicho lo anterior, la perspectiva de la eliminación del bloqueo, en un plazo que podría concretarse entre el 2019 y el 2024, indiscutiblemente incrementaría el flujo de inversiones directas extranjeras a Cuba de modo significativo. Las provenientes de Estados Unidos sumadas a las del resto del mundo no serían nunca inferiores a los mil millones de dólares anuales, un aporte que podría ser mucho mayor considerando las sinergias que debe ir generando el proceso de perfeccionamiento de la economía cubana y la eliminación progresiva de las sanciones que impone el gobierno de Estados Unidos a Cuba, alcanzaría montos muy superiores”.


Compartir

Giselle Vichot Castillo

La mamá de Amelia y editora de la Revista Cubahora

Se han publicado 3 comentarios


jallimy
 20/12/16 18:07

porque no habrimos el diapason de las inversines para todos o lugares en los que esten interesados invertir y por las  necesidades de los directorios

 

senelio ceballos
 3/12/16 2:51

copia y actualizacion par OSMANY...de un guajiro ruso-cubano

Saludos Harold....Estimados royal, david y clip...Otra vez comprando tarecos electronicos!!!....Todas esas coorporaciones globales de la UE ,JAPAN. EU .... Han creado  en algunos paises ex-socialistas...ALGO QUE AQUI SE CONOCE..como..  PAISES VITRINAS...... Por las noticias que me llegan aqui desde mi Cuba y sus funcionarios ineficientes, sus funcionarios del actual gobierno nos llevan por ese mismo camino.....Pronto nuestra amada, querida islita sera  otro pais ..VITRINA  BAJO LAS INFLUENCIAS DEL DIOS DINERO...tiendas y supermercados de todos tipos...BELLISIMOS y CARISIMOS  para el nivel de salarios cubanos....Cuando ???? los asesores economico-juridicos de nuestro  actual gobierno VAN APRENDER LAS  LECCIONES HISTORICAS......Que nos han dado, china, vietnam , kazastan y otros  ex-socialistas..QUE HAN TRABAJO CON LA CABEZA BIEN PATRIOTICA...Bien claritas ...Por Eje....Si la samsumg quiere vender  sus tarecos en cuba...por favor!!!...montad una fabriquita de montaje y ensamblaje en la habana para que nuestros  jovenes puedan  ganarse el PAN  y salarios  normales...Despues vended  LO QUE QUIERAS CARAY!!!...Que hizo Putin aqui  para todas esas coorporaciones globales a partir del 2000...QUIERES VENDER TOYOTAS  ..OK!!, QUIERES VENDER EN TERRITORIO RUSO CHEVROLETS   por favor!! construid una fabrica de ensablaje aqui..Hoy en la actual rusia se produce bellisimos y muy buenos carros de todos tipos...MADE IN RUSSIA en fabricas  instaladas en territorios rusos, televisores , computadoras , telefonos etc....Esas ideas  el  gobierno de Putin ..Lo aprendio del Rey de Spain  en 1975... Quizas Ud Osmany y ud GISELLE ..NO conocieron las  carritos espannoles ..SEAT que corrian por toda cuba...El Rey de  nuestra abuelita cultura...ACABO CON TODO AQUEL RETRAZO tecnologico de la pobre Spain...a partir del 1975....Dio una leccion historica-economica..Hoy en Spain se producen las mejores marcas de carros de todo el mundo y los galleguitos no tuvieron que ir a trabajar mas a japan o a germany..Que cara tienen nuestros compradores del minrex y mincomercio exterior?.....YO HE VIVIDO TODO ESO AQUI POR EUROPA-RUSA-EX-SOVIETICA...veo a mi chambas  hundirse mas y mas en  el fango!!!! ..tiendas vitrinas hasta en mi TAMARINDO...SOSSSSSSS.!!  auxilio!!!.Que seguimos el debate o no?... OSMANY....Si quieres ud mas detalles aqui ..seguimos espero vuestra respuesta -replica!!!!...Yo le dare la contrareplica ok!!   El guajiro de Cunagua

Osmany Morejón García
 26/11/16 15:24

Hoy me desempeño como Jefe de Comercio Exterior, inversión Extranjera y Colaboración Económica en el Consejo de la Administración del Municipio de Bahía Honda, provincia Artemisa, por ende, considero interesante y oportuno este material expuesto en el sitio, es digno reconocer los esfuerzos desplegados por la dirección del país para resistir a esta brutal agresión económica impuesta por los Estados Unidos, con sus sanciones bloqueistas de no permitir la inversión extranjera directa en nuestro territorio, sabiendo que no solo beneficiaría a Cuba sino que también ellos obtendrían sus ganancias, la Inversión Extranjera en Cuba si fuese aceptada daría pasos a un incremento en el desarrollo económico de muchos países de la región y el mundo, abrirle las puertas a  Cuba a una justicia económica más creciente  y equitativa demostrará cuanto se soportó nuestro país para sobrevivir ante la mayor potencia.

Hoy formamos parte de la cartera de negocio para pequeñas inversiones en la provincia, continuamos gestionando fuente de financiamiento para el desarrollo económico y social del territorio y aportarle a la economía del país nuestra cuota de principios, prestigio y confiabilidad.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos