sábado, 24 de febrero de 2024

Zurich reparte Diamantes en jornadas atléticas de altos quilates

Zürich puso fin a la Liga de Diamantes de 2022. Maikel Massó culminó tercero y Lázaro Martínez fue último...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 09/09/2022
0 comentarios
Maikel Masso-Liga del Diamante-2022
El saltador Maikel Masso obtuvo el tercer lugar en la final de la Liga del Diamante, Wanda 2022. (Diamond League)

Se acabó la Liga de Diamantes 2022, el Letzigrund siempre ha sido una gran plaza para el atletismo mundial y este año no ha sido diferente. Hasta allí llegaron muchos de los mejores del mundo para pugnar por las gemas de esta temporada, entre ellos, los cubanos (que representan a la Federación Cubana de Atletismo) Maykel Massó y Lázaro Martínez, aunque no pudieron coquetear con el premio mayor.

Massó logró la tercera plaza en el salto de longitud en competencia dominada por el griego Miltiadis Tentoglou, que se acreditó el diamante con brinco de 8.42m.

Massó solo hizo dos saltos, 8.05 y 8.01m y renunció a todos sus restantes intentos y aunque se temía por la presencia de algún problema físico, su entrenador Daniel Osorio descartó esa posibilidad en declaraciones a Radio Habana Cuba:

"Comenzó a bajar la temperatura, se sintió los gemelos un poco cargados y le recomendé que no saltará más para evitar una lesión, pero Maykel está bien, fui yo quien decidió que no saltara más. Ya hemos terminado la temporada y preferimos evitar lesiones"

El santiaguero, es justo reconocer, ha estado entre los más destacado por Cuba en esta insípida temporada, con climax en aquel cuarto lugar en el mundial de Oregón que aplaudimos todos. Asimismo, ganó en Mónaco, el primer mitin en Liga de Diamantes de su carrera, con salto de 8.35 metros que es el segundo mejor de su vida.

A Lázaro Martínez no le fue bien en la final del triple salto. Con 16.75 metros fue sexto, siendo el único de los convocados que no superó los 17 metros. Su secuencia fue discreta: falta, 14.38, 16.75, x, 15.78 y se retiró sin hacer el último intento.

Creo preciso acotar que Lázaro, aunque viene de ganar en Bruselas, salió con molestias de esa competencia. Solo solo realizó allí dos saltos y no pudo seguir compitiendo. Este aspecto ha sido decisivo en su rendimiento de hoy, donde, evidentemente no estuvo en condiciones de contender al máximo de su capacidad.

Lázaro Martínez cierra así un 2022 en el que celebró el título mundial bajo techo y consiguió cinco de las diez mejores marcas de su carrera. Se fue sin marcas en la final mundial y quizás es lo que la mayoría recuerde, pero el curso ha sido revulsivo para un atleta como él, que había estado lejos del saltador que fue cuando era apenas un adolescente.

De Zurich salieron coronados los nuevos campeones de la principal ruta de reuniones de un día que se organiza en el planeta atlético. Shelly Ann Fraser Pryce (10.65 en los 100m), Armand Duplantis (6.07 en el salto con pértiga), Yulimar Rojas (15.28 en el triple), Jakob Ingebrigtsen (3:29.02 en 1500m), Femke Bol (53.03 en 400m con vallas), la sorprendente Toby Amusan (12.29 en 100m con vallas), Marileidy Paulino (48.99 en 400m) y Joe Kovac (23.23 en la impulsión de la bala) por citar algunos.

La Liga de Diamantes es un espectáculo; está diseñada para eso. Los atletas, sin embargo, son los artífices de este glamuroso circuito que ha repartido 7 millones de dólares en premios, como incentivo para la vitalidad de este deporte a nivel global.

Esta, sin embargo, es otra campaña que se escapa sin cubanos en representación de Cuba alcanzando el diamante.  Desde la FCA lo han levantado Yargeris Savigne (2010), Dayron Robles (2011), Yarelis Barrios (2010 y 2011), Juan Miguel Echevarría (2019) y Yaimé Pérez (2018 y 2019). Fuera de esta Pedro Pichardo, en 2021 ya como portugués, Orlando Ortega (2019) acreditado como español y Andy Díaz que este 2022 lo logra mientras apuesta por convertirse en representante de la Federación italiana de atletismo.

El 2022 se escurre, atléticamente hablando. En general, y esto no es un secreto, no ha sido un período pródigo para el atletismo cubano que archivará en este curso la primera vez de su historia en que no se consiguen medallas en un campeonato mundial de mayores. Asimismo, ha sido una de las contiendas más discretas contiendas a nivel internacional, con escasa participación en mítines de primer nivel. En Liga de Diamantes, además de Massó que tomó parte en tres paradas y Lázaro que asistió a cuatro mítines de este circuito, solo compitieron Leyanis Pérez que tuvo oportunidad al participar en dos, Liadagmis Povea estuvo en Rabat y Rose Mary Almanza en Roma. Entre asuntos de visado y problemas logísticos no se logró el diseño óptimo de la preparación para nuestros atletas.

La gestión federativa y administrativa en el atletismo es tan importante como lo deportivo. Insistimos en el tema porque cada día se hace más necesario hacer temporada fuera de casa, Coe ha impuesto sus reglas y hay que jugar con ellas. Las mínimas para Budapest, el plato fuerte del año que viene, son durísimas; ya hablaremos de ello.

ANDY DÍAZ GANA SU PRIMER DIAMANTE

La tradición de Cuba en el triple salto es una bendita locura. Esta tierra es una fábrica de talentos para esta disciplina y la genuina prueba es esta temporada, donde los nacidos aquí se han encargado de acaparar los flashes en cada sitio donde se disputó esta modalidad.


Andy Díaz gana el diamante en el triple salto. (Imago)

En Zurich, como no podía ser diferente, ganó un atleta de sangre cubana. Andy Díaz consiguió el primer diamante de su carrera y ratificó que es uno de los mejores – y más competitivos- triplistas en el contexto contemporáneo.

Logró su gema con marca personal de 17.70 metros, dejando atrás a sus otrora paisanos Pedro Pablo Pichardo (17.63) y Jordan Díaz (17.60).

Sus declaraciones: “Vine aquí realmente preparado para competir, y tuve la suerte de tener las condiciones adecuadas y estar en excelente forma para lograr mi mejor marca personal…

Disfruto compitiendo, especialmente frente a una multitud como esta, una multitud que me apoya y me motiva a convertirme en una mejor versión de mí mismo.

Esta temporada logré saltar lejos y mi objetivo es saltar aún más la próxima, especialmente después de haber podido demostrar lo que puedo hacer a este nivel. Vivo en Italia, así que también me gustaría competir por Italia en el futuro” – publicó la web oficial de Zurich.

Quizás ustedes no lo sepan, pero Andy Diaz tuvo que trabajar muy duro para llegar al Equipo Nacional de Cuba. Entrenaba (por fuera) con en el grupo de atletas que asumió Yoelbis Quesada con ayuda de Mabel Gay, que para ese entonces compartía roles entre su propio entrenamiento y el de supervisar a sus compañeros. Fueron sus primeros pasos como profesora, mientras intentaba regresar a las pistas luego de aquella fatídica lesión que la sacó de circulación durante un entreno previo a los Centroamericanos de Veracruz en 2014.

El triple masculino estaba repleto de figuras en ese momento. La lista era larga, con Pichardo, Ernesto Revé, Lázaro Martínez, Osviel Hernández entre los mejor posicionados, y Andy tras ellos, intentando pescar un sitio en un río extremadamente revuelto.

Yo lo vi muchas veces esforzado, trabajando junto a Dailenis Alcántara, Liadagmis Povea, Yargeris Savigne y una jovencísima Davileidys Velazco que acababa de ser promovida desde Camagüey. Tendría 17 o 18 años y ni siquiera estaba cerca de los 17 metros, pero tenía claro que quería llegar a la selección y ser un triple saltador de éxito. Yo lo seguí siempre, y aunque quizás él no recuerde, también le animé tantas veces para que no se rindiera. Mabel confiaba mucho en su talento y él tuvo -digamos- el aplomo de no dejarse vencer por la dificultad de sus sueños. Así aprovechó la oportunidad de compartir sitio con los seleccionados nacionales y aprendió a codearse con ellos. Hizo su primer equipo al mundial juvenil de Eugene en 2014, después estuvo en el NACAC de Costa Rica en 2015 y luego, en 2017, debutó a nivel mundial.


Andy Diaz en 2014 junto a Savigne y Alcántara en una sesión de entrenamientos en el Estadio Panamericano de La Habana. (Lilian Cid)

En 2021 Andy cambió el rumbo de sus velas y se afincó en Italia tras abandonar la selección nacional. Allí permanece, y entrena con el reconocido Fabrizio Donato. Desde entonces ha navegado con mucha precisión al punto de acreditarse 6 de las 10 mejores marcas de su vida, incluyendo 5 marcas personales. Al margen de celebrar el éxito del nacido en La Habana, que lo hago porque sé cuan duro ha luchado por sus sueños, la interrogante mayor es intentar entender qué pasaba con Andy y con otros tantos que luego de afincarse en otras tierras y casi como “por arte de magia” comienzan a brillar.

Hoy el podio ha sido totalmente cubano, y apenas nos alcanzan los dedos de las manos para contar las veces que ha sucedido en esta temporada, aunque ya -casi- ninguno de ellos cobije su éxito con la bandera de la estrella solitaria. Y las sensaciones desde aquí me resultan contraproducentes, porque, aunque vayamos por ahí aplaudiendo y vociferado que son nuestros, la realidad es que técnicamente ya no lo son. Se fueron; los perdimos. Por eso se hace tan necesario y urgente hurgar con vehemencia hasta el fondo de este fenómeno, comprenderlo, y tomar acción. Rectificar lo que sea y cambiar lo que deba ser cambiado.  Es que nos va la vida y la vitalidad del deporte en ello, y a veces parece que no nos damos cuenta; que no lo queremos ver.

GANADORES LIGA DE DIAMANTES 2022

100m: Shelly Ann Fraser-Pryce / Trayvon BROMELL

200m: Shericka Jackson / Noah Lyles

400m: Marileidy PAULINO/ Kirani JAMES

800m: Mary MORAA /Emmanuel Kipkurui KORIR

1500m: Faith KIPYEGON  / Jakob INGEBRIGTSEN

5000m: Beatrice CHEBET/ Nicholas KIPKORIR

100-110mV: Tobi Amusan / Grant Holloway

400mV: Femke Bol / Alison Dos SANTOS

3000m con obstáculos: Werkuha GETACHEW / Soufian ELBAKKALI

Triple: Yulimar Rojas / Andy Díaz
Altura: Yaroslava MAHUCHIKH /Gianmarco Tamberi

Longitud: Ivana Vuleta / Miltiadis Tentoglou

Pértiga: Nina KENNEDY/ Armand Duplantis

Bala: Chase Ealey / Joe Kovacs

Jabalina: Kara WINGER / Neeraj CHOPRA

Disco: Valarie Allman / Kristjan CEH


Compartir

Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos