jueves, 1 de diciembre de 2022

Zayas y el impensado título del salto de altura

Cuba sacó un título y una presea de bronce de las competencias de atletismo de los Juegos Panamericanos de Lima 2019...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 10/08/2019
0 comentarios
Luis Enrique Zayas-salto-altura-panamericano2019
Luis Enrique Zayas superó en tres centímetros su anterior marca personal, al saltar sobre los 2.30 metros. (Foto: Eugenio Savio).

Luis Enrique Zayas en el salto de altura y Liadagmis Povea en el triple salto escalaron al podio de premiaciones por Cuba en una jornada donde la jabalinista Melissa Hernández mejoró su marca personal y Roger Valentín Iribarne se clasificó a la final de los 110m con vallas..

ZAYAS, OTRO ELÉCTRICO

Luis Enrique Zayas Fernández protagonizó la nueva sorpresa dorada de la delegación cubana al ganar el título en el salto de altura con brinco de 2.30 metros; el mejor de su carrera deportiva.

 Zayas no estaba en los planes de nadie. Llegaba a Lima con una cota personal de 2.27 metros, conseguida en 2016 en Bydoszcz donde fue campeón mundial sub 20 pero desde entonces no se había acercado a esa cifra.

En Lima, se conjugó una tarde-noche perfecta del chico con la experticia de Javier Sotomayor quien le guio en un juego táctico que fue decisivo para dejar en plata al canadiense Michael Robert Mason con 2.28m. El bronce se lo adjudicó el mexicano Roberto Vilches (2.26).

El Soto, dicho sea de paso, festejó el título como un niño pequeño. El más grande en la historia de esta prueba, pudo, al fin, volver a disfrutar de un éxito que es también su obra porque ha dedicado su vida a la búsqueda de talentos y alternativas para revitalizar, de todas las formas posibles, esta especialidad en la isla.

Luis se convierte en el cuarto cubano en ganar el salto de altura en Juegos Panamericanos, tras Centelles (Caracas 1983), Sotomayor (Indianápolis 1987, La Habana 1991 y Mar del Plata 1995) y Víctor Moya (Rio de Janeiro 2007).

De Polonia a Lima, muchas cosas han pasado sobre la vida deportiva de este muchacho santiaguero, hijo de la otrora corredora de 400m con vallas Tania Fernández, cuarta en los Juegos Panamericanos de Indianápolis 87. Entre molestias y un cambio de entrenador, “Luisitin” puede haber dado este 9 de agosto el giro que necesitaba su carrera.

Bendecido en 2018 por Su Santidad, el Papa Francisco, ha encontrado en La Habana, a un Juan Francisco Centelles que, todo indica, ha descifrado las claves para el éxito.

Zayas fue uno de los últimos enlistados para esta cita y ha convertido la oportunidad en un título impensado. Una agradable sorpresa, de esas que nuestro deporte necesita. Victorias que valen doble, porque implica la superación personal que es siempre el atributo a ponderar, cuando de deporte se trate.

POVEA GANA BRONCE EN COMPETENCIA ESPECTACULAR DE YULIMAR ROJAS

Liadagmis Povea se colgó la presea de bronce en la prueba de salto triple femenino, merced a brinco de 14.60 metros que le permitió acceder al podio como escolta de la venezolana Yulimar Rojas (15.11, récord panamericano) y la jamaicana Shanieka Ricketts (14.77, marca personal).

 

La cubana eslabonó una secuencia de saltos sobre los 14 metros, con tope en un segundo intento donde consiguió el citado brinco de 14.60 metros que le permitió acceder al podio.

Yulimar, por su parte, tuvo una competencia espectacular coronada con ese salto de 15.11 metros que supone su marca personal y se convierte en el nuevo récord panamericano, dejando atrás los 14.92 metros con que la colombiana Caterine Ibargüen reinó en Guadalajara 2011.

Ibarguen tuvo que retirar su presencia por una lesión de la que fue operada este mismo viernes en Bogotá.

DE LOS RESTANTES CUBANOS EN ACCIÓN

Por Cuba también salieron a la pista de La Videna otros atletas donde lo más interesante, al margen del lugar ocupado, fue la actuación de la joven Melissa Hernández, octava en el lanzamiento de la Jabalina con 56.20 metros, la mejor marca de su vida. Kara Winger de Estados Unidos se proclamó campeona con 64.92 metros.

Yaniuvis López fue quinta con 17.99 metros en la impulsión de la bala. Prueba dominada por la jamaicana Danniel Thomas con 19.55m, que supera el longevo récord para estas lides que sostenía en 19.34m la cubana María Elena Sarría desde Caracas 1983.

Otro récord que dijo adiós esta fecha fue el de los 200 metros planos. Shelly Ann Fraser-Price recorrió la distancia en 22.43 segundos para borrar los 22.45 segundos de la estadounidense Evelyn Ashford que sobrevivían desde San Juan 1979.

El relevo corto fue séptimo en la final con 39.19 segundos, lo mejor de la temporada. El título fue  ganado por Brasil con 38.27, que aventajó a Trinidad y Tobago (38.46) y Estados Unidos (38.79).

Rose Mary Almanza entró septimal en la prueba de 1500m con tiempo de 4:14.81 minutos y Roger Iribarne, 13.79 segundos, avanzó por tiempo a la final de la prueba de 110m con vallas.

El atletismo suma preseas, cinco de oro, una de plata y una de bronce en lo que constituye una loable actuación.

Cabe acotar que en este conteo ya no figura la presea de bronce de Zuriam Hechevarría en los 400m con vallas pues se decidió restituir el oro a la canadiense Sage Watson descalificada por supuesta infracción 

de carril.

Este sábado 10 culminan las acciones para el atletismo cubano. En una fecha de diez finales, es Jordan Díaz el representante de mayores pretenciones por nuestra delegación. Habrá actividad en el lanzamiento del martillo para damas, los relevos de 4x400m, los 110m con vallas  y el salto con pértiga para hombres.


Lilian Cid Escalona

http://deporcuba.com/

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos