martes, 6 de diciembre de 2022

Yulimar es la reina de una noche mágica

Liadagmis Povea fue quinta en una competencia fantástica de triple salto. El atletismo vive una noche mágica, con récord mundiales y olímpicos, un oro compartido y un campeón europeo en los 100m...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 01/08/2021
0 comentarios
Yulimar Rojas
Yulimar es ahora campeona olímpica y recordista mundial. (Sitio Oficial de los JJOO de Tokio 2020)

El atletismo vivió una jornada de históricos acontecimientos, donde lo más relevante es, sin dudas, el récord del mundo impuesto por Yulimar Rojas en la prueba de triple salto femenino.

La venezolana se robó el show con un salto final de 15.67 metros que destroza el registro de 15.50 metros que tenía Inessa Kravets desde 1995.

El récord estaba en sus planes. Yulimar había confesado que era uno de sus objetivos, y lo había buscado incesantemente, pero se le había resistido. Quizás porque la vida se confabuló a su favor, para que lo hiciera en la competencia más importante, ante los ojos de todo el mundo.

Yulimar Rojas ha saltado 15.67 metros para coronarse en el triple salto de los Juegos Olímpicos. Una competencia donde primero destrozó el récord Olímpico y después el récord mundial. Tres brincos válidos por encima de los 15 metros, imagen y semejanza de su 2021 donde ha contado salidas a la pista con victorias de calibre

Sus escoltas esta noche han hecho lo mejor de sus vidas, aunque de antemano fueran conscientes de que lo que hicieran iba a ser insuficiente. Aun así, la portuguesa Patricia Mamona (15.01/ RN) y la española Ana Peleteiro (14.87/RN) se llevan muchos aplausos. Como también merece reverencias Don Iván Pedroso, entrenador de Rojas y también de Peleteiro.

“He perdido las palabras. No puedo describir este sentimiento y este momento. Ganador de la medalla de oro, con un récord olímpico y un récord mundial ... Vaya. Es una noche fantástica”.- dijo Rojas, cuyas fases en su salto récord fueron 5,86 m, 3,82 my 5,99 m.

Yulimar es ahora campeona olímpica y recordista mundial. Había dicho que buscaba la excelencia y la ha conquistado. Los 16 metros están ahí, y a estas alturas ¿por qué dudar de que podría alcanzarlos?

Cuando se hable de atletas fuera de serie en el atletismo, habrá necesariamente que incluir a esta venezolana que a sus 25 años lo ha ganado todo, y se empeña en desafiar los límites.

La cubana Liadagmis Povea alcanzó los 14.70m y finalizó quinta. Una actuación que está acorde al entorno de sus marcas. Cierto es que tenía otros dos resultados superiores este año: 14.93 y 14.88, ambos hechos en La Habana allá por el mes de mayo. Fuera de esto, su última presentación internacional, el 29 de junio en Castellón, también la solventó con idénticos 14.70m como los que ha firmado en esta jornada.

La fecha reservo otras tantas emociones, como las que vivió Italia al sacar dos preseas de oro del Estadio Olímpico de Tokio.

El velocista Lamont Jacobs se convirtió en campeón olímpico al dominar el hectómetro con 9.80 segundos que suponen un nuevo récord para Europa.

Jacob es el primer campeón olímpico europeo en esta prueba desde el británico Lindorf Christie en 1992.

El estadounidense Fred Kerley ( 9.84s) y el siempre competitivo canadiense André de Grasse (9.89s) completaron el cuadro de honor.

La otra presea de los “bambinos” fue al pecho de Gianmarco Tamberi, protagonista junto a Mutaz Essa Barshim de un hecho inédito en la historia de estas lides. Y es que de mutuo acuerdo, ambos compartirán el oro en la prueba de salto de altura al realizar idénticos concursos hasta los 2.37 metros que respaldan sus resultados. El bronce se lo colgará el bieloruso Maxim Nedasekau, también con 2.37 metros.

Otros de los resultados destacados lo protagonizaron la vallista puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn autora de una carrera semifinal de 12.26 segundos que dejan atrás el récord olímpico de 12.35 segundos que poseía Sally Pearson desde Londres 2012.

Gong Lijiao puso el oro olímpico en sus vitrinas al dominar el lanzamiento de la bala con 20.58m. Raven Saunders, de Estados Unidos, ganó la plata con 19.79m mientras que el bronce fue para la histórica Valerie Adams con 19.62m. Una presea que dedicó a sus pequeños hijos y con la que se convierte en la primera mujer en ganar cuatro medallas olímpicas en un evento individual de campo. Sumó este bronce a sus dos títulos de Beijing 2008 y Londres 2012, y la plata de Río 2016.

¿Qué sigue?

Se avecina una jornada de actividad importante para la comitiva cubana que tendrá presencia en dos de las finales en disputa: Salto de longitud y lanzamiento del disco.

En la primera estaremos representados por Juan Miguel Echevarría y Maikel Massó quienes buscará que Cuba regrese al podio olímpico de un evento del que ha estado ausente desde Beijing 2008.

Echevarría, ejerce liderazgo desde sus potencialidades, mostrando en la ronda de clasificación 8.50 metros, su mejor salto de la temporada y el segundo registro más destacado del universo en el actual año.

En el disco Yaimé Pérez buscará completar sus vitrinas con una presea olímpica. Una misión que se muestra difícil, aunque no imposible. Ante el empuje de rivales como Sandra Pérkovic que va por su tercer título o Valarie Allman, por citar algunas, todo parece indicar que tendrá que emular la mejor versión de si misma.

Este lunes, también se efectuará la jornada clasificatoria del salto con pértiga donde estará Yarisley Silva buscando avanzar a una segunda instancia para la que se están solicitando 4.70 metros.

La participación cubana se completa con Zurian Hechavarría durante las semifinales de los 400 metros con vallas. Según la web de los Juegos, correrá en la segunda serie donde aparece la recordista del mundo Sydney McLaughlin.


Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos