jueves, 23 de mayo de 2024

Yania y Reynier, las estrellas del domingo

Cuba amaneció este lunes 20 de julio en el quinto puesto del medallero por países, por detrás de Estados Unidos, Canadá, Brasil y Colombia...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 20/07/2015
0 comentarios

Cinco medallas consiguió Cuba este domingo en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, dos de oro y tres de bronce. Aunque quizás recordaremos este 19 de julio como el día en que estuvimos al borde de quedar sin medallas en el béisbol.

Ya pequeñita Yania Aguirre sacó dos patadas a la cabeza de Itzel Manjarrez (MEX) para quedarse con la medalla de oro en la división de -49 Kg del taekwondo, medalla que no estaba en los planes de muchos antes de comenzar esta cita canadiense.

Aguirre había dominado sin problemas a sus primeras rivales, pero en la gran final Manjarrez tomó ventaja significativa de 9-3 a pocos segundos del fin. Entonces Yania lo apostó todo a una técnica con giro y marcó cuatro al conectar la cabeza de la mexicana, y luego en el último segundo volvió a repetir con su pierna izquierda a la cabecera de la azteca para sacar del congelador la pelea.

La otra dorada la trajo el tirador Reynier Estopiñán en la prueba del rifle de tres posiciones, donde el cubano impuso récord panamericano para una final (450.4 unidades). Además, con esta victoria, Estopiñán frenó la hegemonía de los estadounidenses en esta prueba, la cual habían dominado consecutivamente desde los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999.

Por su parte, el tiro también uso un metal de bronce, esta vez por intermedio de Juan M. Rodríguez en el skeet. Rodríguez, multimedallista panamericano y bronce olímpico de esta modalidad en Atenas 2004, subió por cuarta ocasión al podio de los juegos continentales, y amplió su cosecha personal en estas lides (oro en 1999, plata en 1995 y bronce en 2011).

En tanto, Marlies Mejías no pudo ascender a lo más alto del ómnium en el ciclismo, y tras una extenuante carrera por puntos la chica de Güira de Melena terminó en la tercera plaza. Mejías, una de las mejores de esta especialidad en el mundo, se vio agotada en el final, tras haber comandado las pruebas de velocidad disputadas en el día.

Quizás la medalla menos deseada del día, y por amplio margen la más sufrida, fue la del béisbol. Terceros por segunda ocasión consecutiva los peloteros cubanos estuvieron al borde de quedar sin preses por primera vez en Juegos Panamericanos.

Puerto Rico llegó a la parte baja de la novena entrada con ventaja de 6x3, Cuba parecía no hallar el rumbo del partido… entonces, de la nada, dos vuelacercas consecutivos del noveno y primer bate dejaron atónitos a los boricuas: Cuba daba vuelta al marcador y se quedaba con el bronce 7x6. Un final hollywoodense.

Los dirigidos por Roger Machado, en tres minutos, mutaron de parias deportivos a héroes de bronce. Toda una transformación conseguida por los estacazos salvadores de Yorbis Borroto (con dos en base para empatar) y José Adonis García (para definir). La cara de los boricuas lo decía todo: si no le hubiesen ido a buscar aún su primera base estaría agachado al borde del césped interior, tratando de comprender.

En fin, Cuba tercero en el béisbol. Medalla al fin y al cabo no es total desastre, ojalá los reflejos de las hermosas medallas torontinas no obnubile el análisis que requiere la pelota en Cuba, uno que debería tener en cuenta los dos últimos bronces en Juegos Panamericanos.

Otras actuaciones destacadas del día fueron la de la basquetbolistas cubanas, quienes dieron un excelente partido de baloncesto frente al conjunto de los Estados Unidos de América. En las semifinales las dirigidas por Alberto Zabala estuvieron a siete segundos de avanzar a la discusión del título, pero sus rivales remataron en los últimos compases y las enviaron a luchar el bronce con Brasil. El marcador de 65-64 habla de la batalla que se extendió por 40 minutos.

También en semifinales cayeron los hombres del voly de playa ante los favoritos brasileños. Pero la dupla femenina de Cuba conformada por Lianma Flores y Leila Martínez avanzó a la gran final al disponer de las canadienses 2-1.

Mientras, sin medalla pero con boleto olímpico asegurado, el pentatlonista cubano José Ricardo Figueroa e despidió de los Juegos con el cuarto puesto del continente. Figueroa tuvo un cierre de lujo en la prueba combinada donde consiguió la mejor puntuación de la prueba (594), mas ello resultó insuficiente para hacerlo subir al podio.

Afortundamente para Cuba, esta semana ya comienza a andar el boxeo, y el atletismo, dos disciplinas en las que la delegación ha centrado sus aspiraciones de ascender en el medallero. Cada vez es más evidente que el segundo puesto es inalcanzable, pero todos aspiramos a que el quinto escaño que hoy ocupa Cuba sea, únicamente, momentáneo.


Compartir

Julio Batista Rodríguez


Deja tu comentario

Condición de protección de datos