domingo, 19 de mayo de 2024

¿Y la pelota pa’ cuándo?

De cómo anda el béisbol en el mundo y una invitación especial, hablamos en esta nota...

Norland Rosendo González en Exclusivo 25/04/2020
0 comentarios
Restauración al Estadio Latinoamericano
En Cuba se hace muy duro adaptarse a estos días sin béisbol. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)

Como un juego en extrainning, no se vislumbra el final del recogimiento obligado por la COVID-19, y en el béisbol, deporte que normalmente vive por estos meses los inicios esplendorosos de sus principales ligas, algunos hablan de una temporada chica y otros, más escépticos, de un año sabático.

En Cuba, después de una larga consulta y análisis de opciones, los decisores se habían propuesto hacer un calendario más gordo en ambos segmentos de la Serie Nacional, cuyo arranque debió coincidir, más o menos, con los circuitos profesionales. Pero el proyecto parece que tendrá que esperar un año más para sustituir la fórmula aplicada hasta la campaña 59, ganada por unos hambrientos Cocodrilos que no mordían una presa dorada desde el milenio pasado.

Aunque la orden es la misma que para el resto de la población: quieto en base, ya comienzan las especulaciones sobre cuál podría ser la suerte de la enigmática serie 60, con todo y que los años cerrados en Cuba tienen un significado especial. Con todos los equipos desmovilizados, cuando se dé la orden de volver al campo habrá que diseñar una pretemporada ajustada a las circunstancias y jugar un campeonato ajustado, también, a las circunstancias.

Mi sugerencia sería aplicar el mismo formato de los años más recientes y dejar los cambios profundos, incluidos otros que podrían asumirse también, para el torneo 61, cuando, Dios quiera, ya el virus que produce la COVID-19 sea controlado por el hombre.

No creo que antes de agosto, con buen tiempo, se pueda jugar béisbol en Cuba. Las autoridades cubanas, juiciosas, cuando de salud se trata, no se van a ver presionadas por intereses económicos como los que ahora mismo buscan denodadamente que les autoricen fijar fechas para empezar las temporadas profesionales.

Solo la Liga de Taipéi de China tuvo su Opening Day, aunque con férreas restricciones. Poquísimo público y robots asumiendo el papel agitador de la fanaticada. En Corea del Sur jugaron la pretemporada sin quitarse la mascarilla y prevén empezar el calendario oficial dentro de poco. Japón pensó que por estos días ya habría actividad en la NPB, pero de eso nada. Los dueños de equipos volvieron a reunirse por gusto, no pudieron llegar a un acuerdo.

Un reporte del siempre actualizado beisboljapones.com, indica que los representantes de los 12 equipos de la NPB se reunieron por sexta vez este jueves de manera virtual con el comisionado Atsushi Saito para discutir distintos escenarios para la temporada 2020, pero el encuentro no generó resultados.

La fecha de inicio de la campaña sigue en el aire debido al estado de emergencia indefinido en el que está Japón por culpa del coronavirus y mientras no se sepa cuándo podrá comenzar la acción, tampoco se sabrá cuántos partidos podrán disputarse.

Así mismo, se discutió la posibilidad de arrancar la temporada sin fanáticos en las gradas o de jugar exclusivamente en regiones de bajo riesgo, como Okinawa o Miyazaki, pero no se pudo llegar a un acuerdo en ninguna de esas propuestas.

Será un calendario recortado. Ya le aplicaron tijeras a 18 juegos de la ronda interligas. En las Grandes Ligas japonesas hay dos circuitos: el Central y el del Pacífico, donde aparece ubicado el club de los Halcones de SoftBank, campeones de los tres últimos campeonatos.

En mayo, dijo el Comisionado, volverán a reunirse y quizá puedan definir una fecha inaugural, pero lo más probable, adelantó, es que a principios se juegue a puertas cerradas.

En Estados Unidos el panorama no es menos desalentador. Ya es casi seguro que no se efectuarán los 162 partidos de la larga etapa preliminar y también se manejan otras medidas. Se dice que no habrá juego de Estrellas a mediados de temporada.

Mayor se anuncia el impacto en ligas menores. Sí arriba se siente, cómo será abajo, donde se forman los talentos, se preguntan algunos expertos, preocupados porque parece un momento ideal para que el Comisionado de MLB, Rob Manfred, aplique su plan de disminuir la cantidad de elencos en las granjas.

De la liga mexicana, donde este año la Federación Cubana logró unos cuantos acuerdos, solo se sabe que hay tres variantes de calendario, pero todo dependerá de cuándo pueda empezar y la situación del nuevo coronavirus en esa nación no augura que sea pronto, al ubicarse entre los cinco con más contagios en la región.

Sin embargo, la noticia más insólita llega desde Italia, donde la pandemia ha causado estragos cuyas heridas tardarán mucho en sanar. La Federación Italiana de Béisbol y Softbol (FIBS) anunció que el 14 de junio comenzarán sus torneos, sin precisar aún si habrá público o no en las gradas. En caso de que el brote del nuevo coronavirus lo exija, el comunicado subraya que se podrían postergar el inicio de los torneos para julio.

Pero, amigo lector, no se desanime. Es verdad que es duro adaptarse a estos días sin béisbol. Lo invito a hablar de hechos históricos, desempolvar algunas estadísticas y confeccionar ranking por posiciones, y equipos ideales. En una próxima entrega vamos a hablar de receptores, la eterna polémica de cuál es el mejor entre Juan Castro o Ariel Pestano.

Súmese, envíenos su propuesta, que hablaremos de esa posición. Y voy a invitar a estos debates a algunos colegas que tienen un montón de datos y recuerdos. Les prometo que va a disfrutar la próxima nota.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos