sábado, 15 de junio de 2024

XV Copa: Estados Unidos 1994

La historia de las Copas recala hoy en la edición de Estados Unidos’94...

Michel Contreras González en Exclusivo 29/05/2014
1 comentarios
USA 1994 mundial
Poster del Mundial Estados Unidos 1994.

El 17 de julio de 1994, en el magnífico Rose Bowl de Pasadena, las selecciones de Brasil e Italia disputaban la gloria en la Copa del Mundo de Estados Unidos. Ambas habían triunfado en tres torneos anteriores, y se liaron en un duelo que sólo conoció definición en la temible lotería de los penales. Resultado: Brasil tetracampeón.

Fue la primera vez que el gol no apareció en una final, y también la primera en que el trofeo se definió desde los doce pasos. Las grandes estrellas de cada conjunto, Romario y Roberto Baggio, habían llegado lesionadas a esa instancia, y “el invitado” no compareció a la fiesta. A la postre, el Divino de Italia mandó su cobro al cielo de Los Ángeles, y la verdeamarelha volvió al trono.

El soccer —como llaman al fútbol en Estados Unidos- no gozaba de igual veneración que en otros lares. Poco importó: la FIFA, astuta, decidió concederle la sede al gigante del Norte, empeñada en multiplicar su rango de influencia. El escepticismo no tardó en florecer urbi et orbi, pero la realidad contradijo los presagios que apuntaban al desastre, pues la Copa se vivió como una fiesta y registró una cifra record superior a los tres millones y medio de asistentes.

Tras la pésima experiencia del Mondiale, la máxima entidad del fútbol determinó estimular la ofensiva otorgando un trío de puntos por victoria (en lugar de los tradicionales dos), y ordenó a sus colegiados una mayor severidad a fin de intimidar a los zagueros destructivos.

Las semillas germinaron a favor del espectáculo: de entrada, se pasó del raquítico promedio de 2,21 goles por juego de 1990, a un aceptable -que no idóneo- 2,71.

Por supuesto, en la justa no faltaron lunares. Además del patético choque decisivo, el calor se erigió en protagonista insoportable —los termómetros rebasaron con frecuencia los 35 grados-, y el dopaje asomó su feo rostro a través de la bandera de Argentina.

Eso, porque el gran Diego Armando Maradona debió ser expulsado de la lid al detectarse trazas de efedrina en su organismo. El Pelusa había hecho un golazo frente a Grecia, y después del cotejo ante Nigeria se le llevó al laboratorio. Maradona negó con vehemencia el dictamen, pero las evidencias eran contundentes.

Así, la albiceleste se quedó sin líder y naufragó enseguida. Ni Fernando Redondo, ni Claudio Caniggia, ni Gabriel Batistuta, consiguieron llevar el timón por buen camino, y Argentina perdió su último match de la fase de grupos (0-2 ante Bulgaria) y volvió a sucumbir días más tarde en los octavos, cuando Rumania la despachó 2-3 apoyada en la genial inspiración de Gheorghe Hagi.

Si una cosa abundó en la Copa del ’94, eso fueron los hitos. Para muestra, unos cuantos botones: marroquíes y sauditas disputaron el primer duelo árabe en Mundiales; el ruso Oleg Salenko anotó cinco veces ante Camerún, cuyo ariete Roger Milla quebró su propia marca y rubricó una diana con 42 años y 69 días cumplidos; los árbitros fueron autorizados a vestir camisetas que no fueran negras; se produjo el estreno de las canchas techadas al jugarse en el Pontiac Silverdome de Detroit; los atletas llevaron sus nombres en las camisetas; y se estrenó una pelota —la Questra- con una capa de espuma blanca de polietileno.

En lo competitivo, hubo de todo. Y la nota sorpresiva la tocó Bulgaria, que no había ganado ninguno de dieciséis choques mundialistas previos, y ahora avanzó hasta las semifinales tras eliminar a Alemania de la mano del irascible y talentoso Hristo Stoitchkov.

De la ronda inicial, no se olvidan el slalom descrito por Saed Owairan en el duelo de Arabia Saudita versus Bélgica —sin dudas, el mejor gol del torneo-; el aviso del “peligro africano” encarnado esta vez por Nigeria; y el encomiable desempeño de los suecos liderados por el larguirucho Kennet Andersson, quienes acabarían anclando en el tercer escaño del evento.

Sin embargo, lo más memorable fue el cataclismo colombiano. La tropa de Francisco Maturana arribó a Estados Unidos con la fama de haberle colado cinco goles a Argentina en Buenos Aires durante las eliminatorias sudamericanas, y agrupaba a una generación de excelentes futbolistas como Carlos Valderrama, Freddy Rincón, Adolfo Valencia, Faustino Asprilla y Leonel Álvarez.

Los cafeteros bajarían muy pronto de la nube. Rumania les aplastó el orgullo en el debut, los locales también los vencieron, y la victoria sobre Suiza no bastó para seguir en el torneo. (Para colmo de colmos, su defensor Andrés Escobar fue asesinado al regresar a su país, como represalia por el autogol que marcara en el encuentro con los estadounidenses).

Si Colombia no supo alzar la frente, Italia sí. Especialista en sacar resultados agónicos, la Azzurra estuvo a punto de hacer las maletas en la etapa de grupos, pero las estadísticas la favorecieron en el desempate ante Noruega y se agenció el tercer boleto de la llave.

Ahí no pararon sus angustias. En los octavos, Nigeria la aventajaba hasta el minuto ’88, y entonces Baggio equilibró el score para al rato sellar el éxito en la prórroga. Y una vez en los cuartos, la salvaron la suerte y un silbante...

La historia es ésta: con el juego empatado a un gol por bando y en las postrimerías, el español Julio Salinas encaró en solitario a Gianluca Pagliuca, mas su maniobra fue admirablemente torpe y fracasó. Casi de inmediato, Baggio puso delante a Italia, y la Furia cayó como huracán sobre el arco adversario, que se puso a temblar de tanto acoso...

Fortaleza sitiada, fortaleza tomada. En el tiempo añadido, Luis Enrique se aprestaba a rematar un centro venenoso cuando cayó sangrante al césped. Un codazo brutal del zaguero Mauro Tassoti le había destrozado la nariz, pero el árbitro húngaro Sandor Puhl no sancionó la acción. De haberlo hecho así, Tassoti habría visto la cartulina roja, y España habría cobrado un tiro de penal.

Con ese paso tambaleante anduvo Italia por el Mundial’94, aunque no es menos cierto que en semifinales mejoró su juego ante Bulgaria. Brasil, en cambio, había ejercido una apreciable hegemonía sobre la base de una escuadra sólida en ataque (Romario y Bebeto) y con una defensa reforzada en el medio del campo, donde el técnico Carlos Alberto Parreira optó por incluir a dos volantes de contención (Dunga y Mauro Silva).

La novedad no fue bien vista por los enamorados del jogo bonito, pero rindió tales dividendos que el Scratch anotó en once oportunidades y apenas soportó tres dianas, dos de ellas en el apasionante desafío cuartofinalista contra Holanda.

Veinticuatro años después de proclamarse tricampeón, Brasil sumaba un nuevo título. Lo había hecho sin exhibir el mejor fútbol de su escuela, pero ello no menguó el orgullo de sus hinchas, que ahora podían gritar, con sobradísima razón, “O tetra e nosso”.

 

DATOS GENERALES

Número de equipos en la fase final: 24 (13 de Europa, 6 de América, 3 de África y 2 de Asia).

Total de espectadores: 3 587 538.

Espectadores por partido: 68 981.

Cantidad y media de goles: 141 (2,71 por partido).

Partidos jugados: 52.

Penales sancionados: 15.

Expulsiones: 15.

Goleadores: Hristo Stoitchkov (Bulgaria) y Oleg Salenko (Rusia), 6; Romario (Brasil), Roberto Baggio (Italia), Juergen Klinsmann (Alemania) y Kennet Andersson (Suecia), 5.

PARTIDO A PARTIDO

GRUPO A

18/06 Pontiac Silverdome (Detroit) EE.UU. 1-1 Suiza

18/06 Rose Bowl (Los Ángeles) Colombia 1-3 Rumania

22/06 Pontiac Silverdome (Detroit) Rumania 1-4 Suiza

22/06 Rose Bowl (Los Ángeles) EE.UU. 2-1 Colombia

26/06 Rose Bowl (Los Ángeles) EE.UU. 0-1 Rumania

26/06 Stanford (San Francisco) Suiza 0-2 Colombia

GRUPO B

19/06 Rose Bowl (Los Ángeles) Camerún 2-2 Suecia

20/06 Stanford (San Francisco) Brasil 2-0 Rusia

24/06 Stanford (San Francisco) Brasil 3-0 Camerún

24/06 Pontiac Silverdome (Detroit) Suecia 3-1 Rusia

28/06 Stanford (San Francisco) Rusia 6-1 Camerún

28/06 Pontiac Silverdome (Detroit) Brasil 1-1 Suecia

GRUPO C

17/06 Soldier Field (Chicago) Alemania 1-0 Bolivia

17/06 Cotton Bowl (Dallas) España 2-2 C. del Sur

21/06 Soldier Field (Chicago) Alemania 1-1 España

23/06 Foxboro (Boston) C. del Sur 0-0 Bolivia

27/06 Soldier Field (Chicago) Bolivia 1-3 España

27/06 Cotton Bowl (Dallas) Alemania 3-2 C. del Sur

GRUPO D

21/06 Foxboro (Boston) Argentina 4-0 Grecia

21/06 Cotton Bowl (Dallas) Nigeria 3-0 Bulgaria

25/06 Foxboro (Boston) Argentina 2-1 Nigeria

26/06 Soldier Field (Chicago) Bulgaria 4-0 Grecia

30/06 Foxboro (Boston) Grecia 0-2 Nigeria

30/06 Cotton Bowl (Dallas) Argentina 0-2 Bulgaria

GRUPO E

18/06 NJ Giants (Nueva York) Italia 0-1 Irl. Norte

19/06 RFK Memorial (Washington) Noruega 1-0 México

23/06 NJ Giants (Nueva York) Italia 1-0 Noruega

24/06 Citrus Bowl (Orlando) México 2-1 Irl. Norte

28/06 NJ Giants (Nueva York) Irl. Norte 0-0 Noruega

28/06 RFK Memorial (Washington) Italia 1-1 México

GRUPO F

19/06 Citrus Bowl (Orlando) Bélgica 1-0 Marruecos

20/06 RFK Memorial (Washington) Holanda 2-1 A. Saudita

25/06 Citrus Bowl (Orlando) Bélgica 1-0 Holanda

25/06 NJ Giants (Nueva York) A. Saudita 2-1 Marruecos

29/06 Citrus Bowl (Orlando) Marruecos 1-2 Holanda

29/06 RFK Memorial (Washington) Bélgica 0-1 A. Saudita

OCTAVOS DE FINAL

02/07 Soldier Field (Chicago) Alemania 3-2 Bélgica

02/07 RFK Memorial (Washington) España 3-0 Suiza

03/07 Cotton Bowl (Dallas) A. Saudita 1-3 Suecia

03/07 Rose Bowl (Los Ángeles) Rumania 3-2 Argentina

04/07 Citrus Bowl (Orlando) Holanda 2-0 Irl. Norte

04/07 Stanford (San Francisco) Brasil 1-0 EE.UU.

05/07 Foxboro (Boston) Nigeria 1-2 Italia

05/07 NJ Giants (Nueva York) México 1-1 Bulgaria

CUARTOS DE FINAL

09/07 Foxboro (Boston) Italia 2-1 España

09/07 Cotton Bowl (Dallas) Holanda 2-3 Brasil

10/07 NJ Giants (Nueva York) Bulgaria 2-1 Alemania

10/07 Stanford (San Francisco) Rumania 2-2 Suecia (4-5 en tanda de penales)

SEMIFINALES

13/07 NJ Giants (Nueva York) Bulgaria 1-2 Italia

13/07 Rose Bowl (Los Ángeles) Suecia 0-1 Brasil

TERCER PUESTO

16/07 Rose Bowl (Los Ángeles) Suecia 4-0 Bulgaria

FINAL

17/07 Rose Bowl (Los Ángeles) Brasil 0-0 Italia (3-2 en tanda de penales)

Árbitro: Sandor Puhl (Hungría).

Brasil: Claudio Taffarel, Jorginho (Cafú, ’21), Aldair, Marcio Santos, Branco, Mazinho, Mauro Silva, Dunga, Zinho (Viola, ’106), Bebeto, Romario. DT: Carlos Alberto Pariera.

Italia: Gianluca Pagliuca, Roberto Mussi (Luigi Apolloni, ’35), Franco Baresi, Paolo Maldini, Antonio Benarrivo, Nicola Berti, Dino Baggio (Alberigo Evani, ’95), Demetrio Albertini, Roberto Donadoni, Roberto Baggio, Danielle Massaro. DT: Arrigo Sacchi.

Goles: No se anotaron goles en el tiempo reglamentario ni en la prórroga.

Tanda de Penales

Franco Baresi 0 0 Marcio Santos

Demetrio Albertini 1 1 Romario

Alberigo Evani 1 1 Branco

Danielle Massaro 0 1 Dunga

Roberto Baggio 1

POSICIONES

Pos.  Equipo            Ptos  PJ   PG  PE   PP   GA   GR   Dif.  Rend.

1      Brasil               17    7    5    2    0    11    3      8    81,0%
2      Italia               14    7    4    2    1      8    5      3    66,7%
3      Suecia             12    7    3    3    1    15     8      7    57,1%
4      Bulgaria           10    7    3    1    3    10   11     -1    47,6%
5      Alemania         10    5    3    1    1      9    7       2    66,7%
6      Rumania          10    5    3    1    1    10    9       1    66,7%
7      Países Bajos       9    5    3    0    2     8    6       2    60,0%
8      España              8    5    2    2    1    10    6       4    53,3%
9      Nigeria              6    4    2    0    2      7    4       3    50,0%
10    Argentina           6    4    2    0    2      8    6       2    50,0%
11    Bélgica              6    4    2    0    2      4     4      0    50,0%
12    Arabia Saudita    6    4    2    0    2      5    6      -1    50,0%
13    México               5    4    1    2    1      4    4       0    41,7%
14    Estados Unidos   4    4    1    1    2      3    4      -1    33,3%
15    Suiza                 4    4    1    1    2      5    7      -2    33,3%
16    Irlanda               4    4    1    1    2     2    4      -2    33,3%
17    Noruega             4    3    1    1    1     1     1       0    44,4%
18    Rusia                 3     3   1    0    2     7     6       1    33,3%
19    Colombia           3     3    1    0    2     4     5     -1    33,3%
20    Corea del Sur      2    3    0    2    1     4     5     -1    22,2%
21    Bolivia                1    3    0    1    2     1     4     -3    11,1%
22    Camerún            1    3    0    1    2     3    11     -8    11,1%
23    Marruecos           0    3    0    0    3     2     5     -3    0,00%
24    Grecia               0    3    0    0    3    0    10    -10    0,00%


EQUIPO BRASIL

1    Taffarel                  Arquero        08-May-1966   

12   Zetti                    Arquero     10-Ene-1965

22   Gilmar Rinaldi           Arquero     13-Ene-1959

2    Jorginho                  Defensor    17-Ago-1964 

3    Ricardo Rocha             Defensor    11-Sep-1962  

4    Ronaldao                  Defensor    19-Jun-1965 

6    Branco                   Defensor   04-Apr-1964  

13   Aldair                   Defensor   30-Nov-1965  

14   Cafú                     Defensor   07-Jun-1970

15   Marcio Santos             Defensor    15-Sep-1969

5    Mauro Silva              Mediocampista  12-Ene-1968

8    Dunga                    Mediocampista  31-Oct-1963   

9    Zinho                    Mediocampista  17-Jun-1967   

10   Raí                       Mediocampista  15-May-1965   

16   Leonardo                  Mediocampista  05-Sep-1969   

17   Mazinho                  Mediocampista  08-Apr-1966   

7    Bebeto                   Delantero     16-Feb-1964

11   Romario                  Delantero     29-Ene-1966

18   Paulo Sergio             Delantero      02-Jun-1969

19   Muller                   Delantero     31-Ene-1966

20   Ronaldo                  Delantero     22-Sep-1976

21   Viola                    Delantero     01-Ene-1969

Entrenador: Carlos Alberto Parreira.

Fuentes: FIFA.com, ESPNdeportes, Furia Roja, Todos los Mundiales y archivo del autor.

 


Compartir

Michel Contreras González

Licenciado en Periodismo. Especialista en temas deportivos, con énfasis en béisbol, ajedrez, fútbol y atletismo

Se han publicado 1 comentarios


Yadira
 1/6/14 12:55

Mis recuerdos personales sobre ese mundial, son realmente escasos. Solo contaba con 9 años y solo comenzaba entonces a gustarme el deporte en general. Solo recuerdo haber visto en la pantalla blanca y negra del televisor que entonces era el rey de la sala de mi casa, a Bebeto (mi primer amor en el deporte) correr tras el balón.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos