sábado, 26 de noviembre de 2022

Villa Clara, otro que vuelve en busca del linaje perdido

Con Eduardo Paret como nuevo timonel, el equipo de la central provincia aspira a regresar a los planos estelares de la pelota cubana. Es otro de los candidatos de Cubahora para pasar a la segunda fase...

Norland Rosendo González en Exclusivo 12/08/2018
0 comentarios
Eduardo Paret

Entre las aficiones que espera una mejor cara de su equipo en la recién estrenada Serie Nacional de Béisbol está la de Villa Clara. Después de aquel épico Grand Slam de Ariel Pestano en 2013 ante Matanzas en el Sandino, un batazo que tenía tanto de oro como de morbo, las historias de las siguientes temporadas no han tenido un final feliz.

En la pasada temporada, los llamados Azucareros -aunque otros, que no son pocos, prefieren decirles Leopardos para honrar aquella legión de jugadores profesionales que contaba con estrellas de todos los tiempos como Alejandro Oms- se quedaron en el umbral de la segunda fase, al ceder en la serie de comodines ante el conjunto de Granma, el cual después revalidó la corona con la ayuda de tres anaranjados, el máscara Yulexis la Rosa y los lanzadores Alaín Sánchez y Yosver Zulueta.

Era un final para los Azucareros-Leopardos que la mayoría de los entendidos vaticinaba. Durante la fase preliminar los entonces dirigidos por Vladimir Hernández habían tenido un paso errante; Freddy Asiel Álvarez, su as de la rotación, solía tener aperturas de calidad y terminar cargando con la derrota o dejando de apuntarse éxitos que parecían casi cantados; muchos hombres quedaban en posiciones anotadoras a la espera de un batazo remolcador y tampoco se apreciaba un ambiente de equipo. Bastaba mirar para el banco.

Así, el Villa Clara quedó para alimentar a otros elencos. Además de los tres que se sumaron al trote dorado de los Alazanes, Freddy Asiel se vistió de azul industrialista sin mejorar su suerte, otros también tuvieron que mudarse y hubo quien quedó desconsolado cuando su nombre no fue pronunciado en la solicitud de refuerzos, pese a sus estadísticas; fue el caso de Yeniet Pérez.

Como se esperaba, hubo cambio de mando. A Vladimir lo remplazó un ídolo de la provincia y del país, el exparacortos Eduardo Paret. Volvieron las esperanzas. Paret aclara que no es mago, pero que quiere que el equipo juegue con la misma filosofía de cuando él era pelotero y capitán. Sobre ese y otros temas, dialogamos con el debutante mentor minutos antes del Congresillo Técnico.

"Tuvimos una preparación integral, dedicamos semanas al trabajo en las alturas del Escambray y en la playa, contamos con un buen colectivo técnico y hemos focalizado el entrenamiento en las deficiencias de los últimos años. No las hemos corregido completamente, pero las conocemos y lo más importante, las conversamos con cada uno de los muchachos y ellos las interiorizaron. Queremos un Villa Clara aguerrido, que busque siempre una base más, que logre conexiones remolcadoras cuando haya hombres en segunda y tercera".

Sobre la disciplina, apuntó que será fundamental para un buen resultado. "Hay motivación, armonía, sentido de grupo, y no vamos a transigir con nada que afecte ese estado. Cuando hablamos uno por uno con los atletas insistimos en ese aspecto, ellos sabían las cosas malas que estaban haciendo y se comprometieron a mejorar".

Se nota una nómina semejante a la de la temporada pasada, con una ofensiva que no descuella por los bateadores de largometraje y una baja producción de carreras, pero el Villa Clara luce un pitcheo sólido, y ese es el aspecto de juego que más pondera Paret, quien reconoce que están dedicando mucho tiempo y energía para mejorar la ofensiva y la defensa, otro elemento de muchos agujeros en contiendas anteriores.

La rotación cuenta con Freddy Asiel, Alaín y tres talentosos jóvenes: Yosver Zulueta, Pedro Manuel Castillo y Pablo Luis Guillén; para los relevos intermedios están previstos Yoandry Ruiz, Yanny Delgado y Marlon Romero, dos serán los taponeros: Javier Mirabal y Ronney Valdés, quienes tiran cómodamente por encima de las 90 millas por hora.

Sobre Robelio Carrillo, que regresa a la nómina del equipo, Paret explicó que pretende utilizarlo primero en salidas de uno o dos innings, pero que será una pieza importante dentro del staff por su experiencia y condición de zurdo.

Al referirse a las aspiraciones en el campeonato, asevera que en una etapa tan corta, de apenas 45 juegos, cada partido cuenta. "Nosotros vamos a salir cada día a ganar, sin guardarnos nada, porque el objetivo básico es clasificar a la segunda fase".

- ¿Y no aspiras a más?

- Obvio que sí, pero primero una cosa y después la otra. Soñamos en grande.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos