miércoles, 7 de diciembre de 2022

Vestigios de la ruta competitiva del atletismo cubano

Para lograr los objetivos propuestos se ha diseñado un riguroso plan de preparación...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 06/05/2019
0 comentarios
Yarisley Silva
Yarisley Silva, junto a Juan Miguel Echevarría y Jordan Díaz se han instalado en el Centro de Alto Rendimiento de Stuttgart, Alemania.

Por estos días la actividad atlética se incrementa. Con el inicio de la Liga de Diamantes de 2019 los principales atletas del planeta comienzan a insertarse en dinámicas competitivas que le ayudan a perfeccionar su estado de forma de cara a las competencias fundamentales de la temporada.

El atletismo, como el deporte cubano en general, tiene como meta los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y para ello se ha diseñado un plan de preparación que permita alcanzar —en la mejor forma— los objetivos propuestos. Así lo comunicó en el programa televisivo Pulso Deportivo la Comisionada Nacional Yipsi Moreno cuando anunció que se había “… planificado una ruta práctica y objetiva para conseguir los resultados ”.

Como se sabe, los atletas cubanos cumplen estancias preparatorias en diversas latitudes a fin de aprovechar estratégicamente las condiciones que ofrecen esos sitios, toda vez que en La Habana solamente se cuenta con la pista de calentamiento que, aunque nueva, tiene como principal hándicap el excesivo aire que suele atentar contra la objetividad de los resultados que allí pueden apreciarse.

Los lanzadores se sitúan en El Salvador junto a algunos velocistas, en tanto, otro segmento trabaja en territorio azteca. El grupo de avanzada de este deporte, donde se incluyen entre otros Yarisley Silva, Juan Miguel Echevarría y Jordan Díaz se ha instalado en el Centro de Alto Rendimiento de Stuttgart, Alemania.

Con la disciplina como principal premisa, se ha diseñado para todos una preparación que contempla entrenamiento en la altura para los especialistas de los 400 metros en adelante, entre ellos los hombres del relevo 4x400, con Yoandys Lescay y las también campeonas centrocaribeñas de la posta larga Roxana Gómez y Rose Mary Almanza.

PRINCIPALES ESCENARIOS COMPETITIVOS

Juan Miguel Echevarría es el estandarte del atletismo cubano contemporáneo. Sus brincos estratosféricos lo han puesto en el ombligo del universo, de ahí que los organizadores de los principales mítines y competencias en Europa pretendan su presencia.

De acuerdo con las declaraciones de su preparador, Daniel Osorio Díaz , el debut del joven se debe producir en Estocolmo, en la parada de la Liga de Diamantes que acogerá la urbe sueca el próximo 30 de mayo y también tiene previsto participar en Rabat (16 de junio), Lausana (5 de julio) y Londres (21 de julio). Otra competencia confirmada es la señalada para Austria, el 8 de junio, presumiblemente el Desafío Internacional Golden Roof, a disputarse en la ciudad de Innsbruck.

Yarisley Silva, en tanto, pretende debutar en el Mitin Internacional de Padova, el 31 de mayo y luego insertarse en la Liga de Diamantes tomando parte en la parada italiana del circuito (Roma, 6 de junio).

Habrá, por supuesto, otros tantos compromisos, pero las confirmaciones suelen realizarse en fecha más cercana a su realización. Igualmente, por el camino aparecen oportunidades y también obstáculos que llevan a competir más o menos en relación a lo previsto. La pretensión de ver a los cubanos en acción es alta y en el área geográfica emergen eventos que suponen opciones viables para favorecer la preparación la preselección panamericana compuesta por unos 40 efectivos, según se dio a conocer.

En casa queda por delante la realización del Memorial Barrientos, que tendrá lugar los días 7, 8 y 9 de junio con la presencia de nacionales y algunos extranjeros. El evento, a juzgar por las fechas ya seguras, transcurrirá —una vez más— marcado por la ausencia de algunos de los mejores exponentes del campo y pista cubano. Cosa lógica, aunque más de uno no llegue a entenderlo.

El torneo de atletismo panamericano se realizará entre el 6 y el 10 de agosto, aunque las primeras medallas de este deporte se repartirán mucho antes, pues para el día 27 de julio están planificadas las carreras de maratón. El deporte cubano tiene como meta los XVIII Juegos Panamericanos de Lima 2019, pero el atletismo ha de proyectarse más allá. Este 2019 es un año de Campeonato Mundial y por ello también hay que pensar en Doha. Todo atleta de alto rendimiento sueña con dar lo mejor de sí en el escenario más exigente; hay, de hecho, un pequeño grupo de los nuestros que necesariamente tiene que probarse a ese nivel.

¿POR QUÉ “`PASAR” DEL MUNDIAL DE RELEVOS?

El 11 y 12 de mayo se disputará en Yokohama, Japón, el Campeonato Mundial de Relevos. Es la cuarta ocasión en que se celebra esta competencia, nacida en 2014 y cuyas tres primeras ediciones (2014, 2015 y 2017) tuvieron lugar en Nassau, Bahamas.

Cuba, que había estado presente en todas, esta vez no participará. Es una decisión técnica en la que influye el estado de forma que muestra hoy la posta masculina del 4x400m, única con opciones de asistir de acuerdo al sistema de clasificación de la competencia.

Así lo explicó Daniel Osorio Díaz, jefe técnico de la Comisión Nacional de Atletismo, en contacto exclusivo con Deporcuba:

“El único equipo clasificado era el 4x400 masculino y nuestro principal hombre (Yoandys Lescay) se ha incorporado al entrenamiento hace poco, por lo que no está listo para competir al más alto nivel. Del grupo restante, el que mejor está corriendo lo hace en el orden de los 47 segundos por lo que el resultado allí no iba a ser bueno.

”El objetivo de asistir era pasar a la final, quedar entre los ocho primeros para poder clasificarnos de manera directa al mundial y con esas marcas no lo lograríamos”.

Lescay, dicho sea de paso, estuvo alejado de los entrenamientos durante casi tres meses, debido a un proceso viral que le afectó a finales del pasado año.

Entre lo más destacado del paso de Cuba por estas lides queda para el recuerdo el cuarto puesto de las chicas del 4x800 metros en Bahamas 2015, con tiempo de 8:15.84 minutos, que es nuestro récord nacional, y también los dos quintos lugares facturados por los hombres del 4x400 metros en 2014 (3:00.61) y en 2017 (3:03.84).

La urbe nipona acogerá a las estrellas del atletismo mundial y debutará en este tipo de eventos con la incorporación de pruebas novedosas pues, además de las tradicionales pruebas de 4×100 y 4×400, competirán con equipos mixtos de dos hombres y dos mujeres, en un relevo de 2x2x400, y uno con vallas.

“El Campeonato Mundial de Carreras de Relevos fue diseñado para que sea divertido para atletas y aficionados”, por lo que es el lugar perfecto para probar nuevos formatos, afirmó Sebastian Coe, presidente de la IAAF.


Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos