viernes, 9 de diciembre de 2022

Venezuela monarca

El equipo Cuba no jugó como se esperaba y perdió el oro pese a sus ocho triunfos precedentes...

Jesús Suárez Valmaña en Radio Angulo 26/08/2012
0 comentarios
Cuba Sub15
Cuba quedó para la plata luego de 8 victorias consecutivas.

Con defensa de cinco errores que costaron siete carreras, Cuba cayó este domingo en el Estadio Monumental de Chihuahua, 10-2, ante un equipo de Venezuela que también bateó 13 hits y con ello se coronó en el Primer Campeonato Mundial de Béisbol Sub 15.

Desde el comienzo las acciones les fueron adversas a los cubanos, comparado con su triunfo ante los mismos rivales dos días antes, cuando los antillanos desde el principio se fueron arriba para ganar 11-5.

Esta vez, si bien el catorceañero abridor Yohán Oviedo (1 y 1) permitió tres sencillos en su fugaz labor de dos tercios en el primer inning, dos costosos errores, un wild pitch y dos bases robadas fueron demasiadas para su concentración y permanencia en la lomita; propiciando el primero de los dos racimos venezolanos, éste de tres carreras en el mismo acto de apertura.

Cuba descontó en lo bajo de esa entrada por pelotazo, wild pitch e imparable al jardín derecho de Alejandro Rivero; pero los suramericanos volvieron a llevar su ventaja a tres, al añadir en la siguiente su cuarta anotación, ya ante el primer relevista Elián Rodríguez.

Para tratar de mantener esa diferencia, la dirección de los cubanos envió al box ya desde el mismo segundo episodio al zurdo Dannel Díaz, el líder en PCL del torneo. Pero luego de contener con dos ceros a sus adversarios, un hit, una base y un pelotazo lo sacaron del montículo en el quinto, con la pizarra 5-1 a favor de los visitantes.

Juan Carlos Hernández, relevista de muy buena labor previa, contuvo momentáneamente la situación, sin embargo en la sexta entrada otra vez se conjugaron nada menos que otras tres marfiladas con oportuna ofensiva de dos tubeyes venezolanos.

Allí Cuatro carreras morochas fueron lapidarias, a lo que añadieron el puntillazo de otra en el octavo ante Luis Ramos, el quinto del desfile de seis lanzadores cubanos.

Mientras tanto, el abridor venezolano Ricardo Sánchez (2 y 0), eslabonó desde el segundo episodio, cinco ceros al hilo, con otra aislada raya sucia en el sexto y luego su último escón al concluir el séptimo. La fórmula en su faena de siete capítulos fue saber dominar oportunamente a sus adversarios, espaciando seis hits -todos simples-, la misma cantidad de boletos y tres pelotazos, junto a seis ponches.

Asimismo, la defensa venezolana solo cometió una pifia, cuya intrascendente consecuencia fue la segunda y última carrera de los antillanos. Además, sobresalieron en tres oportunas doble jugadas, todas a costa de conexiones del receptor cubano Alexander Guerra en una noche verdaderamente aciaga.

Por los vencedores resaltaron el camarero y primer bate Ángel Manzanares, el cátcher José Herrera y el inicialista Luis Perdomo, todos con tres imparables y seis remolques en conjunto. Por los cubanos el tercera base matancero Alejandro Rivero fue la nota destacada, de 3/2 con una base y el empuje de las dos únicas carreras de los suyos.


Jesús Suárez Valmaña


Deja tu comentario

Condición de protección de datos