sábado, 25 de mayo de 2024

Val y los últimos valses

El jefe del colectivo técnico nacional de lucha, estilo clásico, comenta aristas del pasado campeonato mundial y se refiere a los rasgos de los venideros certámenes élites...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 09/11/2015
0 comentarios

Ninguna persona suscribe esta frase: “Lo que sucede en Las Vegas, se queda en Las Vegas”. Pero, al parecer no siempre ocurre así. Hace varias semanas en un lujoso hotel de esa urbe, distinguida por sus casinos y lugares destinados al juego, ocurrió el campeonato mundial de lucha grecorromana y libre. Y los sucesos acontecidos en aquella liza se transmitieron para todo el mundo por los medios de comunicación masiva.

Pedro Val, el principal estratega del colectivo técnico nacional del estilo greco, abandonó la afamada localidad con una sonrisa menos amplia que la mostrada en otras ocasiones, porque el desempeño de casi todos los integrantes el seleccionado resultó inferior al esperado en las jornadas de ejercitación en el Centro de Entrenamiento Cerro Pelado.

Solo Ismael Borrero (59 kg) accedió al título. Mijaín López (más de 100 kg) obtuvo medalla de plata, Yasmani López (98 kg), noveno lugar; y Miguel Martínez (66 kg) salió de competencia en la ronda inaugural.

Antes de iniciar el diálogo, el técnico ofreció detalles de la cita: “Como la competencia ofreció seis plazas en cada división para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil, fue altísima la asistencia de naciones y participantes. Acudieron todos los luchadores de los Estados considerados fuertes y débiles. A diferencia de otros torneos élites, se desarrollaron al mismo tiempo los combates de las dos especialidades. La fórmula competitiva resultó similar a la de otros encuentros”.

Luego Pedro enfatizó: “El mayor equilibrio entre los rivales se apreció en las divisiones de 59, 66 y 85 kilogramos. La mayoría de los vencedores surgían a punto de terminar los combates. En muy pocas ocasiones la victoria fue por pegada o superioridad técnica. Esa circunstancia impedía el avance de los llamados eléctricos.

”Algunos consideraron que a mi alumno Borrero le acomodaba esa denominación, por causa de su pobre desempeño en el combate por el título ante el estadounidense Mango, en los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá, en agosto pasado.

”Ellos estimaban como un golpe de buena suerte que batiera, claramente, al mismo estadounidense 4x2 puntos tras siete semanas de aquel acontecimiento. Y también les resultaba extraño que Borrero sobresaliera frente a la oposición de los representantes de Alemania (5x4), Bielorrusia (8x0), Corea del Sur (8x6), por superioridad (9x1) ante el kazajo en la semifinal; y con marcador de 8x0, en 38 segundos, frente al azerbaiyano en la discusión del título.

”Ninguno destacó que Borrero impuso un record en la despedida de la competencia. El muchacho hizo un buen trabajo. Demostró una recuperación psíquica notable luego del bache sufrido en Toronto, al sobrepasar a rivales de naciones bien posicionadas a escala mundial”.

¿CERCENADA UNA COSTUMBRE?

El mundo de la lucha está acostumbrado a que Mijaín López alcance la victoria en todos los escenarios. Un tanto se sorprendió cuando supo que el turco Riza Kalyaap superó a nuestro paisano en la pugna decisiva.

Val ofreció su parecer sobre el tema: “Sufrió la primera derrota en el actual ciclo y una de las poquísimas en su historia deportiva. El europeo posee nivel técnico. Este triunfo fue diferente al de 2011: 3x0 unidades, porque la pizarra indicó 1x0 puntos.

”A mi modo de ver, fue una la mala gestión del juez actuante, pues en el periodo de apertura no hubo una razón convincente para imponerle una amonestación a Mijaín por comportamiento pasivo. Como es lógico entre adversarios de ese rango, en el segundo período ninguno de los dos pudo marcar.

”El turco es una espina porque considera que puede vencerlo. Es cierto que lo pueden ayudar en los combates, pero también es cierto que se alimenta de sus capacidades técnicas y de la confianza que tiene en sí mismo para imponerse a mi alumno. Mientras piense de esa forma, Mijaín tiene que hacer puntos en cada debate. De lo contrario, le será muy difícil superarlo”.

Se aproxima la celebración de los XXXI Juegos Olímpicos. Y las federaciones deportivas establecen las fechas de las citas eliminatorias continentales. En la primera semana de marzo, sucederá la eliminatoria de América en Texas, Estados Unidos. Conferirá dos plazas en cada división. Todavía faltan por lograr la visa los competidores en 66, 75, 85 y 98 kilogramos. Vals advirtió: “Ofreceremos los nombres de los designados luego de concluir el campeonato nacional de primera categoría, lid programada para el 9 y 10 de enero”.

Con respecto a la máxima festividad deportiva aseveró: “Será muy dura pues solo concurrirán diecinueve participantes en cada división. Será casi un imposible que sobre el colchón aparezca algún inexperto. La diferencia de calidad entre los aspirantes al cetro será de uno-dos puntos. Y prácticamente constituirá una rareza presenciar un combate que termine por pegada o un desproporcionado marcador”.
 


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos