viernes, 12 de abril de 2024

Una coincidencia bien aprovechada

El luchador Ismael Borrero, campeón olímpico en Río 2016, se presentó ahora ante sus comprovincianos...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 26/01/2017
0 comentarios
Ismael Borrero-lucha greco
Ismael Borrero continúa en lo más alto de los podios.

Quiero dejar correr aprisa sobre el teclado unas ideas, escritas antes de que las luchadoras empiecen sus primeros combates del campeonato nacional (este jueves). Y es que muy bien se las merece un competidor de la modalidad grecorromana: Ismael Borrero, proclamado hace solo unas horas campeón a este nivel. En su caso se ha dado una interesante coincidencia bien aprovechada…

Vamos a explicarlo sin perder un segundo. El pasado domingo 14 de agosto, nueve días después de inaugurase los Juegos Olímpicos de Río 2016, Borrero aportó la primera medalla de oro de nuestra delegación. Y ahora, he aquí la coincidencia, tan solo poquito más de cinco meses después, el destino quiso que el campeonato nacional se desarrollara en su provincia de origen. Allá le dio la alegría a los de su tierra de verlo subir otra vez al punto más alto del podio. ¿Hace falta escribir que fue el gran imán de la competencia?

La ansiada corona olímpica, como se recuerda, la obtuvo en la división más pequeña de su estilo (la de los 59 kilogramos). Y esta vez, algo que no ocurrió solo en su caso, acostumbrados criterios de los entrenadores lo llevaron a competir en la división superior (la de los 66), para no tener que obligarlo a bajar de peso. Eso ocurrió, por citar un ejemplo, con el también santiaguero Miguel Martínez (nuestro olímpico en los 66), coronado ahora en los 71.

MUY SUPERIOR

Quiero ahora hacer un alto con Borrero para no demorar un par de precisiones sobre nuestros otros dos medallistas olímpicos de este estilo, quienes no salieron a los colchones. En el caso del súper completo Mijaín López, tres veces campeón en las fortísimas citas de los cinco aros, para protegerlo y quizás alargar su carrera. Y en el de Yasmany Lugo (importantísimo y medio sorprendente subcampeón), por una intervención quirúrgica en un tobillo.

Vuelvo ya con Ismael Borrero. Otro aspecto reseñable es la facilidad con la que venció. En cinco de sus ocho salidas al colchón logró superioridad técnica. Esa vía decidió en la pelea por el primer lugar, contra el habanero Sean Mora. Uno que sí lo obligó a pisar el acelerador fue el capitalino Joy Luis Marén, al final ganador de una de las dos medallas de bronce (la otra fue para el avileño Alejandro del Risco). Aquí se impone otro apunte: Joy es hijo del santiaguero ya retirado Juan Luis Marén, ganador de tres medallas en Juegos Olímpicos. Vamos… ¡una especie de fiesta santiaguera!

El buen desempeño y la alegría de los indómitos en el estilo grecorromano, se debe aclarar ya, casi les alcanza para conquistar el primer lugar por provincias en esta modalidad. Esa condición perteneció a La Habana (58 puntos), en tanto los anfitriones finalizaron tan solo dos rayitas por debajo (56). Ciego de Ávila quedó tercera (55). La cima hace un año perteneció a Camagüey.

Y en cuanto a Borrero, de solo 24 años de edad, es una buena señal, más allá del nivel de la competencia, o el de él mismo, pues el gran reto para él, y para cualquier campeón olímpico, es mantener la sed luego de haber conquistado esa corona.

REFLECTORES ENCENDIDOS

Luego de que durante dos días compitan las mujeres llegará la hora de los representantes del estilo libre.

Y los imaginarios reflectores se encontrarán dirigidos al menos hacia tres competidores…

Uno de ellos, ahora mismo en el bombo, es Alejandro Valdés (65), quien se mostró imponente hasta hace unos pocos días en la Liga Alemana. Allí acumuló 17 triunfos sin derrota (12 de ellos sellados incluso con superioridad técnica). Y así contribuyó a que el club Weingarten terminara con la etiqueta de campeón.

Otro es Reineris Salas (hasta Río 2016 en los 86 kilogramos), ganador de tres preseas en campeonatos mundiales: bronce en Moscú 2010, plata en Budapest 2013 y Tashkent 2014.

Y el tercero es Yowlys Bonne (quien suele competir en los 61), bronce en el mundial de Tashkent 2014. Quiere decir todo lo anterior que debemos volver con otros apuntes.


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos