miércoles, 22 de mayo de 2024

Un tercio de calendario dijo adiós en pelota

Hubo cuatro barridas el fin de semana, pero nadie se descuelga aún en la tabla de posiciones...

Norland Rosendo González en Exclusivo 28/02/2022
0 comentarios

Este fin de semana concluyó el primer tercio de la temporada cubana de béisbol y se augura que los siguientes tramos iguales van a ser probablemente más reñidos. Matanzas dominó los primeros 25 juegos, y hay más de un eléctrico entre los ocho que dominan la tabla de posiciones.

Entre sábado y domingo, hubo cuatro limpiezas y la misma cantidad de subseries terminaron con empate a un triunfo por bando. Los Leopardos de Villa Clara colgaron par de eslabones a su cadena de éxitos, suman siete y sus últimas víctimas fueron nada menos que Santiago de Cuba, uno de los conjuntos de mejor paso en la serie.

El sábado los dejaron al campo en diez entradas, luego de un noveno inning poco usual. Con dos out y las bases limpias, los orientales marcaron una carrera para romper el abrazo a tres anotaciones.

En la parte baja de ese mismo capítulo, los de Villa Clara, en la misma situación: senderos vacíos y dos tercios del inning entregados, consiguieron volver a emparejar la pizarra. Lo demás fue más fácil para los inspirados muchachos de Pedro Jova.

El domingo, con el pareo 2-2, el joven Eriel Carrillo caminó más cómodo, pues sus compañeros se desmarcaron rápido en el marcador, aupados por una afición que colmó el estadio para disfrutar del buen momento de unos Leopardos que en las dos campañas anteriores quedaron en el puesto 13.

Igual que en Santa Clara, la afición de los Cazadores de Artemisa salió complacida ambos días de su estadio 26 de Julio, donde los Toros de Camagüey salieron con par de derrotas, a pesar de que Alexander Ayala sacudió su octavo jonrón y es colíder con su vecino Rafael Viñales (LTU).

Los muchachos de Miguel Borroto siguen desbordados al ataque, pero su picheo es incapaz de aguantar las ventajas. Sucedió este fin de semana. Salieron siempre delante, por más de tres anotaciones y después los adversarios los rebasaron por un margen mayor.

Con esas victorias, los Cazadores de Lázaro Arturo Castro comparten los puestos seis y siete con Sancti Spíritus, un resultado que nadie vaticinó antes del play ball.

El Barbero de Guanajay, José Ángel García, firmó su sexto punto por juego salvado y llegó a 279. Los 300 no parecen una marca descabellada para él.

El domingo ambos equipos se fueron a las manos par de veces, una durante el juego y otra luego, por lo que es muy probable que haya sanciones después de analizados los hechos con la mente fría y oído el parecer de todas las partes.

En Pinar del Río sucedió parecido. El sábado voltearon la pizarra en las postrimerías ante Las Tunas (3-2) y con esa inspiración blanquearon después a unos Leñadores (7-0) que no encuentran cómo rebasar el ecuador del torneo.

Donde la mayoría de la gente sí salió muy disgustada fue del Latino de La Habana. Los Tigres avileños alargaron la sequía ganadora de los Leones en su casa con sendos triunfos (8-2 y 8-7). El domingo parecía que el conjunto de Guillermo Carmona iba a romper la mala racha, pero en el noveno los visitantes marcaron dos veces el home plate para enmudecer las tribunas de tercera base.

Van dos fines de semana sin ganar y entre semana solo pudieron arañarle un éxito a los matanceros, lo que suma un saldo nada agradable de 1-6 en las últimas salidas, que los ha enviado al último puesto de la clasificación con igual cantidad de juegos ganados y perdidos (12-12).

Con su división de honores ante el sotanero Holguín, el plantel de Matanzas mantuvo el liderazgo, y lo mejor fue que aumentó su ventaja, pues Santiago de Cuba se alejó y su más cercano perseguidor ahora es Mayabeque, otro que repartió a partes iguales los beneficios del tope con Granma.

Los Cachorros mordieron duro en el primer enfrentamiento (10-1), pero cedieron en el otro a manos del zurdo Yoanni Yera también con una pizarra holgada (9-2), juego en el que Yadil Drake sonó su primer bambinazo de la temporada.
En los últimos diez partidos, los dirigidos por Armando Ferrer comparten con Villa Clara el mejor saldo (7-3), lo que justifica su lugar como puntero y el ascenso meteórico del otro en el ordenamiento.

Granma consiguió un triunfo dominical ante los inspirados Huracanes de Mayabeque, pero todavía los Alazanes tienen deudas con su balance en la contienda (12-13) y tendrán que apurarse mientras estén los primos Santos, porque con ellos fuera por contratos en el extranjero la situación se les pondrá más difícil con miras a la clasificación.

A pesar de las bajas sufridas respecto a la serie pasada a causa de migraciones internas y externas, los Gallos flotan en puestos de play off (13-11), y el domingo noquearon con blanqueada incluida a los Piratas de La Isla, que han estado haciendo honor a su compromiso de dar guerra a ambos lados del mar, aunque en su feudo del Cristóbal Labra resultan mucho más letales. Si lo duda, pregúntele a Carlos Martí que salió de allí con pollona en una subserie larga, de la que aún no se recupera.

Y en duelo de coleros, Guantánamo y Cienfuegos salieron parejos, un resultado que no los beneficia, pues necesitan acumular victorias para ascender en la tabla de posiciones.

Estos son los primeros duelos bilaterales que concluyen en el campeonato y en ninguno hubo barrida en el global. Los que mejor salieron fueron Pinar del Río, Matanzas y Granma que dominaron a sus adversarios por 4-1; mientras, Ciego de Ávila, Villa Clara, Sancti Spíritus, Granma y Guantánamo se impusieron por 3-2.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos