viernes, 24 de mayo de 2024

Un cuarteto con boleto a cuartos

Los clubes Barcelona, Real Madrid, Bayern Múnich y Borussia Dortmund, avanzaron a los cuartos de final de la máxima competición futbolística europea...

José Luis López Sado en Exclusivo 09/03/2017
0 comentarios
Neymar marca dos goles
En el complementario, Neymar inició su real papel protagónico en esta película de octavos

Parece casualidad, pero no lo es. Apoyados en el tino, las habilidades en la conducción de la esférica y el corazón en el medio del pecho –y "agazapado" a los botines, claro está-, dos clubes españoles e igual cantidad alemanes, obtuvieron sus respectivos cupos para los cuartos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo.

Sin lugar a dudas, las palmas para el Barcelona, que en el partido de ida había cedido como visitante 0-4 frente al París Saint Germaine; pero en la vuelta firmó una histórica remontada y salió airoso 6-1, en su feudo del Camp Nou.

El Barça se entregó hasta el último aliento. Y cuando muy pocos pensaron que pudiera revertir el resultado, llegó Neymar, hizo de Messi –quien apenas se vio sobre el gramado-y se echó al cuadro culé sobre sus espaldas. El delantero brasileño dio la cara, gambeteó, asistió a sus compañeros en el ataque y el fútbol lo premió con par de goles.

El guión del primer tiempo le dio el impulso preciso al cuadro culé. Así lo previó su técnico Luis Enrique. Bien temprano, a los 3 minutos, el uruguayo Luis Suárez abría el marcador con un cabezazo, tras la indecisión de la zaga parisina para despejar el balón. Y a los 40 minutos, Iniesta peleó una pelota y le dio un taconazo que el defensa Kurzawa desvió a gol, para el 2-0 culé. Y así se fueron al descanso.

En el complementario, Neymar inició su real papel protagónico en esta película de octavos. El árbitro señaló un penalti de Meunier sobre el delantero brasileño en el minuto 50 y Messi lo transformó en gol, para el 3-0 favorable. Eso fue lo único plausible del argentino en el partido.

La grada del Camp Nou alentaba a sus jugadores. Pero en ese corre-corre en busca del cuarto gol, que nivelaría las acciones, Rakitic perdió la marca de Kurzawa en una acción a balón parado y el lateral cedió para que Cavani pusiera el 3-1 al minuto 62, que obligaba al cuadro culé a anotar otros tres goles.

Entonces, Neymar retornó y se puso los galones de mariscal de campo. Marcó un golazo de falta al minuto 88. Luego, Suárez  peleó un balón largo que acabó de nuevo en el punto de penalti. Y ahora, muy merecidamente, lo cobró Neymar en el minuto 90. Y ya en tiempo agregado, Sergi Roberto sentenció la histórica remontada, con su gol en el minuto 95.

Mientras, en rol de visitante en el estadio de San Paolo, y pese a tener muchas dificultades en el primer tiempo, el Real Madrid derrotó 3-1 al Napoli italiano. Al club merengue le costaba controlar la esférica por la alta presión que le hacía el cuadro napolitano, necesitado de buscar la valla de Keylor Navas tras la derrota por 3-1 en el duelo de ida. Y el fútbol premió esa entrega, con la diana de Dries Mertens en el minuto 24.

Pero en la medida en que transitaba el partido, el conjunto «merengue» mejoró en todos los aspectos y le dio un baile al conjunto local, que comenzó a sentir el cansancio por el desgaste físico de la primera parte.

De cabeza, Sergio Ramos empató al minuto 51 tras un cobro de esquina, antes de que Mertens hiciera el segundo en propia puerta (57) al desviar otro cabezazo de Ramos. Y Álvaro Morata (90+1’) puso cifras definitorias, tras hacerse del balón luego de uno de los tantos disparos al arco hechos por el delantero Cristiano Ronaldo, quien no pudo marcar, pero corrió y desestabilizó a la defensa rival. Este triunfo le permite al Real Madrid avanzar a cuartos de final de la Champions por séptima vez consecutiva.

Entretanto, el Bayern Múnich alemán volvió a humillar al Arsenal inglés, esta vez en Londres, al recetarle goleada de 5-1, similar a la que le había endosado en el partido de ida en la Allianz Arena.

Theo Walcott abrió el marcador a los 20 minutos para los locales, pero los visitantes le dieron vuelta con un penal que anotó Robert Lewandowski a los 55, en una jugada en la que el zaguero Laurent Koscielny terminó expulsado. Y ahí mismo fueron sentenciados el Arsenal y su técnico Arsene Wenger, quien anunció su renuncia.

El potente conjunto bávaro, que no necesita jugar con un hombre de más para salir airoso, nunca dejó de atacar. Literalmente, apabulló al rival, conducido por la magia, el tino, la entrega y los goles de su volante de contención Arturo Vidal, un verdadero «todoterreno».

Los restantes goles fueron obra de Arjen Robben a los 68, otro de Douglas Costa a los 77 y un doblete de Vidal a los 80 y 85, para cerrar por todo lo alto su recital de gambetas.

Con su gol en este partido, el polaco Robert Lewandowski empató con el uruguayo Edinson Cavani en la tabla de goleadores de la Liga de Campeones. Ambos suman 7 goles, a cuatro del líder de la clasificación, el argentino Lionel Messi.

Además, el Borussia Dortmund, apoyado en los botines de su letal delantero Aubameyang, logró revertir el 0-1 desfavorable del partido de ida y goleó 4-0 al Benfica portugués, para así convertirse en el segundo club alemán que avanza a los cuartos de final.

Su «hat-trick» derrumbó al campeón portugués y el Borussia vuelve a los cuartos tres años después. La última vez que se colaron entre los ocho mejores, seguía con ellos el delantero polaco Robert Lewandowski, quien ahora milita con el Bayern Múnich.

Entonces, a Aubameyang le ha tocado la misión de hacer los goles que antes anotaba el polaco. Y el gabonés ha cumplido, con creces. El tridente que forma junto a Pulisic y Dembele, realmente mete miedo. Los goles de Aubameyang fueron en los minutos 4, 61 y 85. Pulisic anotó en el 59.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos