martes, 16 de abril de 2024

Triple alianza en la cima

Pinar del Río Ciego de Ávila y Las Tunas barrieron en sus primeras subseries...

José Luis López Sado en Exclusivo 10/08/2017
0 comentarios
Yosvani Torres, serie 2017
El derecho pinareño Yosvani Torres llegó el martes a 100 victorias en Series Nacionales.

Entre imparables, recital de bases por bolas incluidas las intencionales de nueva concepción en su trámite y varios hechos atractivos como la llegada a 100 victorias del derecho pinareño Yosvany Torres, sin dudas fueron las barridas de Pinar del Río, Ciego de Ávila y Las Tunas lo más destacado en las primeras subseries de la recién iniciada 57 Serie Nacional de Béisbol, finalizadas este martes.

En su feudo del estadio Capitán San Luis, la nave vueltabajera, conducida por el mentor novato Pedro Luis Lazo, consiguió fundir los tres factores de juego para ganar sus tres partidos frente a Camagüey. Los locales mezclaron buen pitcheo con bateo oportuno y aceptable defensa, en un match bilateral en el que brilló Torres con su anhelada victoria centenaria.

Mientras, en la grama de su estadio José Ramón Cepero, los Tigres del avezado manager Roger Machado no dejaron margen a dudas de que vienen dispuestos a recuperar el trono perdido en la pasada temporada ante Granma y se mostraron bien “inhospitalarios” con el equipo de Guantánamo.

La clave del triunfo de los Tigres fue el buen tino de sus lanzadores, que solo les permitieron tres carreras a los Indios del Guaso en 27 entradas. Los brazos de los internacionales Vladimir García y Dachel Duquesne se hicieron sentir, en tanto Yunser Corrales devino tercer serpentinero ganador.

Y los Leñadores tuneros, en rol de visitantes, barrieron a Sancti Spíritus imponiendo su mejor y tradicional arma: la potencia madero en ristre, con una tanda que tiene a los sluggers Danel Castro, Yosvany Alarcón y Rafael Viñales como tercero, cuarto y quinto bateadores. ¿Habrá pitcher capaz de escapar al bombardeo de este trío?

En las restantes subseries, Industriales, Matanzas, Cienfuegos y Villa Clara, aventajaron 2-1 a Isla de la Juventud, Mayabeque, Artemisa y Granma, por ese orden. Santiago de Cuba y Holguín solo pudieron disputar dos partidos y marchan igualados 1-1, pues la lluvia impidió la finalización del duelo particular.

A manera de resumen, mencionar que en el segundo duelo del estadio Latinoamericano, entre los cuerpos de lanzadores de Leones y Piratas se otorgaron 21 bases por bolas —de esas, 13 al archivo de los Azules—, a solo tres de igualar un récord negativo que data del año 1987.

Es válido citar algunos errores vistos en estas primeras subseries trasmitidas por la televisión cubana y que, realmente, no pueden ocurrir a este nivel de béisbol. Tales son los casos de jugadores que no corren bien las bases, u otros que no tienen ni idea de cómo anda el marcador y, por ende, deciden mal en momentos cruciales del juego.

Todo ello, sin dejar de mencionar las ocasiones en que los árbitros les decretaron movimientos inapropiados a los lanzadores, por no cumplir el tiempo reglamentario en las paradas sobre el montículo antes de enviar la pelota hacia el plato. Eso podría ser admitido en la categoría escolar, pero en la de adultos es inaceptable.

Este jueves se iniciarán las segundas subseries y, sin dudas, la más atractiva tendrá lugar en el estadio Mártires de Barbados, en Bayamo, donde el monarca exponente Granma recibirá la visita del invicto cuadro de los Leñadores tuneros. ¿Podrá el pitcheo granmense maniatar el poder de los bates tuneros? Yo creo que no, pero debemos esperar.

Los restantes cotejos serán a base de Santiago de Cuba-Villa Clara, Industriales-Cienfuegos, Matanzas-Camagüey, Sancti Spíritus-Ciego de Ávila, Mayabeque-Artemisa, Holguín-Guantánamo y Pinar del Río-La Isla, siempre en terreno de los primeros.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos