viernes, 12 de abril de 2024

Marabana celebrará su vigésimonovena edición

El mayor evento deportivo del país ofrecerá una dimensión superior, próximo a cumplir las tres décadas...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 13/03/2015
0 comentarios

Triunfa paulatinamente la sensatez, venciendo obstáculos para el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Y entre los encuentros deportivos beneficiados con el acercamiento se encuentra Marabana, señalado para el 15 de noviembre del corriente y en el que de nuevo participarán corredores del país del norte, privados de competir en otras ediciones por carecer de la licencia que expide el Departamento del Tesoro de aquella nación a los interesados en viajar a la capital cubana. (OJO: Si no compiten ¿como qué participan, como espectadores? ¿Cómo se beneficia el encuentro, si a los estadounidenses interesados no se les da licencia para participar?) Aunque se realiza a fines de año, sus organizadores ya laboran, con ritmo ascendente, en los por-menores de la cita instaurada en 1987, a la que  como siempre aspiran a darle nivel de cinco estrellas en todos los aspectos.

Aún, cuentan, son normales las pulsaciones de Carlos Gattorno, director del proyecto Marabana-Maracuba, y de sus colaboradores, pues acometen lo menos complejo para alcanzar la perfección del evento anual que en 2014 fue dominado por Luis Suárez (2h 28:45) y Mysleidys Vargas (3h 09:30), en la carrera de 42 kilometros y 195 metros; Yailén García (1h 20:58)  y  Richer Richer (1:10:02), en la de 21 kilómetros, y Francisco Estévez ( 33:14.00)  y Osmainy Espinosa (40: 53.00), en la de diez kilómetros. (¿Por qué en esta no se precisan los tiempos?)

“La edición 29 de Marabana —apuntó Gattorno— tendrá una trascendencia superior a las precedentes porque esta vez iniciamos las inscripciones el 6 de enero y no a partir de abril. El resultado es bueno. Hasta el 7 de marzo, 75 extranjeros de 18 países enviaron su disposición. En la pasada edición, más de 70 estadounidenses vinieron a Cuba gracias a la gestión de Tom Popper, presidente de la entidad Insight Cuba y poseedora de la licencia pueblo a pueblo. El nuevo libro de asistencia revela la decisión favorable de 25 corredores de Estados Unidos, 14 para intervenir en prueba de  maratón y el resto en 21 y 10 kilómetros.

“El registro está recién estrenado, pero crecerá a paso doble. Esperamos superar los 644 participantes de 2014, porque aumentará la concurrencia de los europeos. Así, se romperá otro record para eventos
deportivos en nuestro país. Las mayores asistencias corresponden a los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de 1982 y a los Panamericanos de La Habana 1991”.

Plusmarcas

Como sucede en otras naciones que poseen lides de similar naturaleza, los competidores tienen barreras. Predominan los maratonistas Emperatriz Wilson (CUB-2h 43:29-18-11-2001) e Ignacio Alberto Cuba (CUB-2h 13:37-20-11-1994). En la media, los dueños de las murallas son Mariela González (CUB-1h 14:57-18-11-2001) y Aguelmis Rojas (1h 03:41-20-11-2005).

Acerca del tema, Gattorno sentenció: “No tenemos todavía corredores que detengan los relojes en 2h 13 minutos. Las muchachas sí podrían superar el reto. Pero a los triunfadores en Marabana no solo les
interesa pertenecer a una elite competitiva. Ellos valoran también que el país tiene un clásico con apreciable calificación en cuanto a seguridad, logística y asistencia médica. Además, conceden mucha
importancia al disfrute de una ciudad maravillosa y a la  solidaridad de nuestros coterráneos.

“Es cierto que muy pocos extranjeros han accedido al podio de premiaciones del certamen, pero en el futuro podrían sumarse otros a la lista que integran la italiana Angioleta Lampredi (6h 01:00-3ro/18-11-1991), Valeria Serrazanetti (ITA-4h 32:40-3ro/21-11-1993), Steven Vandecasteele (BEL-2h 27:37-2do/17-11-2002) y Daniela Nusseck (SUI-3h 24:37-3ro/19-11-2006)”, precisó el dirigente deportivo.

“Usualmente viene a nuestro país la periodista Lorna Jane, de la revista Runners World. Ella ha reportado y participado en casi todos los maratones del mundo. En diciembre pasado publicó un trabajo elogioso sobre la organización de nuestro evento y la eficacia de los voluntarios”.
“El color de Marabana es azul, como el del cielo y el mar. A mi modo de ver aún es tenue. Esperamos que en cada versión aumente la graduación. Y conseguiremos nuestra mayor aspiración, cuando todos los
participantes se sientan totalmente satisfechos y complacidos por competir en una liza que cumplió sus expectativas”, añadió Gattorno.


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos