jueves, 20 de junio de 2024

Toronto 2015: La sequía continúa

Cuba aún no consigue llegar a la veintena de títulos y cada vez resulta más sensato pensar que nuestra lucha ha de ser por el tercer puesto del medallero...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 18/07/2015
0 comentarios

Cuando ya la XVII edición de los Juegos Panamericanos ha llegado a la mitad de su recorrido y se han repartido 176 juegos de medallas, Cuba aún no consigue llegar a la veintena de títulos y cada vez resulta más sensato pensar que nuestra lucha ha de ser por el tercer puesto del medallero.

Este sábado 18 de julio la delegación cubana despertó en el cuarto puesto del medallero panamericano con 19 metales de oro, por detrás de Canadá (45), Estados Unidos (40) y Brasil (22); pero igualada en títulos con Colombia, país al cual sobrepasa por mayor número de preseas de plata.

Para acentuar la crítica situación es necesario decir que algunos deportes se han quedado por debajo de las expectativas, como las luchas y el tiro deportivo. Baste señalar que este viernes, de tres oportunidades para coronarse en la lucha libre, solo Yowlys Bonne pudo concretar la suya, aportando el único metal dorado de la jornada para Cuba.

En contraposición, Canadá ha sido letal en las finales a las que ha llegado con un porciento elevadísimo de eficacia en las definiciones de medallas de oro, lo cual les ha valido para comandar el cuadro de medallas en los juegos que organizan.

Por ejemplo, solo en el ciclismo los representantes canadienses han disputado dos finales contra nuestros atletas (velocidad por equipos y keirin), en ambas pruebas han dejada a las chicas cubanas en el segundo escaño. La misma historia se repite en los remos, y en menor medida en la gimnasia artística para mujeres.

Sin embargo, no solo para Cuba han resultado un verdadero dolor de cabeza, también lo han sido para los Estados Unidos, comitiva que, ocho días después de comenzar la cita atlética, aún no ha podido brillar como se esperaba en disciplinas que históricamente habían dominado.

Mas, lo realmente preocupante del caso cubano es que pasan los días y no se nota una reacción; lo que realmente enciende las alertas es que, más allá de la mitad de los Juegos, ya no seamos ni siquiera terceros.

Cierto, aún restan algunos deportes en los cuales nuestro país debe destacarse como el sagrado boxeo, el taekwondo y el atletismo… pero aún con actuaciones brillantes en las tres disciplinas resulta poco probable que la mayor isla de las Antillas supere la media centena de títulos, y Canadá debe llegar a esa cifra hoy mismo.

No se trata de demeritar la actuación de los cubanos, las preseas de plata y de bronce son también destacadísimas actuaciones. Pero las platas y los bronces no ganan medalleros, las de oro sí.

Bonne (57 Kg), nuestro único campeón de este aciago viernes, llegó a los colchones junto a sus compañeros Franklin Maren (65) y Katerina VIdeaux (63) en busca del oro, en un día en el cual los cetros resultaban esquivos: dos platas, una en tiro y otra en ciclismo, conformaban la cosecha cubana de la jornada.

Y sí, la lucha libre consiguió ayer una de oro, dos plateadas y un bronce. Pero no fue suficiente.

Antes de iniciar los Juegos era lógico suponer una dura porfía por el segundo lugar de la cita panamericana. Ahora tenemos que entender que esa misma ferocidad será apreciable en la batalla por ocupar la tercera plaza. Además, tampoco nos sorprendamos si el anfitrión destrona al habitual monarca de estas lides, el precedente está en La Habana 1991 y con el ritmo que llevan los canadienses…

Por lo pronto, lo sensato sería entender que el deporte en Cuba ya no es, no puede ser, el movimiento ideal e inagotable que tuvimos por décadas; lo más sano sería concientizar que los duelos atléticos no son batallas campales y los Juegos no son la guerra. Ahora, a la luz de los resultados –por el momento discretos– los análisis que se imponen son otros, encaminados a frenar por todas las vías necesarias el descenso del nivel en nuestro deporte.

Colectivos con poca suerte

Este viernes los deportes colectivos no tuvieron un buen día para Cuba, pues únicamente la selección femenina nacional de baloncesto consiguió la victoria ante la representación de Venezuela, con pizarra de 73-62.

A primera hora las chicas del hockey sobre césped dieron su adiós al torneo de estos Juegos, sin conseguir una victoria en la fase de grupos, donde cerraron siendo goleadas por Estados Unidos.

Mientras, los varones del balonmano poco pudieron hacer ante la plantilla de Argentina y fueron barridos con desbalanceado marcador de 35-18. También frente a Argentina cedieron los hombres del voleibol, tres sets por uno, en su primer compromiso de este certamen.

Medallas del día:

Yowlys Bonne, oro. Lucha libre, 57 Kg.

Franklin Maren, plata. Lucha libre, 65 Kg.

Katerina Videaux, plata. Lucha libre, 63 Kg.

Jorge Grau, plata. Pistola a 50 metros.

Lisandra Guerra, plata. Keirin.

Lisset Hechavarría, bronce. Lucha libre, 75 Kg.

Medallero por países:

Canadá (45-38-27), Estados Unidos (40-34-40), Brasil (22-18-32), Cuba (19-18-20), Colombia (19-7-19).


Compartir

Julio Batista Rodríguez


Deja tu comentario

Condición de protección de datos