domingo, 27 de noviembre de 2022

"Tiros rápidos" que la COVID-19 no podrá impedir

Las estrellas cubanas Leuris Pupo y Jorge Félix Álvarez, junto a su entrenador Meinardo Torres, han quedado varados en Lima, Perú...

Rudens Tembrás Arcia en Radio Angulo 25/03/2020
0 comentarios
Videoconferencia-Tiro rápido-Perú

Directivos principales del Inder intercambiaron hoy, a través de internet, con las estrellas del tiro rápido cubano, a quienes las medidas de seguridad y la suspensión de vuelos internacionales han dejado varados en Lima, la capital de Perú.

El campeón olímpico de Londres 2012, Leuris Pupo; el titular de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, Jorge Félix Álvarez; y su entrenador Meinardo Torres cumplían una extensa base de preparación con vistas a los Juegos Olímpicos de Tokio, cuando se desencadenó la crisis mundial.

Ariel Saínz, vicepresidente del organismo, encabezó al diálogo que fue apreciado en uno de sus momentos por el presidente Osvaldo Vento Montiller, quien envió un saludo caluroso al destacado grupo.   

«Sabemos que han cumplido los objetivos previstos y les transmitimos aliento, confianza, tranquilidad, y la seguridad de que ante cualquier situación extrema estaremos prestos a ayudarlos», comentó inicialmente Saínz.

«Hemos sugerido que de la preparación prevista mantengan los elementos posibles en las actuales circunstancias, y confíen en que una vez sepamos todos los detalles de los venideros Juegos Olímpicos haremos los ajustes necesarios para que los clasificados puedan seguir con su preparación», expresó el también titular de la Federación Cubana de Voleibol.

«La situación de la COVID-19 está teniendo un gran impacto en la economía mundial, y por ende en la cubana y la del Inder, pero haremos los análisis necesarios para que los eventos de la ruta crítica tengan prioridad», agregó.

«El tiro ha sido un deporte de vanguardia para el movimiento olímpico cubano, con resultados, entrega y disciplina», apuntó Saínz antes de expresar que «nuestro pueblo está librando una batalla difícil, pero estamos seguros de que vamos a vencer».

También de este lado, Jesús Guerra, presidente de la Federación Cubana de Tiro Deportivo, reconoció que «esta estancia ha sido difícil, pero han logrado sobreponerse. El Inder, la Federación, la comisión nacional y el Comité Olímpico Cubano han estado al pendiente de ustedes, buscando alternativas para traerlos de regreso cuanto antes».

El federativo ofreció información sobre la salud de algunos familiares de los compañeros presentes en Perú, y otras relativas a los trámites para garantizar el regreso de las armas y el cumplimiento acá de la cuarentena.

Desde el otro lado, Meinardo apuntó que «hasta el 15 de marzo pudimos desarrollar una preparación óptima. A partir de ahí entramos en cuarentena y continuamos la preparación en las habitaciones del Centro Olímpico».

«Los muchachos están haciendo la preparación física y los ejercicios de perfeccionamiento técnico para mantener el nivel alcanzado. Nos alimentamos adecuadamente, estamos aislados y tomamos las medidas de protección adecuadas», comentó luego.

«Mantenemos información con la familia y sabemos que están haciendo todos los esfuerzos para llevarnos a la patria. Eso nos mantiene tranquilos y sin desesperarnos», concluyó.

Saínz aprovechó ese primer intercambio para recordar que «en Perú tenemos además ocho jugadoras de voleibol y un entrenador. Cuando se den las condiciones ustedes estarán con ellas en la dinámica del regreso».

También destacó la presencia en Lima del doctor Pavel Pino, quien además de fungir como representante de la Empresa Cubadeportes S.A., sigue de cerca el estado de salud de todos los atletas cubanos.

Gisleydis Sosa, directora de relaciones internacionales del Inder, confirmó a los pistoleros que la embajada de la Isla en Perú ha estado muy al tanto de la situación, y que continúan las coordinaciones con la línea aérea correspondiente para ubicar el regreso apenas sea posible.

El vicepresidente aprovechó para informarles de las acciones de mantenimiento en el Campo de Tiro Enrique Borbonet, donde ya se montaron 98 lámparas artificiales, se hicieron reparaciones en el techado y se trabaja en las cuestiones de la seguridad. «La idea es que puedan desempeñarse allí, aún en medio de las limitaciones de municiones», concluyó.

Pupo resaltó que «el objetivo a que vinimos se cumplió. Trabajamos estos meses al 100%, siempre con balas y los sistemas electrónicos que son tan importantes en nuestra modalidad. Ahora estamos en cuarentena, con las armas al alcance para hacer los ejercicios sin bala, junto a algo de preparación física que ayuda además contra el estrés».

Jorge Félix, por su parte, «agradeció a todos los que están al tanto de nosotros. La comunicación se ha mantenido y esa es la mejor medicina. La rutina diaria nos ocupa y permite salir un poco de la habitación. Estamos bien, protegidos y disciplinados».

El adiós fue a lo cubano, con risas y bromas, algo que no hay virus capaz de negarnos.


Rudens Tembrás Arcia

Periodista de Trabajadores


Deja tu comentario

Condición de protección de datos