miércoles, 7 de diciembre de 2022

Tiempo de definiciones

Seleccionados de las cuatro esquinas del orbe iniciarán en breve la trayectoria de la I Copa Mundial...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 21/11/2017
0 comentarios
Copa del Mundo de baloncesto-Japón
Los sorteos de los apartados se realizaron en la ciudad china de Guangzhou.

Los estrategas lo tienen bien claro: “Ya no existe mañana, sino hoy”. La ocasión descubre que solo resta aplicar las maneras ensayadas para desteñir las esperanzas de los adversarios con vistas a liderar en la I Copa del Mundo de baloncesto para caballeros cuya despedida será en China, en 2019.

Dentro de algunas jornadas —el 23 de noviembre— 80 elencos jugarán por un lapso de 15 meses, bajo el sistema de partidos de ida y vuelta programados en seis ventanas de clasificación. De esa primera definición surgirán los 32 seleccionados participantes en el mayor foro de la entidad internacional de la disciplina.

El prolongado sistema eliminatorio pocas veces será amigo del bostezo. Los aficionados disfrutarán de un fino espectáculo pues, como sucede en el torneo de los Juegos de la Era Moderna y en otras lizas multidisciplinarias, ahora también existe marcado equilibrio cualitativo entre los colectivos involucrados.

Los sorteos de los apartados se realizaron en la ciudad china de Guangzhou. El representativo de la mayor Isla de Las Antillas jugará en el C, junto a Estados Unidos, Puerto Rico y México. Abre contra los aztecas y luego se mide a borinqueños y estadounidenses.

En el grupo A figuran Uruguay, Argentina, Paraguay y Panamá. En la llave B competirán Venezuela, Chile, Colombia y Brasil. Canadá, Islas Vírgenes Norteamericanas, Bahamas y República Dominicana son los inquilinos del grupo D.

Las fases continuarán en febrero, junio, agosto-septiembre, noviembre-diciembre del 2018 y concluirán en febrero del 2019. En mayo de ese año preolímpico se oficializará el sorteo para el encuentro mundial pactado del 31 de agosto al 15 de septiembre en la exuberante metrópoli asiática de Shanghái.

CUBA EN LA ESCENA

La entidad cubana es otra de las que trabaja aceleradamente para revertir, en este cuatrienio, la situación adversa que acompaña al representativo del país en las canchas de los torneos hemisféricos; y también por regresar a los escenarios de primer orden. Por esa razón, en el verano celebraron tres cotejos ante la universidad estadounidense de Lousville; y durante la primera quincena de octubre concurrieron a una cuadrangular en China (Estados Unidos, Puerto Rico y los anfitriones). Luego efectuaron otros intercambios frente a combinados de varios clubes de aquella nación asiática.

La gira por territorio asiático fue ahora más necesaria que en otras campañas. Independientemente de los resultados, la visita puso en manos de los jugadores herramientas que les permitirán replicar ante los curtidos rivales del grupo eliminatorio. Y, a la vez, escapar a la denominación de “baloncestistas de chocolate y mayonesa” que otorgan los álgidos observadores a los equipos carentes de jugadores con la imaginación requerida para leer temprano el curso de los desenlaces, así como de una caracterización para salvaguardar escasa ventajas y prevalecer en los choques extendidos a tiempo extra.

Los modistos recomiendan tener en el ropero las prendas obligatorias. Esa persuasión de los artistas son interpretadas de diversas maneras por todas las personas que someten su trabajo a la consideración de amplios aforos y desean tocar el Edén con sus manos. El técnico Yani Zaldívar y sus colaboradores, Leonardo Pérez, Allen Jemmottt y Andrés Hernández; reconoce la trascendencia de la exigencia mencionada por los artistas, con vistas a lograr un fascinante rendimiento. Así, durante las jornadas de preparación, ensayó variantes de la defensa personal apropiada para sus alumnos, porque esa táctica ha propiciado el éxito a conjuntos pertenecientes a todos los niveles de la especialidad. Así, él desea garantizar la victoria en todos los choques de casa.

La formación cubana de varones se aproxima a un crecido, y necesario, sendero competitivo. Ojalá las demostraciones de sus integrantes en la ciudad deportiva capitalina, y en otros parqués, provoquen un favorable escándalo en las esquinas de América.


Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos