viernes, 12 de abril de 2024

Tensiones en el oeste

Se ha ido la mitad de la IV Serie Nacional de béisbol para menores de 23 años entre bostezos y lamentos de buena parte de los aficionados...

Norland Rosendo González en Exclusivo 05/05/2017
0 comentarios
Equipo de Villa Clara-sub23
El equipo de Villa Clara lidera la zona occidental, en la IV Serie Nacional de béisbol para menores de 23 años. (Abel Rojas Barallobre / Cubahora)

Se ha ido la mitad de la IV Serie Nacional de béisbol para menores de 23 años entre bostezos y lamentos de buena parte de los aficionados cubanos, porque la calidad del torneo sigue comparándose con la de una justa entre adolescentes y además, ha dejado “fuera del aire” las trasmisiones en vivo por Tele Rebelde del fútbol internacional, y eso, ¡ojo!, va siendo calificado como un pecado.

De que todavía este certamen está lejos del espectáculo deseado, no hay dudas. Y esa es una de las razones por las cuales está provocando un rechazo preocupante en buena parte de los que deberían ser sus más fieles seguidores.

Mientras ese debate sigue subiendo de tono, tanto en la calle como en las redes sociales, los equipos de Santiago de Cuba y Camagüey mantuvieron su abrazo en el primer lugar de la zona oriental, después de que se repartieran a partes iguales las victorias en la subserie entre ellos.

Fue un adelanto de lo reñida que debe ser la semifinal entre ambos, pues solo un diluvio que inunde el Pico Turquino parece capaz de evitar que sean estos dos equipos los que avancen a la postemporada. Santiago con el aval de ser el campeón vigente, y Camagüey, el subtitular de la primera edición. Y sobre el pronóstico que hice en el comentario anterior para esta subserie, acerté.

Los dirigidos por Luis Ulacia siguen exhibiendo el mejor cuerpo de lanzadores, único que permite menos de dos carreras limpias por juego (1.87) y su promedio de embasados por inning también es el más sobresaliente (1.07).

Santiago, entre otras virtudes, tiene a un muchacho que de solo pronunciar su apellido uno imagina qué tipo de bateador es. Lionard Kindelán, el hijo del mayor jonronero en torneos cubanos, ya tiene seis pelotas enviadas al otro lado de las cercas. Como dice el refrán: hijo de gato…

Un poco más rezagados andan los planteles de Sancti Spíritus y Granma, que si hubieran competido por la zona occidental estuvieran en mejores condiciones de avanzar a los play off. Sobre mis vaticinios, también se cumplieron los del Granma-Ciego de Ávila (2-2) y Las Tunas-Guantánamo (3-1); en el otro cotejo, Los Gallos del Yayabo ganaron (3-1) y había augurado equilibrio en la balanza.

En la región occidental se vive otro ambiente. Ahí nadie puede pegar un ojo. Incluso, cuatro equipos llegaron a estar abrazados en la cúspide. Hoy amanecieron Villa Clara y Matanzas como los líderes, con solo medio juego de ventaja sobre Artemisa y una raya por delante de Cienfuegos.

Los jóvenes vestidos con el uniforme naranja pudieron haber ganado los cuatro duelos frente a los Piratas de la Isla de la Juventud, pero dejaron escapar un triunfo que parecía claro cuando les empataron un desafío que ganaban por 8-3 en el noveno. Tal como auguré, el pareo quedó 3-1 y ese saldo les permitió a los dirigidos por Ariel Pestano ascender a la cima.

Sorpresivamente, los Cocodrilos matanceros les pasaron la escoba a Pinar del Río, en un resultado que nadie en su sano juicio se atrevía a presagiar, pues los vueltabajeros habían tenido hasta entonces un paso estable y se perfilaban (todavía se perfilan) como aspirantes a uno de los boletos. Pensé en un 2-2, así que ahí sí estuve muy lejos de la realidad.

Tampoco era lógico predecir que los Cazadores de Artemisa fueran a caer en tres juegos seguidos frente a Mayabeque. El último partido entre ambas novenas no se efectuó por lluvia. Vaticiné un 3-1, pero a la inversa.

Por último, Cienfuegos sacó tres triunfos de su tope con La Habana, uno más del que supuse; los capitalinos, que ya fueron campeones en la segunda edición del torneo, siguen decepcionando. Los de la Perla del Sur, por el contrario, saben que en río revuelto, la ganancia es de los pescadores, y ellos en las últimas jornadas han aumentando la cantidad de anzuelos en el agua en busca de uno de los dos premios que ofrece la ronda clasificatoria.

En la segunda mitad del campeonato queda por ver cómo se ordenan Santiago de Cuba y Camagüey en el Este y cuáles de los tantos aspirantes se alzan con los dos pasajes a la postemporada en el occidente.

Esperemos que haya un poco más de emoción y calidad, para que los escépticos no tengan tantos argumentos para criticar este torneo, que, sin dudas, es muy necesario para la pelota cubana.

Tabla de posiciones

Zona Occidental

Equipo         Ganados   Perdidos  Average   Diferencia

Villa Clara        12           8           600             -

Matanzas         12           8           600             -

Artemisa          11           8           579            0.5

Cienfuegos       11           9           550             1

Mayabeque      10           9           526            1.5

Pinar del Río    10          10           500             2

La Habana        7           13           350             5

La Isla              6           14           300             6

Zona oriental

Camagüey       15            5           750              -

Stgo. de Cuba  15            5           750              -

Sancti Spíritus  11            9           550             4

Granma            10           10          500             5

Holguín      9      11    450  6

Las Tunas     9      11    450  6

Ciego de Ávila  8      12     400  7

Guantánamo    3      17     150  12

Próximas subseries: CFG-PRI, IJV-MYB, HAB-MTZ, ART-VCL, GTM-CAV, HOL-CMG, LTU-GRA, SSP-SCU. Los segundos mencionados son los anfitriones.

Mi pronóstico: CFG 2-PRI 2, IJV 1-MYB 3, HAB 1-MTZ 3, ART 2-VCL 2, GTM 1-CAV 3, HOL 1-CMG 3, LTU 2-GRA 2, SSP 2-SCU 2.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos