jueves, 18 de abril de 2024

Telstar 18 y su acople con Erick Hernández

El dominador capitalino impuso récord mundial en la modalidad de solo con los pies, en los cuales se ató un kilogramo y medio de peso...

José Luis López Sado en Exclusivo 02/12/2018
0 comentarios
Erick Hernández Dominio del balón
Erick Hernández tiene previsto intentar entre cuatro y cinco récords mundiales en 2019, pero siempre con peso en los tobillos.

Mucho trabajo para las caderas y los músculos de la espalda baja, pero nada de ello supuso un obstáculo este sábado para el estelar Erick Hernández, quien supo mantener el ritmo en los toques adecuados e impuso otro récord mundial de dominio del balón –no sé hasta dónde llegará-, en la modalidad de solo con los pies y parado, en el lobby del hotel Copacabana, de la capital cubana.  

Erick mantuvo a su “gran amiga”, la pelota Telstar 18, durante cuatro horas, un minuto y 32 segundos sin que cayera al suelo, a pesar de algunas contracturas musculares que padeció a lo largo del incómodo trámite.

Al igual que había hecho en sus tres últimos intentos, el bien llamado Dominador capitalino se ató un kilogramo y medio de peso en los tobillos, para darle mayor complejidad y preponderancia a la prueba.

"Esto nunca se había hecho y por eso estaba algo tenso, pero en los fuertes entrenamientos que había realizado lo había conseguido y no podía defraudar a mis seguidores. Después de mi último récord mundial conseguido el mes pasado, apenas me tomé cuatro días de descanso y luego me incorporé a los entrenamientos para este nuevo intento", comentó Erick a Cubahora.

"Me cansé y tuve contracturas. Fue un intento muy difícil porque no contaba con el calor que había hoy. Estos días han estado frescos y ahora encontré mucha humedad en el lobby de este hotel (el Copacabana), por lo que sudé mucho y eso me sacó un poco del libreto que tenía trazado. Tuve que hacer muchos más movimientos, secarme el sudor, ingerir más líquido, comer demasiadas frutas y debí excederme mucho, lo cual me  provocó esas contracturas", explicó.

Precisó que en esta prueba, lo que más sufre es el cuello: "El hecho de estar mirando hacia abajo el balón y, además, el peso adicional de un kilogramo y medio que nunca se ajusta bien al pie y siempre tiene algún movimiento, te complica el intento. Pero lo logré y estoy muy satisfecho", aseveró el dominador capitalino.  

Agregó que para este récord, también corrió de cinco a siete kilómetros dos veces por semana, nunca dejó de hacer abdominales y, con muchas tandas, fortaleció los cuádriceps, trapecios y hombros, músculos muy importantes para conseguir el objetivo.

Según comentó Erick Hernández, para el venidero año 2019 tiene previsto intentar entre cuatro y cinco récords mundiales, pero siempre con peso en los tobillos. "Esa es una forma de retarme, por la edad que tengo (52 años) y mi trayectoria en estas modalidades. No quiero caer en la rutina y por eso le estoy agregando el peso", culminó el Dominador habanero.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos