miércoles, 28 de febrero de 2024

Voley: Río 2016… sin Morenas

Por segunda ocasión consecutiva el equipo femenino de voleibol de Cuba ha quedado fuera de los Juegos Olímpicos, tras haber eslabonado una cadena de participación ininterrumpida desde 1972 hasta 2008...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 08/10/2015
0 comentarios
T/ Voley: Río 2016… sin Morenas
El equipo femenino cubano de voleibol estará ausente del certamen de los Juegos Olímpicos.

Por segunda ocasión consecutiva el equipo femenino cubano de voleibol estará ausente del certamen de los Juegos Olímpicos, pues las jugadoras de la otrora portentosa escuadra cubana apenas pudieron incluirse entre los cinco primeros lugares del Campeonato Norceca que ofreció cuatro cupos para el preolímpico continental en enero próximo.

Cuba, monarca de la justa olímpica en 1992, 1996 y 2000, y bronce en 2004, cayó al sexto puesto en la edición de Beijing 2008 y desde entonces no ha encontrado el camino de regreso a los cinco aros.

Las nuestras llegaron al certamen regional celebrado en México entre el 25 de septiembre y el 3 de octubre con la esperanza de hacerse con un cupo de clasificación. Sin embargo, su desempeño en el grupo A (con una victoria y dos derrotas) les impidió incluirse directamente en las semifinales y cedieron ante Puerto Rico en los cruces de cuartos de final, lo cual las envió a la discusión de los escaños del quinto al octavo. La ilusión olímpica había desaparecido.

En una lid en la cual Cuba no contó con la participación de su principal figura de los últimos dos años, Melissa Vargas, la alineación antillana no hizo otra cosa que apostar por el milagro en un grupo en el cual nunca tuvieron oportunidad de clasificar como primeras.

Las cubanas iniciaron su periplo con una derrota ante las canadienses en cinco sets, luego vencieron a las costarricenses por 3-0 y cayeron con idéntico marcador ante las estadounidenses, quienes a la postre fueron coronadas como monarcas del área.

Terceras de la llave A, se vieron las caras con las boricuas en el primer cruce. Solo con ganar ese duelo las cubanas hubiesen accedido a una de las plazas para el campeonato preolímpico a inicios de 2016, pero las puertorriqueñas se adueñaron de esa posibilidad al despachar el partido 3-1 (25-20, 25-14, 25-27 y 25-18).

Tras esa derrota, el equipo cubano eslabonó dos victorias consecutivas para ubicarse en un quinto puesto que apenas sirve de consuelo. Idénticos 3-0 sobre Trinidad y Tobago, y luego contra las anfitrionas mexicanas sellaron la endeble actuación de una plantilla que, por décadas, fue referente en este deporte para el mundo entero.

El balance final de tres triunfos e igual cifra de reveses podría dar una falsa imagen de lo sucedido en tierras aztecas. Cuba atraviesa una de sus peores épocas en cuanto a resultados, y ello no sucede solo en el primer nivel del planeta, sino también en campeonatos en los que antes dominaba con facilidad.

En realidad, no estamos ante un descubrimiento. De haber arrasado en los Campeonatos Norceca entre 1985 y 1999, el rendimiento de Cuba descendió notablemente en los últimos 15 años —¿casualidad?—, y en lo que va de siglo apenas se ha conseguido el triunfo en 2007, justo antes de la última aparición de la isla en certámenes de Juegos Olímpicos.

VARONES ABREN CON BUEN PIE

Otra cara ha mostrado el elenco varonil de la isla, que ha vencido en sus dos primeras salidas y está a punto de incluirse entre las cuatro nóminas que pasarían a disputar el cupo olímpico en enero próximo.

Con victorias sobre Costa Rica y Trinidad y Tobago con rotundos 3-0, los cubanos solo deberían vencer a los mexicanos en el cierre de las acciones del grupo B para obtener de forma directa su pase a las semifinales y con ello al Campeonato Preolímpico continental de enero próximo.

Los discípulos de Rodolfo Sánchez sin duda están a las puertas de clasificarse, y salen como favoritos contra los anfitriones aztecas, quienes también llegan invictos a la discusión de la cima de la llave. Ambos elencos saben que clasificarse en esta primera ronda representa la tranquilidad absoluta de la clasificación, que en resumen es la razón de ser de este Campeonato Norceca.


Compartir

Julio Batista Rodríguez


Deja tu comentario

Condición de protección de datos