martes, 6 de diciembre de 2022

Suntuosa campaña

Sigue alto el listón en cuanto a la celebración de lides importantes en las campañas...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 14/01/2017
0 comentarios
Liga mundial de Voleibol
En la nueva versión de la LMV, foro instaurado en 1990, competirán otra vez las 36 mejores selecciones del mundo

En el verano de 2020 los XXXII Juegos Olímpicos de Tokio cautivarán a los amantes del voleibol. Pero el primer prólogo será tan suntuoso como el que organizarán los japoneses, pues acontecerán los campeonatos de Europa en las dos clasificaciones. La trigésima liza de varones del Viejo Continente ocurrirá en Polonia. Mientras, la cita para damas tendrá como escenarios a Azerbaiyán y Georgia.

Por supuesto, la Liga Mundial y el Gran Prix permanecen en el horizonte competitivo. En la nueva versión de la LMV, foro instaurado en 1990, competirán otra vez las 36 mejores selecciones del mundo. Iniciará sus actividades el dos de junio. Brasil organizará la final del encuentro anual que concluirá al 2 de julio.

También su curso en 2016 conquistó sobremanera la atención. Los cuatro grandes seleccionados de aquel debate, cuya despedida sucedió en Cracovia, Polonia, fueron los elencos de Serbia, Brasil, Francia e Italia.

El certamen para damas (GP), originado en 1993, reunirá a 32 colectivos a partir del 7 de julio. La despedida sucederá el 6 de agosto. Aún es disimulado el plató designado para ese crucial evento. Tailandia acogió la pasada final. En aquel mondoflex sobresalieron Brasil, Estados Unidos, Países Bajos y Rusia.

Desde 1993 la Copa de Clubes Campeones se disputa el año siguiente de los Juegos Olímpicos. En el torneo participan seis equipos: Japón (organizador), cuatro de los cinco campeones continentales de las confederaciones (AVC, CAVB, CEV, CSV, NORCECA) y una wild card entregada por la FIVB.

El criterio de elección de los cuatro campeones continentales es el siguiente: al final de cada edición de los Juegos Olímpicos se elabora un ranking de las confederaciones basado en los resultados obtenidos por los miembros de cada confederación en la misma cita olímpica. El líder de las confederaciones que resulta la más débil es excluido de la edición del evento siguiente. El ganador del torneo se decide en una liguilla según el sistema de todos contra todos.

¿Y CUBA?

Cuba no competirá en la Liga Mundial ni tampoco en la justa para damas de esta lujosa temporada. Carece de equipos competitivos. Ya no figura, como sucedió en su día, entre los crecidos adversarios de los nuevos líderes olímpicos (masculino: Brasil e Italia. Femenino: China y Serbia).

La duda merodea el curso de la disciplina en la nación, porque se aprecian pocos muchachos con opciones de recuperar, vertiginosamente, el terreno perdido. La entidad nacional piensa resarcirse con el alcance que logren ellos en los clásicos de sus respectivas categorías.


Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos