jueves, 8 de diciembre de 2022

Sin Federer, el tenis no será igual

Roger Federer dijo adiós al deporte activo tras casi un cuarto de siglo dedicado por entero al tenis. Se retira uno de los deportistas más emblemáticos de todos los tiempos...

Daniel Gotay Torres en Exclusivo 30/09/2022
0 comentarios
Despedida de Federer
Roger Federer eligió la Copa Laver para despedirse del tenis profesional (Foto: Página en Facebook de la Laver Cup)

El mundo del tenis, y del deporte en general, despidió el pasado viernes 23 de septiembre a una de las grandes leyendas de todos los tiempos, Roger Federer.

Para despedirse, el suizo eligió la Copa Laver, y eligió jugar junto a su máximo rival histórico en lo deportivo, en lo personal su gran amigo, Rafael Nadal.

Entre lágrimas su Majestad dijo adiós, también Nadal lloró en un día tan significativo en la vida de ambos.

Las estadísticas recogen que cedieron por 6-4, 6-7 (2-7) y 9-11 ante los estadounidenses Jack Sock y Frances Tiafoe, quienes se emplearon a fondo en aras de buscar la victoria. Aunque muy pocos prestaron atención al resultado, aunque muy pocos titulares acapararan esa noche la dupla Sock-Tiafoe.

Apenas unos días atrás, Serena Willians disputaba el que a todas luces parece haber sido su último partido oficial, aunque aún la superestrella estadounidense no ha emitido un comunicado al respecto.

El mundo del tenis se rinde ante la grandeza de Roger Federer (Foto: Página en Facebook de la Laver Cup)

Ahora si tocó el turno de Federer, quien a sus 41 año decidió colgar la raqueta. Mientras, el momento de Rafa parece estar cada vez más cerca ¿Una generación irrepetible?, quizá sí. No solo por su talento, innegable e inigualable, sino por lo que han representado para el deporte mundial. Sus legados trascienden más allá del tenis.

Al igual que expresé hace unos días con Serena, es evidente que, sin Federer, nada será igual. Se extrañará por años su virtuosismo, su exquisita técnica, su elegancia en la pista. Y es que el suizo aportó una manera única de entender el tenis, fácil y natural, con la que sedujo a millones en todo el mundo.

Su dimensión como atleta está completamente al margen del debate de quien fue mejor, si él o Rafael Nadal, aunque algunos se empeñen en buscar un número uno indiscutible. Lo cierto es que no podría entenderse a uno sin el otro; ni al tenis sin ellos.

Su palmarés no refleja del todo su grandeza, y es que, en el deporte la verdadera dimensión no se mide o expresa solo en títulos y trofeos. Roger también trascendió por su actitud fuera de las pistas, incuso por la forma en que asumía las derrotas.

La pandemia, una lesión en su rodilla derecha, y posteriores cirugías provocaron una ausencia notable en las últimas tres temporadas. Previo al choque de la Copa Laver, había permanecido catorce meses sin disputar un partido oficial desde que lo hizo en Wimbledon el pasado año.

El último Grande lo consiguió en 2018 cuando se proclamó campeón del Abierto de Australia, tal como hizo un año antes cuando también se impuso en Wimbledon; esto tras cinco años de total sequía.

En total ganó veinte Grand Slam, lo que lo convierte en el tercer hombre más ganador de todos los tiempos, solo por detrás de Novak Djokovic (21) y Rafael Nadal (22).

Ocho los conquistó en Wimbledon (2003, 04, 05, 06, 07, 09, 12, 17), seis en el Abierto de Australia (04, 06, 07, 10, 17, 18), cinco Abierto de Estados Unidos (04, 05, 06, 07, 08) y un Roland Garros (09).

Roger Federer eligió la Copa Laver para despedirse del tenis profesional (Foto: Página en Facebook de la Laver Cup)

Lo que muchos quizás no conozcan es que en tres ocasiones (04, 06 y 07) estuvo a punto de igualar la hazaña de Rod Laver, como el único jugador que ha ganado los cuatro Grand Slam en la misma temporada.

En dos de esos tres años, el genio de Basilea llegó hasta la final de Roland Garros, aunque en las dos ocasiones (06, 07) perdió con el español Rafael Nadal.

Poco conocido es también que entre 2005 y 2010, se majestad disputó 19 finales de Grand Slam, solo con la exclusión del Abierto de Australia en 2008. No faltó a ninguna en 2006, 2007, 2008 y 2009. Roger “se cansó de ganar”, aun cuando coincidió en época con otros dos verdaderos mostros de todos los tiempos, Rafael Nadal y Novak Djokovic, contra quienes también le tocó perder.

Roger, quien se mantuvo activo durante 24 años, también ganó una medalla de oro y una de plata en Juegos Olímpicos. En Londres 2012 tuvo que conformarse con el subtítulo en individual tras ceder en la final ante el británico Andy Murray, pero cuatro años antes se había impuesto en dobles junto a su compatriota Stanislas Wawrinka.

Sus 103 títulos ATP lo ubican como el segundo máximo ganador de todos los tiempos solo por detrás de Jimmy Connors (109). Es, además, el único tenista que ha ganado en cinco o más ocasiones tres de los cuatro Grandes. Sus 310 semanas al frente del ranking ATP lo sitúan como el segundo mejor en la lista, solo superado por Djokovic (373), aunque nadie ha permanecido tantas de forma consecutiva (237).

En el O2 Arena de Londres, Roger Federer puso fin a una ilustre carrera deportiva, llena de triunfos, record y hazañas. Podemos decir sin temor a equivocarnos que un mito viviente colgó la raqueta. Por eso tantas lágrimas en ojos de Nadal, los allí presentes, y los millones de fanáticos que vieron el partido.

Se retira uno de los deportistas más emblemáticos de todos los tiempos, Su Majestad, Roger Federer. Sin él, el tenis no será igual.