domingo, 3 de marzo de 2024

Serie salvada, Leñadores con el hacha

El período de tiempo más extendido en que Cuba ha estado sin disfrutar una corona es tres años...

Joel García León en Exclusivo 06/02/2019
0 comentarios
Despaigne
Una realidad inexorable, que nunca antes había ocurrido en estas lides, es la presencia de peloteros cubanos en los ¡seis! conjuntos del evento (Juan Moreno Hernández / Cubahora)

La 61 Serie del Caribe de Béisbol salvó su continuidad en una semana (de la anunciada Barquisimeto a esta capital istmeña), y aunque bien distante en cuanto a organización, exquisitez e infraestructura, el evento va resultando muy atractivo, pues varias cábalas, estadísticas o simplemente predicciones de especialistas hablan de que los Leñadores de Las Tunas están destinados al primer puesto.

La primera de todas se refiere a que nunca en suelo panameño una selección cubana perdió el cetro, pues en 1952 triunfaron los Leones de La Habana, en tanto para 1956 y 1960 el éxito correspondió a los Elefantes del Cienfuegos. “Eso ha actuado positivamente para los muchachos y nos preparamos para ganar ante el mejor contrario, por mucho oficio o profesionalidad que tengan”, aseguró el mentor Pablo Civil.

Otra razón histórica acerca también el título a la representación tunera, pues el período de tiempo más extendido en que Cuba ha estado sin disfrutar una corona es tres años. Así sucedió entre 1953-1955 y viene pasando ahora del 2016 al 2018. “Más allá de si funcionan o no hacer estas analogías, vinimos por el oro que se nos escapó en aquella semifinal de Culiacán que perdimos 0-1”, respondió Lázaro Blanco, la carta de pitcheo número uno del staff de lanzadores.

Una realidad inexorable, que nunca antes había ocurrido en estas lides, es la presencia de peloteros cubanos en los ¡seis! conjuntos del evento. Además del cuadro campeón de la 58 Serie Nacional, hay jugadores nacidos en la Mayor de las Antillas con las Estrellas Orientales: Néstor Cortés, Yunesky Maya, Raúl Valdés y Odrisamer Despaigne; con los Toros de Herrera está inscrito Ángel Cabrera; al tiempo que Dariel Álvarez es el cuarto madero en la alineación de los Charros de Jalisco; el lanzador Armando Rivero está listo para salir con el uniforme de los Cangrejeros de Santurce y Rangel Ravelo se desempeña con los Cardenales de Lara.

“Es siempre muy bonito poder saludar y ayudar a muchos de los que fueron compañeros de uno en provincia o selecciones nacionales”, recordó Dariel Álvarez, camagüeyano que visitará a su familiar una vez terminada la Serie del Caribe 2019, y que no se cansa de repetir a varios colegas que le gustaría dentro de unos años volver a jugar en nuestras series nacionales, pues ahora mismo piensa insertarse en la Liga Profesional Japonesa.

Como si tantas coincidencias, encuentros y esperanzas fueran pocas, la tropa de Pablo Civil sacó el hacha desde el segundo día al disponer 3-1 de uno de sus rivales más enconados en el Grupo: Los Charros de Jalisco. “La pelota se gana entre raya y raya del terreno, pero esta vez no habrá quien nos los quite”, comentó Alexander Ayala, un torpedero que se define como gladiador y que aspira al doblete: monarca en Cuba y en el Caribe.

 


Compartir

Joel García León


Deja tu comentario

Condición de protección de datos