jueves, 22 de febrero de 2024

Sergio y Nivaldo vuelven a otra espesa duela mundialista

Los ocupantes del quinto escaño olímpico, y noveno mundial, figuran entre las duplas importantes del venidero clásico universal de voleibol playero...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 28/06/2017
0 comentarios
Actuación de Cuba  en Río del 6 al 7 de agosto
Sergio González y Nivaldo Díaz lograron un cupo para la cita mundialista.

Quizá por la vía menos esperada logró un cupo para la cita mundialista la dupla de voleibol de playa integrada por Sergio González y Nivaldo Díaz (SN). Antes de iniciar la campaña las autoridades de la especialidad en la nación estimaban que ellos podían clasificar al evento tras el quehacer en el circuito mundial, mientras Karell Peña y Daisel Quesada lo harían por Norte Centroamérica y el Caribe (Norceca).

Los almirantes, como suelen decirles en el ambiente de la disciplina, abrieron bien, pues lograron acceder al podio en las paradas de Xia Men, China y Suiza. Pero en el tránsito por Brasil, los rendimientos disminuyeron un tanto y ello los colocó en situación desventajosa. Pero, como las parejas que les antecedían en el ranking eran auriverdes, solo pasaron a la liza las principales de aquella nación, tal y como lo establece el reglamento.

Karell y Daisel resolvieron su participación por esfuerzo propio. Conquistaron la victoria en Baja California e Islas Caimán para adjudicarse 400 puntos; y, así, liderar la lista que otorgó pases al foro ecuménico que se extenderá del 28 de julio al 6 de agosto en Viena, Austria.

Por supuesto, Leonides Regueiferos (El Moro), estratega de la dupla SN, y jefe del área, transitó por algunas jornadas de preocupación, pues demoró algún lapso conocer la realidad para sus alumnos.

Luego de conocer el resultado, el Moro, como siempre, estableció una diáfana conversación: “Los muchachos están decididos a ocupar un buen lugar en el mundial; y eso es muy bueno para alcanzar admirables rendimientos. Sergio y Nivaldo saben que regresan a una cancha hirviente en todo momento, porque los adversarios son muy capaces y aprovechan cualquier tipo de equivocación, fundamentalmente las tácticas. Lo sucedido en Río (perdieron el cotejo luego de tener ventaja en el tie break 12x9 puntos) confirma mi parecer. Quedamos fuera de los cuatro grandes. Las competencias élites tienen sus reglas y cuidadito con infringirlas.

”Karell y Daisel son muy voluntariosos y eso es una cualidad indispensable para enfrentar, reiteradamente, a contrarios con muy buenas rutinas. Ellos no están muy acostumbrados a evaluarse en medio de amplias exigencias. Pero alguna vez hay que empezar. Además, las victorias suben la autoestima de cualquier deportista. A lo mejor también son la revelación en la arena de Viena”.

El voleibol de playa se convirtió en deporte olímpico en los Juegos de Atlanta, en 1996, resultando un enorme éxito, tanto entre los jugadores como entre los espectadores. Se incluyó en aquel programa, gracias a Juan Antonio Samaranch. El entonces presidente del COI quedó impresionado tras ver los desenlaces del mundial de Copacabana, en 1993. Hoy es una las disciplinas imprescindibles en la planificación de cualquier liza multidisciplinaria, pues convoca a grandes cantidades, millares, de espectadores en cada fecha competitiva.

CAMPEONES MUNDIALES (SIGLO XXI)

Klagenfurt 2001: Mariano Baracetti/Martín Conde (ARG). Río de Janeiro 2003: Emanuel Rego/Ricardo Santos (BRA). Berlín 2005: Márcio Araújo/Fábio Luiz Magalhães (BRA). Gstaad 2007: Todd Rogers/Philip Dalhausser (USA). Stavanger 2009: Julius Brink/Jonas Reckermann (ALE). Roma 2011: Emanuel Rego/Alison Cerutti (BRA). Stare Jabłonki 2013: Alexander Brouwer/Robert Meeuwsen (NED). Países Bajos 2015: Alison Cerutti/Bruno Schmidt (BRA).

CAMPEONES OLÍMPICOS

Sídney 2000: Dain Blanton/Eric Fonoimoana (USA). Atenas 2004: Ricardo Santos/Emanuel Rego (BRA). Beijing 2008: Phil Dalhausser/Todd Rogers (USA). Londres 2012: Julius Brink/Jonas Reckermann (ALE). Río de Janeiro 2016: Alison Cerutti/Bruno Oscar Schmidt (BRA).


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos