jueves, 8 de diciembre de 2022

Segunda etapa de la Serie Nacional ¿siempre mejor?

Con ocho equipos reforzados y un calendario de 42 partidos, la 55 temporada beisbolera ya entró en su segunda fase, pero siguen pendientes no pocas asignaturas técnico-tácticas...

Joel García León en Exclusivo 24/12/2015
0 comentarios

Matizada por una visita trascendental y a la par desafiante de los directivos y jugadores de la Major League Baseball (MLB), la segunda y decisiva fase de la 55 temporada cubana de béisbol ya entra en su tercer enfrentamiento bilateral con algunas señales comparativas y no pocos conjuntos preocupados, pues quedan apenas 36 partidos para incluirse entre los cuatro semifinalistas que pasarán a los play off.

La arrancada veloz ha sido a golpe de hachas y leña, porque los leñadores de Las Tunas barrieron en el inicio a los submonarcas de Isla de la Juventud y estuvieron a punto de hacerlo con los cocodrilos de Matanzas. La ofensiva de los discípulos de Ermidelio Urrutia sigue guiando sus triunfos —309 de average—, con Rubén Paz, Andrés Quiala y Yosvany Alarcón como tridente indomable para los lanzadores rivales.

Por supuesto, el arranque de los anfitriones del Juego de Estrellas de esta Serie ha sido también espectacular en el pitcheo —los mejores con 2,25 promedio de carreras limpias— con par de lechadas y apenas 15 carreras permitidas. ¿Qué secretos nos habrán guardado para esta vuelta los leñadores?

A diferencia de la etapa inicial, aquí veremos pocos “escobazos”. Matanzas aprovechó frente a Holguín y se anotó la segunda antes de ceder dos veces con los tuneros. Llama poderosamente la atención la decena de errores de los yumurinos en seis encuentros, aunque en sentido general la defensa ha iniciado mal esta ronda para todos los elencos, con 57 pifias en 24 juegos (a más de dos por desafío).

Industriales y Pinar del Río, son quizás los conjuntos más nerviosos de los ocho por sus resultados adversos en estos primeros acordes. Los azules de Javier Méndez regresan a su cuartel general del estadio Latinoamericano con dos solitarias sonrisas, en las que mucho tuvo que ver el pitcheo intermedio o de relevo, el cual no aguantó las toleterías de Ciego de Ávila y Granma, respectivamente.

En el caso de los vueltabajeros, su ofensiva no acaba de inyectarse para producir carreras, en tanto su cuerpo de serpentineros —el arma más cotizada de ellos para aspirar a semifinales—únicamente ha podido salir airoso en un solo partido. Con la excepción de Andy Sarduy (bateando 300), los refuerzos no están rindiendo como esperaba la dirección, en especial Lázaro Ramírez, demasiado infectivo en los turnos delanteros.

Asimismo, la inspiración y el liderazgo de Donal Duarte parece estar marcando el despegue pinareño, pues el capitán apenas compila para 174 (23-4), con solo un remolque. Si bien su puesto es de privilegio, todavía en la tabla de posiciones las señales están lanzadas con prisa para la tropa de Gallardo, la actual monarca de la Serie del Caribe.

Para tener idea del pequeño salto de calidad que comienza a aflorar en esta segunda fase, los niveles ofensivos han bajado ya cuando se le compara con los primeros 45 juegos de 16 equipos. Entonces se bateaba para 277; ahora, 261; se pitcheaba para 3,87, ahora para 3.80; y se atrapaban más esféricas (975 promedio de average defensivo) por 969, ahora.

Cada vez con más fuerza piden vaticinar cuáles equipos serían los cuatro punteros para la discusión de las medallas. Hoy, no parece tener problemas el campeón defensor, Ciego de Ávila, pero al resto les toca pelearlos sobre cada estadio, aunque Industriales y Granma andan con más integralidad y casi reservan, o dejan para reservar, el último cupo.

¿Siempre mejor las segundas etapas? Hasta ahora solo se aprecia algún que otro esfuerzo, pero nada concreto. Y eso lo sabe cada mentor de oficio y cada mentor popular.

 VATICINIOS DE LAS SUBSERIES

Industriales- Holguín  INDUSTRIALES

Ciego de Ávila- Matanzas   CIEGO DE ÁVILA

Las Tunas-Pinar del río: LAS TUNAS

Granma –Isla de la Juventud: GRANMA


Joel García León


Deja tu comentario

Condición de protección de datos