domingo, 27 de noviembre de 2022

Se sueltan los Tigres en la pelota cubana

Con sus tres victorias los avileños pasaron al segundo lugar de la tabla...

Norland Rosendo González en Exclusivo 11/03/2022
0 comentarios
Ciego de Ávila SNB 61

Tres barridas, dos de ellas fuera de plan, marcaron la subserie de mediados de semana en la temporada cubana de béisbol, que conservó a Mayabeque como jefe de pelotón sin jugar y tiene a Matanzas sumido en una racha de seis derrotas, a pocos días de organizar el Juego de las Estrellas.

Los Tigres de Ciego de Ávila completaron una de las limpiezas impensadas. Los Leopardos de Villa Clara llegaron al José Ramón Cepero con saldo de nueve victorias en sus diez últimas salidas, pero la carretera no les vino bien a los muchachos de Pedro Jova, cuya mala defensa e inefectividad del bullpen los dejó con las manos vacías entre martes y jueves.

Con esa triada de triunfos los avileños completaron la veintena de éxitos, primer conjunto que lo logra, y ascendió al segundo lugar, a solo media unidad de Huracanes de Mayabeque, que ahora tiene una subserie pendiente para cuando llegue el momento de la recuperación de partidos.

Yorelvis Charles devolvió a Vladimir García, uno de sus pícheres más experimentados, a su trabajo en el bullpen, y el hombre, con 131 victorias en series nacionales, respondió con par de tapones y acumula 74, el segundo entre los activos detrás de José Ángel García (279).

Siempre di a los Tigres entre mis candidatos a clasificar a los play off y con su actual comportamiento confirman mis vaticinios, aunque aún no es tiempo para esos análisis, pues el calendario no ha cubierto la mitad de los juegos previstos.

Igual dije que los Toros de Camagüey, a pesar de las tantas bajas sufridas de un año a otro, tenían potencial para incluirse entre los ocho mejores al término de la campaña regular.

No están en ese selecto grupo, pero sus tres victorias sobre el subcampeón Matanzas pueden ser un augurio de reacción, cuando todavía pierden más de lo que ganan.

Protagonistas de la final de la serie 59, Cocodrilos y Toros siguen con una gran rivalidad, una señal más para pensar en que con esa gran ofensiva, la que más extrabase produce, líder en dobles (70), triples (14) y jonrones (33), los dirigidos por Miguel Borroto puedan empinarse sobre esta limpieza para continuar remontando posiciones.

La tercera escoba blandida sí era previsible, pues Sancti Spíritus está en un buen momento y los Elefantes de Cienfuegos andan lentos, pero no aplastantes.

Cepeda, segundo con 800 extrabases en serie nacionales. (Foto: Abel Rojas Barallobre)

Más bien los aplastados fueron ellos, después de dos choques decididos por la mínima, recibieron un nocaut este jueves que terminó hundiéndolos en el sótano de la tabla de posiciones.

En ese último duelo el joven Ariel Zerquera de 23 años y un ilustre desconocido en el torneo élite de nuestra pelota ganó su quinto juego sin derrotas y rebajó su promedio de carreras limpias a 1.03, el mejor del torneo, acompañado de 1.00 de WHIP, excelente si lo comparamos con la media del campeonato (1.66).

La nota de esta semana en ese pareo la firmó Frederich Cepeda, quien llegó a 800 extrabases en su carrera, el segundo que lo logra en Cuba, después del mítico Orestes Kindelán (853).

De acuerdo con el estadístico Benigno Daquinta, detrás de ellos se ubican Omar Linares (785), Antonio Muñoz (774) y Antonio Pacheco (713), y entre los activos, los escoltas son Dánel Castro (645) y Yordanis Samón (639).

Los demás pareos terminaron con saldo de 2-1 a favor de Pinar del Río, Granma, Industriales y La Isla. De esos duelos, el de los Piratas fue el más sorpresivo, aunque a estas alturas y con el historial que tienen, a nadie debería sorprender que los isleños tumben rivales más fuertes.

Los alumnos de Armando Johnson estuvieron a punto de recibir un cero jit-cero carreras el martes, pero salieron en los dos duelos siguientes como si nada hubiese pasado y silenciaron la conga que suena incansablemente en el parque Guillermón Moncada de Santiago de Cuba.

Y siguen pescando en tabla revuelta, donde un grupo numeroso de equipos está parejo en un bolsón que cubre un área cada vez más grande en la medianía del ordenamiento.

Ahí también aparecen los Leones, victimarios dos veces de Guantánamo; y Vegueros y Alazanes, airosos igualmente en dos choques frente a Holguín y Artemisa, respectivamente.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos