miércoles, 12 de junio de 2024

Santiago de Cuba no quiere ceder

El conjunto indómito aún conserva el invicto que arrastra desde el inicio de la fase de grupos...

José Luis López Sado en Exclusivo 17/05/2017
0 comentarios
Fútbol-técnico Lorenzo Mambrini
El técnico Lorenzo Mambrini conversa con dos de los jugadores santiagueros.

La pregunta pulula por todos los rincones de la Isla… y al parecer, nadie tiene respuesta precisa cuando ya se han cumplido tres fechas de la hexagonal final de la 102 Liga Cubana de Fútbol: ¿qué equipo será capaz de quebrarle el invicto a Santiago de Cuba, intocable desde el inicio de la fase de grupos el pasado 5 de marzo?     

Los dígitos del cuadro del director técnico italiano Lorenzo Mambrini, frisan los límites de la excelencia. Si a los 12 cotejos disputados en el grupo C, se suman los tres que ha dirimido en esta gran final, veremos que solo se les han escapado ¡ocho puntos!, al acumular 37 de 45 posibles, algo que se aprecia en muy pocas ligas foráneas.

En esta cota se incluyen 11 victorias y cuatro empates, con la sensacional firma de 29 goles a favor y solo cuatro en contra, la mejor de los últimos tiempos en la historia del certamen doméstico.

Italiano al fin, muchos especialistas me cuentan —solo he podido ver un partido de este equipo— que Mambrini no ha renunciado a la filosofía de juego basada en el “catenaccio” (candado defensivo), apoyado en la buena talla y fortaleza física de sus defensores y volantes de contención.

Sin embargo, llama poderosamente la atención el poder de ataque del conjunto indómito, porque 29 goles en 15 juegos dan un promedio de 1.9 dianas por enfrentamiento. Si a ello se une esa buena defensa, entonces Santiago ya aparece como un fuerte candidato al título.

Entre esos 29 goles, ocho pertenecen a su delantero Pablo Ramón Labrada, líder perforador del certamen. Y, sin dudas, las palmas también para su cancerbero Nelson Johnston, por demás, principal arquero de la selección nacional de fútbol sala, a quien solo le han marcado tres goles en 13 partidos (1170 minutos de juego), para un anémico promedio de 0.23 dianas por cotejo.

Después de concluida la fase de grupos, en la cual paseó la distancia por la llave C y signó 30 puntos en 12 juegos, muchos pensaron que la “verdad de Mambrini” se iba a saber en la hexagonal final, donde se jugaría bajo el sistema de partidos de ida y vuelta, y la calidad estaría más concentrada por los refuerzos que escogerían cada uno de los cinco equipos restantes.

Y los indómitos, fieles a su esquema de juego, ahora también han mantenido el paso triunfal, con dos victorias y un empate: en el debut vencieron 3-0 a Cienfuegos, luego igualaron 2-2 contra Camagüey y en la pasada fecha derrotaron 4-1 a Las Tunas.    

¿Qué se les avecina? Pues, el próximo sábado, en la cuarta fecha de la hexagonal en busca del título que ostenta Villa Clara, al elenco santiaguero le toca enfrentarse a Ciego de Ávila, en Morón.

Los avileños, que lideraron el grupo eliminatorio B empatados con Camagüey (18 puntos), ahora no han iniciado con el mismo ímpetu —ni los mismos dígitos—, pues en tres juegos tienen saldo de un triunfo y par de fracasos, a pesar de incluir en su nómina al letal ariete Sander “Keko” Fernández, quien regresó de la Liga de Antigua y Barbuda y ya posee seis goles en igual cantidad de partidos.

Los restantes cotejos de la cuarta ronda serán a base de Las Tunas-Villa Clara y Camagüey-Cienfuegos, siempre en terreno de los primeros.

Luego de las tres primeras fechas, la hexagonal final muestra a Santiago de Cuba en la punta, con siete puntos, seguido por Cienfuegos (6), Camagüey (5), Villa Clara (4), Ciego de Ávila (3) y Las Tunas (0) como zaguero, merced a tres derrotas consecutivas.    

A continuación, Cubahora les deja con un cuadro resumen de la actuación de los seis equipos, sumadas la fase de grupos y lo que va de esta etapa hexagonal. No obstante, es válido hacer la salvedad de que el campeón será el equipo que más puntos muestre al finalizar esta última fase de seis colectivos, que contará de 10 juegos.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos