domingo, 27 de noviembre de 2022

Real Madrid y Juventus se citan en Cardiff

El monarca exponente Real Madrid y la Juve de Turín, ganaron sus duelos semifinales contra el Atlético de Madrid y el Mónaco, respectivamente...

José Luis López Sado en Exclusivo 11/05/2017
0 comentarios
Croata Mario Mandzuki-Juventus de Turín

Cada cual con sus particularidades –algunas, no dejaron de ser sorpresivas-, el monarca exponente Real Madrid y la Juventus de Turín solventaron sus respectivos duelos semifinales contra el Atlético de Madrid y el Mónaco, respectivamente, para así avanzar a la disputa del título de la Liga de Campeones del fútbol europeo 2016-2017, el próximo día 3 en Cardiff, capital de Gales.

El partido de vuelta del derby madridista, este miércoles, dejó un mal sabor a los hinchas del Real, equipo que cedió 1-2 ante el Atlético, como visitante en el estadio Vicente Calderón. Pero le bastó su triunfo por goleada de 3-0 en la grama del Santiago Bernabéu, con hat trick de Cristiano Ronaldo, en el duelo de ida.

Este miércoles, los alumnos e hinchas del club comandado por el técnico francés Zinedine Zidane, se llevaron un tremendo susto en los primeros 20 minutos del cotejo.

El Atlético, conocedor de la desventaja con la que encauzaban el duelo, salió decidido a marcar bien temprano para poder soñar con una histórica remontada. Todos corrieron, se entregaron sin miramientos y presionaron mucho en esos primeros compases, en los que el cuadro merengue cometió varias imprecisiones en los pases y en la salida con la pelota.

Todos los goles cayeron en el primer tiempo. Saúl Ñíguez adelantó a los «colchoneros» en el minuto 12, con potente cabezazo tras el saque de un córner. Y luego su delantero Antoine Griezmann marcó el 2-0 al transformar un penal en el 16’, cuando Raphael Varane derribó en el área a Fernando «el Niño» Torres.

Pero después del minuto 20 y con el 2-0 a su favor, el Atlético cometió el error de perder la posesión del balón. Isco, en compañía de Luka Modric, se encargaron de tramitar pelotas con peligro al área chica rival. En tanto, a los discípulos del «Cholo» Simeone no crearon oportunidades claras de gol en los 70 minutos restantes.

Con ese 0-2 en contra, el Real se mantenía cómodo. Pero no querían casualidades. Y el gol de Isco ante la salida del cancerbero esloveno Jan Oblak -en el cual se lució Karim Benzema con una bonita gambeta pegada a la línea de meta-, fue letal para el Atlético, que así estaba obligado a marcar tres goles para dar la vuelta a la eliminatoria. Y su gasto físico en la primera mitad, les pasó factura.

 Así, el Real Madrid se metió en su segunda final consecutiva de «Champions», donde se medirá a la Juventus de Turín el próximo 3 de junio en Cardiff.

JUVENTUS BATIÓ AL MÓNACO

En el otro cotejo de vuelta de la fase semifinal, la Juventus de Turín mostró su firmeza en labores defensivas y supo reponerse de un comienzo incierto para vencer 2-1 al Mónaco francés.

El jugador clave de la Juve, tal y como ocurrió en el partido de ida, fue su lateral derecho Dani Alves, autor de la asistencia con la cual el croata Mario Mandzukic abrió el marcador al minuto 33, y marcó el gol que amplió la ventaja a los 44’.

Alves no creyó en al tránsito por su banda de un jugador tan veloz y desequilibrante como el joven delantero de 18 años Kylian Mbappé, quien descontó en el 69’. Gambetas y centros desde diversos ángulos, convirtieron al brasileño en un peligro permanente para la zaga gala.

La Juve fue un ciclón en los primeros minutos, con Mbappé, Bernardo Silva y el colombiano Radamel Falcao decididos a abrir el poderoso candado defensivo impuesto por el técnico italiano Massimiliano Allegri.

El trío, apoyado por Djibril Sidibe, no creyó en el aval de la reconocida zaga del cuadro turinés. Pero una vez más, sus acciones eran neutralizadas por las prodigiosas piernas de Chiellini y Bonucci y las tenazas del cancerbero Gianluiggi Buffón.

Los italianos capearon el temporal. Con el paso de los minutos, interpretaron mejor el diseño de juego propuesto por el técnico del cuadro galo Leonardo Jardim. Se acoplaron sus jugadores, salieron con balón en movimiento… y con Alves como director de la orquesta.

A los 33 minutos, Mandzukic recibió el pase del brasileño y le pegó al balón, que fue rechazado por el portero Subasic. El croata capturó el rebote y logró rematar con efectividad.

El propio Alves amplió el pizarrón con potente derechazo en el 44’. Y así se fueron al descanso, con el juego cuesta arriba para los franceses que nunca se rindieron. Mantuvieron su vocación ofensiva y en el 69’ llegó el gol de Mbappé, que quebró el invicto de la Juventus de 689 minutos sin recibir dianas en esta Champions. El récord pertenece al Arsenal inglés (995’), en la temporada 2005-06.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos