martes, 6 de diciembre de 2022

Real Madrid y Juventus ganan primer pulso

En sus respectivos partidos de ida, el club español goleó 3-0 al Atlético de Madrid y el cuadro de Turín derrotó 2-0 al Mónaco francés...

José Luis López Sado en Exclusivo 04/05/2017
0 comentarios
Higuaín-goles contra el Mónaco
Higuaín festeja uno de sus goles contra el Mónaco.

El fútbol no gusta mucho de las casualidades, y  menos aún de las improvisaciones. Por eso, si los sistemas de juego que se llevan a la cancha «desnudan» las debilidades del rival de turno, entonces los jugadores de más tino con el balón hacen de las suyas e imponen su categoría. Y creo que ese quedó demostrado en los partidos de ida de la fase semifinal de la Liga de Campeones del Fútbol europeo.

En el duelo disputado en el estadio Santiago Bernabéu, el anfitrión Real Madrid ganó el derbi de esa ciudad española al golear 3-0 al Atlético de Madrid, con un hat-trick del crack Cristiano Ronaldo (CR7).

El delantero luso no escatimó energías y se entregó a plenitud, corrió como en su época de plena resistencia física, y supo no solo pedir el balón, sino también estar ubicado como depredador del área chica, cerca de la portería defendida por el esloveno Jan Oblak.

Los madridistas siempre tuvieron control del partido, apoyados en las habilidades en el toque a la esférica y los trazos eficientes de sus mediocampistas Toni Kroos y Luka Modric. Así, las pelotas le llegaron con frecuencia a CR7. Y las que no le llegaron, lo «buscaron» a él, para que sentenciara el partido.

 Vale citar que el Atlético mostró una pésima labor en ese vital sector de la cancha con el accionar de Saúl Ñíguez y Gabi, además de exhibir a un solo hombre capaz de inquietar algo al club merengue: el belga Yanni Carrasco. Antoine Griezmann y Kevin Gameiro, los delanteros de lujo, apenas se vieron.

Pienso que el «Cholo» no estuvo claro en su sistema de juego: propuso un partido muy ofensivo y sus jugadores dejaron muchos espacios. Entonces, el Real los liquidó al contraataque. Los goles de Cristiano llegaron en los minutos 9 (de cabeza), 72 y 85. Así, CR7 llegó a 400 goles con la camiseta del Real Madrid.

El partido de vuelta será el venidero miércoles 10. Y mi pronóstico es el avance del Real Madrid a la final de Cardiff, en Gales.

HIGUAÍN AUPÓ A LA JUVENTUS

En la otra semifinal, la Juventus de Turín mostró por qué sale como favorito en su duelo contra el Mónaco francés y lo derrotó 2-0 como visitante, en el estadio Louis II.

El héroe del triunfo fue un jugador a quien le han caracterizado como villano cuando juega de delantero con la selección argentina. Me refiero a Gonzalo «Pipita» Higuaín, autor de los dos goles que ponen a la «Vecchia Signora».

Dos excelentes contragolpes, que culminaron con par de asistencias del lateral derecho Dani Alves, cerraron la jugada con las definiciones de Higuaín de cara al arco defendido por Danijel Subasic, en los minutos 25 y 59.

El técnico de la Juve, Massimiliano Allegri, fue claro en su planteamiento táctico: su talentoso volante por derecha Paulo Dybala debía estar preparado para un contraataque. Los restantes jugadores, estarían enrolados en el imbatible «muro» de Turín. Allegri le «entregó» la pelota a los hombres de ataque rival, entre ellos la joya francesa de solo 18 años, Kylian Mbappé.

Pero los volantes Bernardo Silva, Thomas Lemar y Tiemoué Bakayoko, quienes perdieron muchos balones en el mediocampo, no pudieron abrir el candado defensivo de Allegri. Claudio Marchisio y Miralem Pjanic, fueron firmes baluartes en la contención y recuperación de pelotas. En tanto, Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci fueron esos reconocidos zagueros de buena talla y pierna dura.

Las palmas también para el veterano arquero Gianluigi Buffon, quien detuvo varios balones que amenazaban con crearle peligro a su cabaña, a la cual solo han penetrado dos esféricas en 11 partidos de esta Champions 2016-2017.  

Además, reconocimiento especial para Dani Alves, jugador clave que subió mucho al ataque, y cuando no fructificaba, bajaba veloz en labores defensivas para batirse de tú a tú con el talentoso Mbappé. Además, sus asistencias «acomodaron» a Higuaín de cara al arco defendido por Danijel Subasic, en los minutos 25 y 59. Y el Pipita no falló.

El partido de vuelta será el próximo martes, en el Juventus Stadium, con el equipo anfitrión disfrutando estos dos goles de Higuaín, de doble valor en rol de visitante. Mi voto para llegar a Cardiff es a favor de la Juve.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos