sábado, 24 de febrero de 2024

Rafael Saínz: Entre las doce cuerdas de Guantánamo a Serbia

Rafael Saínz fue un destacado boxeador cubano en la década del 80 del siglo pasado. También ha tenido una importante carrera como entrenador...

Duanys Hernandez Torres en Exclusivo 01/10/2021
0 comentarios
Rafael Sainz Suarez boxeador
Saínz fue uno de los principales minimoscas cubanos en esa década

A Rafael Saínz Suárez llegué por intermedio de un amigo en común, que me habló de su labor como boxeador en la década de los 80 del pasado siglo en la selección nacional, y su trayectoria como entrenador.

Saínz fue uno de los principales minimoscas cubanos en esa década. Celebró 365 combates en su carrera, con 340 victorias y solo 25 derrotas. Cubahora pudo conversar con el guantanamero sobre su trayectoria.

—¿Cómo comenzaste en el boxeo?

— Me inicié en este deporte a la edad de 10 años, por embullo de mi hermano Francisco, y mi primo Félix que eran los boxeadores, porque lo mío era la música. Tocaba desde niño la batería con mi padre  en la orquesta Estrellas del Norte. En categorías juveniles tuve buenos resultados en la provincia hasta que llegué al equipo nacional.

— ¿Cuáles fueron tus principales resultados dentro de la escuadra nacional?

— En Cuba, los dos títulos alcanzados en los Torneos Córdova Cardín en 1983 y 1990 respectivamente. No pude ganar en los Playa Girón, pero fui varias veces medallista, incluido un subtítulo nacional en 1984.

En eventos internacionales, fui campeón panamericano de la disciplina en 1990. Gané los Juegos Centroamericanos y del Caribe en La Habana 1982, y  terminé con plata en México1990. Tres veces gané en el tope contra boxeadores de Estados Unidos, y cuatro veces el Match de Retadores.

— ¿Cuándo llega el retiro?

— Después de la plata en los 51 kgs en México 1990, el profesor Alcides Sagarra me sugirió que era el momento del retiro. Ya me sentía en la etapa final de mi carrera, y me retiré en un Córdova Cardín en Guantánamo, mi provincia.

— ¿Carrera como entrenador?

— Desde 1991 laboro como entrenador. Estuve en el Combinado Ponce Carrasco en Centro Habana incluyendo a varios atletas en la Academia Provincial de La Habana. Formé parte como entrenador de la colaboración deportiva  en Venezuela entre 2001 y 2006. Conseguí que cinco boxeadores que entrené, se convirtieran en campeones nacionales, y uno de los 75 kgs fue promovido a la selección nacional de Venezuela.

En Guantánamo tuve buenos resultados con el equipo juvenil. Del séptimo lugar nacional en la categoría lo llevamos al cuarto. Con los mayores conseguimos el tercer lugar para la provincia en el Playa Girón. Y en la Series Nacionales obtuvimos el segundo lugar en 2017 y el tercero en 2018.

— Hace unos meses llega a Serbia, sede del próximo campeonato mundial. ¿Cuál es su función allí, y cómo valora a este deporte en aquel país?

— Serbia no es una potencia en el boxeo. El objetivo nuestro es preparar y buscar talentos en este deporte por todo el país. Tuve la posibilidad de participar quince días  en los entrenamientos con la selección nacional que se prepara para el campeonato del mundo de octubre del que serán el país sede.

El equipo tiene posibilidades de alcanzar alguna medalla en el mundial, sobre todo con un boxeador de 52 kgs que ya fue medallista de bronce mundial. Hay un 49 kgs, un 64 kgs que incluso ha peleado con Andy Cruz, y un 81 kgs que también tienen calidad para luchar por una medalla en ese mundial.

Después de esa oportunidad fui trasladado para la ciudad de Novi Pasar, y aquí me encuentro trabajando con los talentos, para ver si desarrollamos el deporte en esta región.

— ¿Qué crees de la implementación de 13 divisiones en el boxeo, a partir del campeonato del mundo?

— Para Cuba es muy beneficioso. Es positivo porque se les da más participación a atletas cubanos que tenían pocas opciones cuando eran menos divisiones, y coincidían con otros de más nivel en el mismo peso. El boxeo cubano necesitaba esa expansión. En aquellos años cuando boxeaba existían doce divisiones, y Cuba tenía un brillo tremendo en casi todas. Es una excelente opción para que nuestro boxeo ratifique su calidad.

— ¿Cómo ve el boxeo cubano actual?

— Nosotros somos una potencia en el mundo, y eso no ha cambiado. Para Cuba no hay nada malo en este deporte. Y lo vamos a demostrar aquí en el campeonato mundial de Serbia.


Compartir

Duanys Hernandez Torres

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos