jueves, 18 de abril de 2024

¿Quiénes tienen la mejor llave en el medio del campo?

Más de una combinación estelar y hermética de paracortos y camarero ha pasado por las series nacionales. El espectáculo dice una cosa, los números otra...

Norland Rosendo González en Exclusivo 07/05/2020
2 comentarios
Yorbis Borroto-pelotero cubano
El avileño Yorbis Borroto seguro en las paradas cortas adelantado en su posición.

La mejor noticia de la semana en béisbol sucedió en Corea del Sur, donde el pasado martes empezó su liga profesional (KBO), la segunda que arranca en medio de la pandemia de la COVID-19, ambas en Asia. La otra fue la de Taipéi de China, y en las dos juegan peloteros cubanos, aunque son mercados aún sin vínculos contractuales con la Federación Cubana de Béisbol.

El circuito coreano es el segundo más fuerte del lejano oriente (o cercano, si se viaja a través del Pacífico) y su apertura tiene restricciones, como la ausencia de público en las jornadas iniciales, pues el país no está libre del nuevo coronavirus, el pasado domingo reportó 13 infecciones y acumula 10793 casos, y 250 muertes, según el Centro de Control de Enfermedades de Corea.

Allí está fichado el matancero José Miguel Fernández y en la isla vecina el pitcher habanero Odrisamer Despaigne, y algunas fuentes cercanas nos habían dicho a finales del año pasado que ambas ligas tenían interés en contratar talento cubano que vive en Cuba, valga la aclaración. Por lo pronto, es un mercado virgen para nosotros.

En América no hay fecha para el Opening Day y eso incluye Cuba, mientras tanto vamos a seguir con las selecciones ideales por posición. Después de Pestano y Muñoz, no sin contrincantes fuertes en ambos casos, toca el turno a las combinaciones alrededor del segundo cojín, donde también hay más de un tándem que merece titularidad en el equipo ideal.

En casi todas las encuestas públicas ganan los espectaculares Germán Mesa y Juan Padilla. Ese dúo hacía obras de arte en medio del campo, lo mismo individualmente que juntos. Tenían imán en las manos enguantadas y una habilidad excepcional para soltar la bola como si fuera un clavo ardiente.

El Mago Germán tiraba para la inicial y salía corriendo para el banco sin esperar que el árbitro decretara el out, no hacía falta. Sabía, de antemano, la decisión del imparcial. No menos hermético y elegante era Padilla, que si no jugó más en el Cuba se debió a que coincidió en tiempo con Antonio Pacheco, el Capitán, que tan bien armonizaba también con Germán en los torneos internacionales.

Ambos camareros y el Mago de las paradas cortas vistieron el uniforme de la selección nacional a partir de 1989, en la IX Copa intercontinental de Puerto Rico, la XXXI Copa Mundial en Edmonton 90, la olimpiada de Barcelona 1992, la XI Copa Intercontinental de Italia 1993, los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Puerto Rico ese mismo año, la Copa del Mundo de Nicaragua 1994, y en 1995 departieron en el mismo equipo que estuvo en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, el preolímpico de Edmonton y la Copa Intercontinental de La Habana.

Pacheco y Germán de titulares y Juan esperando una oportunidad que más bien llegaba en los finales y cuando el marcador se abría.

Pero, en series nacionales, lo de Germán y Padilla era una fiesta. Antes, hubo combinaciones estelares también, y paracortos que eran ellos solos un show, por la cobertura, el brazo, la precisión, los lances hacia adelante, hacia atrás y desde el hueco, donde las más de las veces el corredor llega primero que la bola al mascotín del inicialista.

Sin embargo, los mejores números no los tienen Germán-Padilla. Quienes vean el béisbol de manera pragmática, sin arte, quizá no apuesten por el tándem Azul en una encuesta.

Si de estadísticas se trata, el dueto que encabeza el ranking es el de los avileños Yorbis Borroto y Mario Vega. Seguro en las paradas cortas el primero, adelantado en su posición el segundo, cualidad que le permitió anticiparse a muchas jugadas.

Por juego, fueron los que más doble play ejecutaron (0.96) y sacaban 5.94 outs o asistencia (Rango Defensivo), estadística en la que quedaron igualados con los santiagueros Luis Miguel Navas y Héctor Olivera, y su average defensivo (.979) es también insuperable entre todas las combinaciones con más de cinco años juntas.

Los habaneros tuvieron un rango defensivo de 5.70, facturaron 0.75 doble matanzas por partido y su promedio defensivo en el campo fue de .972. También es cierto que se metían en jugadas que otros ni siquiera intentaban y dejaban que la bola llegara plácidamente a los jardines.

Hay otra dupla cuyos guarismos le han granjeado un puesto en el top five, y es la integrada por los pineros Juan Carlos Moreno y el incombustible Alexander Ramos. Con un equipo que no era regularmente de la élite y jugando la mitad de los partidos en el Cristóbal Labra, donde los batazos de aire por la pradera derecha solían volarse las cercas, ellos firmaron un average defensivo de (.972), entre outs y asistencias sumaban 5.72 por choque y era raro también el día que no sacaran dos hombres de circulación con un batazo (tasa de 0.88).

Moreno, incluso, llegó a selecciones nacionales, pero Ramos con suficientes méritos para vestir también el uniforme de las cuatro letras no corrió la misma suerte. Unas veces porque había contrincantes fuertes y otras al ser subvalorado.

Quienes han visto mucha pelota, hablan elogios de Andrés Telemaco y Agustín Arias, Rodolfo Puente y Rey Vicente Anglada, Alfonso Urquiola y Giraldo González. Otros nos quedamos con deseos de disfrutar más del tándem de Eduardo Paret y Jorge la Araña Díaz, aunque el paracortos apodado el Pionero hizo muy buena química con Andy Sarduy en el Villa Clara.

Buenos y no pocos aplausos se ganaron también Pacheco y Evenecer Godínez, Luis Ulacia y Sergio Quesada y una combinación poco visibilizada mediáticamente en estos tiempos: Manuel Morales y Oscar Macías, la segunda de más alto average defensivo entre todas (.973).

Vamos entonces a los criterios de colegas:

José Raúl Castillo, administrador de la página y el canal de Youtube Béisbol-Facetas:  

“Creo que es necesario, ante todo, hacer una distinción en el tema que se nos sugiere respecto a la mejor combinación short-segunda que hayamos visto.

”Una cosa es la espectacularidad que hayan proyectado en su desempeño estos jugadores y otra cosa —que podría tener o no un matiz diferente— lo que reflejan los indicadores numéricos en torno al rendimiento, ello a partir del lenguaje inequívoco de la sabermetría y tomando en cuenta aspectos cuantificables de la eficiencia demostrada.

”Hacer una selección a partir de la impresión que hayamos recibido siempre tiene su cuota de subjetivismo y no somos muy partidarios de este ejercicio pero, en fin, correspondemos al pedido.

”La invitación, en primera instancia, nos remite a un ejercicio de la memoria y nos trae de vuelta varios cerrojos de excelencia que derrocharon habilidades sobre los diamantes y me han dejado una huella duradera en la memoria.

”Ahora bien la dupla que nos parece sobresalió por imprimirle un matiz de espectacularidad a su juego fue la que integraron Germán Mesa y Juan Padilla”.

Benigno Daquinta, estadístico de la redacción de Deportes de Juventud Rebelde:

“Cualquier selección es muy subjetiva. En pelota los números dicen mucho, pero no lo dicen todo. Además, cada época tiene sus características. Sin embargo, no hay dudas de que sin tener las mejores estadísticas la combinación de Germán y Padilla fue un fenómeno por espectáculo y seguridad. Es difícil que alguien no los quiera en su equipo ideal si hay que escoger la dupla junta, pero si vamos a un ranking por números, que es algo medible, concreto, por lo cual se puede establecer un orden, las palmas se las llevan los Tigres avileños Borroto y Mayito”.

Después de esta provocación en un debate que casi siempre conduce el mismo final, pues incluye la trampa de aludir a la combinación junta (y no por separados en una y otra posición), yo también me quedo con los habaneros. Otra fuera la historia si tuviera que escoger un paracortos y un camarero, independientes. Quizá ni uno ni otro fueron los elegidos. ¿Qué haría usted?

Ya voy armando un equipo ideal, cátcher Ariel Pestano, inicialista Antonio Muñoz, alrededor de segunda Germán Mesa y Juan Padilla (como combinación).

Toca el turno a la esquina caliente. Pareciera que no, pero sí hay polémica en esa base.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.

Se han publicado 2 comentarios


miguel94
 7/5/20 9:01

EL BEISBOL ES DE OFENSIVA ,POR ESO AQUELLO DEL QUE BATEA  JUEGA ,CREO QUE QUE LA COMBINACION QUE MAS EQUILIBRIO TIENE ENTRE LOS RENGLONES OFENSIVOS Y DEFENSIVOS ES LA DE LAS AVISPAS SANTIAGUERAS LUIS MIGUEL NAVAS Y HECTOR OLIVERA  .Los numeros ofensivos de olivera y la seguridad de navas no puede quedar de lado en ningun ranking .

Norland
 7/5/20 16:08

Usted tiene razón, la dupla de Navas y Olivera hijo está también entre las mejores de Cuba. Sus números fueron valorados, pero es que en este caso, se hizo la selección a partir de aportes defensivos como combinación. Dejamos la ofensiva para las esquinas. Gracias por leernos y opinar.

32

Deja tu comentario

Condición de protección de datos