jueves, 18 de abril de 2024

¿Quiénes han sido los abanderados de Cuba?

La batuta en Juegos Olímpicos la llevan, con tres ocasiones, el esgrimista Ramón Fonst y el boxeador Teófilo Stevenson...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 02/06/2016
2 comentarios

Llegó ahora, como prometimos al final del trabajo anterior, la ocasión para montarnos en la máquina del tiempo. El recorrido va en busca de responder una pregunta: ¿Quiénes han sido los abanderados de Cuba en Juegos Olímpicos? El tema sale a la luz porque se acercan los de Río 2016 (5 al 21 de agosto). Ah, debemos acomodarnos, pues la primera parada queda muy lejos…

Como el viaje es largo, no vamos a demorar un primer apunte. Hasta el momento, solo dos estelares han sido en tres oportunidades abanderados de nuestro país en esas citas, ambos con excelente cosecha de medallas de oro, como recordaremos casi enseguida. El primero, vamos a respetar al escribir el orden cronológico, resultó el legendario esgrimista Ramón Fonst (París 1900, San Luis 1904, otra vez París, ahora en 1924). Y el segundo fue el también excepcional boxeador súper completo Teófilo Stevenson (Múnich 1972, Montreal 1976, Moscú 1980).

Si en definitiva para Río 2016 es escogido Mijaín López, como defendimos en nuestro trabajo anterior (¿Quién será el abanderado de Cuba?), pues entonces habrá llegado también a tres. El luchador buscará unir otra corona a las ganadas en Beijing 2008 y Londres 2012.

Vamos a tomar como punto de partida el muy útil libro Famosos y desconocidos. Cubanos en Juegos Olímpicos, de Irene Forbes (fallecida), Ana María Luján, Juan Velázquez. Pero, claro, hemos tenido que investigar, pues el texto solo llega hasta los de Sídney 2000. ¡Si se pudiera hacer una actualización!

PRIMERA PARADA

Llegamos a la primera parada, en París 1900, pues nuestro país no participó cuatro años antes en aquella edición pionera de Atenas 1896. Pues bien, Ramón Fonst, único cubano en el desfile inaugural, aprovechó la oportunidad para además de portar la enseña nacional conquistar una medalla de oro (espada) y una de plata (espada para maestros de esgrima). Entonces tenía solo 17 años de edad. Y por su calidad y ambiciones quería más…

La oportunidad de llegar más alto la encontró en San Luis 1904: retornó con tres preseas de oro, en los eventos individuales de florete y espada, así como en florete por equipos. Como fue longevo, estuvo también en París 1924, donde aunque no pudo volver a subir al podio se considera que tuvo una buena actuación.

UN ENTRETELÓN

Vamos directo ahora a Stevenson. Y lo haremos con un entretelón. En los Juegos Panamericanos de Cali 1971 había perdido con el estadounidense Duane Bobick, conocido como la Esperanza Blanca. “Esa derrota me permitió ganar después los Juegos Olímpicos de Múnich 1972”, nos diría muchos años después al colega Oscar Sánchez y a mí, para el libro Fama sin dólares, con entrevistas largas también a Ana Fidelia Quirot, Alberto Juantorena y Javier Sotomayor. No le faltó razón…

En la ciudad alemana, en efecto, compitiendo en la división de más de 81 kilogramos, derrotó a Bobick en cuartos de final, por RSC (referee suspende el combate), al minuto y cuarenta y ocho segundos del tercer y último asalto. Antes se impuso en octavos de final al polaco Ludwik Denderys (RSC). En la semifinal al germano Peter Hussing (RSC). En la final por abandono al rumano Ion Alexe. Es decir: ¿fue un turista en Múnich? Luego, muy temido, se coronó también en Montreal 1976 y Moscú 1980.

CURIOSIDADES

Antes de Stevenson había existido un solo pugilista tricampeón olímpico: el húngaro László Papp, invencible en Londres 1948 (en los 75 kilogramos), Helsinki 1952 y Melbourne 1956 (en ambas ocasiones en los 71).

Luego, otro cubano se sumó a Stevenson: el gran Félix Savón (91 kilogramos), quien lidió en Barcelona 1992, Atlanta 1996, Sídney 2000. En su caso existe una curiosidad: solo estuvo como abanderado una vez, en su última aparición, pues el luchador grecorromano Héctor Milián lo fue en 1992, cuando terminó campeón, y en 1996 ese honor le correspondió al esgrimista Rolando Tucker, bronce en florete por equipos. Era candidato muy fuerte también a una medalla individual, pero no pudo enlazarla.

En el anexo que acompaña a este trabajo se relacionan todos nuestros abanderados. Quizás ya deba parar aquí este recorrido en la máquina del tiempo. Es que me distraje ante tanto tema interesante. Y tuve que frenar muy rápido para… ¡no llegar antes de tiempo a Río 2016!

Pero, llegando al punto final me acabo de dar cuenta de que se me ha quedado un tema relevante en el tintero (La varita mágica de los últimos abanderados). Volveremos entonces otra vez…

TODOS LOS ABANDERADOS OLÍMPICOS DE CUBA

Edición

Atleta

Deporte

París 1900

Ramón Fonst

Esgrima

San Luis 1904

Ramón Fonst

Esgrima

París 1924

Ramón Fonst

Esgrima

Ámsterdam 1928

José Barrientos

Atletismo

Londres 1948

Raúl García

Baloncesto

Helsinki 1952

Federico López

Baloncesto

Melbourne 1956

Manuel Sanguily

Natación

Roma 1960

José Yáñez

Lucha libre

Tokio 1964

Ernesto Varona

Pesas

México 1968

Héctor Ramírez

Gimnástica

Múnich 1972

Teófilo Stevenson

Boxeo

Montreal 1976

Teófilo Stevenson

Boxeo

Moscú 1980

Teófilo Stevenson

Boxeo

Barcelona 1992

Héctor Milián

Lucha grecorromana

Atlanta 1996

Rolando Tucker

Esgrima

Sydney 2000

Félix Savón

Boxeo

Atenas 2004

Iván Pedroso

Atletismo

Beijing 2008

Mijaín López

Lucha grecorromana

Londres 2012

Mijaín López

Lucha grecorromana


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés

Se han publicado 2 comentarios


Rafael Pérez Valdés
 14/6/16 15:43

I Glez: Gracias por particicipar, por tu interesante opinión. Voy a pensar un poco en lo que escribiste... Saludos. Rafael Pérez Valdés.

I Glez
 7/6/16 12:13

Bueno parece q seguimos insistiendo con lo del abanderado de la delegacion, yo ya di una opinion al respecto en dias pasados en q no tiene q por q ser un atleta en activo y si puede ser una gloria del deporte, tambien eso seria un justo  reconocimiento a su carrera y a sus resultados.

Analizando la tabla q acompaña el trabajo, mi asombro ha resultado ser mayusculo, ni una sola ocasion le han dado una oportunidad a una mujer eso habla por lo claro q el machismo es una actividad entronizada en nuestro movimiento deportivo como lo ha sido durante siglos en nuestra sociedad y vigente hasta el presente momento como lo refleja dicha tabla.

Creo es hora ya de dejar estos estereotipos y darle una oportunidad asi como un merecido premio a una deportista o gloria deportiva cubana del sexo femenino, espero q Julita Osendi y otra muchas buenas periodistas de este genero se expresen en este sentido, y nos sugieran comoo debemos materializar y organizar este proceso, este acto sin q se menoscabe a nadie en particular, ya va siendo hora, como dije anteriormente cambiar todo lo q debe de ser cambiado en el deporte revolucionario, honrrar a las campeones del presente y/o a las glorias de antaño tambien es un premio inconmensurable.

Un saludo a todo el foro.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos