domingo, 27 de noviembre de 2022

Quedan vivos tres luchadores

Reineris Salas va este sábado a los colchones, tras no hacerlo bien ni Yowlys Bonne ni Liván López, en un día importante también para el taekwondoca Rafael Alba y los boxeadores Robeisy Ramírez y Arlen López...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 20/08/2016
0 comentarios

Se volvió demasiado espinoso el camino para los dos cubanos que compitieron este viernes en el debut del estilo libre masculino en los Juegos Olímpicos de Río 2016. En el intento quizás posible de llegar al podio fracasaron dos laureados como Yowlys Bonne (57 kilogramos), en definitivo quinto, y Liván López (74). Este sábado lo hará el muy conocido Reineris Salas (86), quizás la bala de más posibilidades de las tres pendientes. Y en el cierre dominical de la fiesta se verá a Alejandro Valdés (65) y Javier Cortina (97).

Bonne, bronce en el mundial de Tashkent 2014, tuvo la posibilidad tras una derrota de ir a discutir el bronce, pero ya en esa fase sucumbió por pegada ante el iraní Hassan Sabzali Rahimien, y antes de llegar a ese momento dramático se había visto superado.

“Este nivel es diferente, no atacó como él hace, las victorias que ha obtenido es porque va a la ofensiva y hace sus técnicas preferidas y le da resultado, pero al contraataque no se puede ganar,  los rivales son de mucho rango, medallistas olímpicos y mundiales”, explicó Julio Mendieta, entrenador principal, en declaraciones en la sede a la colega Lisset I. Ricardo.

RIVAL COMPLICADO

A pesar de la apreciación personal que escribimos, y la autorizada opinión de su preparador, se impone recordar que Bonne encontró ya en esa instancia, como sucede en estas porfías, a un rival de mucho nivel en la sala Carioca 2, del Parque Olímpico.

Rahimien fue campeón mundial en Budapest 2013 (entonces compitiendo en 55 kilogramos), y en los 57 de plata en Las Vegas 2015 y de bronce en Tashkent 2014. Él y nuestro representante compitieron sin éxito en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El guantanamero, de 32 años de edad, había comenzado su andar olímpico con fácil victoria de 10-0 (superioridad) ante el uzbeko Abbos Rakhmonov, de solo 18 años de edad, para quien conseguir avanzar parecía una misión imposible.

Pasó un buen susto en la pelea siguiente: llegó a estar perdiendo 1-4 contra el senegalés Adama Diatta, de 28 años de edad, pero logró apretar el acelerador y terminó sacando una pizarra no apretada de 7-4.

LE ROBÓ UNA PIERNA

En el pase a semifinales tuvo enfrente a un japonés. Rei Higuchi, de 20 años, no tenía un expediente trascendental. Vigésimo primero en el campeonato mundial juvenil de 2014. Ninguna participación en los de mayores. Pero en varios momentos… ¡”le robó” la pierna derecha a Bonne! Llegó a estar ganando 4-0. Soportó empate 4-4. Y creció por un 5-4, 6-4, y un definitivo 8-4.

Tras el desenlace Bonne pareció quedar desconsolado a un costado del colchón, las manos en la frente, la mirada perdida en el piso…

La vida le dio la posibilidad de luchar por una de las dos medallas de bronce, y en el primero de los dos posibles duelos se presentó muy convincente, gracias a una victoria de 11-1 ante el coreano democrático Kyong II Yang, de 32 años de edad.

¿Quién era ese asiático? Bueno, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, campeón mundial en Herning 2009. Vamos que debía ponerse las pilas ante él. ¡Y se las puso!

“Este éxito lo llevó a discutir ese lugar en el podio y lo logró atacando para llevarse el triunfo por superioridad, pero con el iraní no debía permitir que le agarraran las piernas y pasó, eso nos costó la medalla”, agregó Mendieta.

LO CONTRARIO

Liván López arribó bien parado a Río 2016: bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, una medalla de plata y dos de bronce en campeonatos mundiales. En el debut dominó 8-6 a Taimuraz Friev, un español de origen georgiano. Le iba ganando 3-0 al kazajo Galymzhan Usserbayev cuando terminó el primer asalto. Estuvo perdiendo después 3-8. Trató de forzar y llegó a un 7-8, a 12 segundos del final. Eso fue todo. Quiere decir que le marcaron ocho puntos en un fatídico e inolvidable segundo parcial.

Al pinareño, de 34 años de edad, le sucedió así lo contrario de en Londres 2012: entonces ganó el bronce en una pelea que sacó del refrigerador; ahora sucedió un poco todo lo contrario…

“Nuestro objetivo hoy era al menos una presea y eso solo se logra cuando ellos sean capaces de hacerlo, no salió como esperábamos, esto nos entristece porque trabajamos en busca de un resultado importante”, añadió el jefe de entrenadores.

¿No hemos escrito todavía que Reineris Salas, nuestro representante este sábado en la lucha, conquistó en mundiales la de bronce en Moscú 2010, plata en Budapest 2013 y Tashkent 2014?

Y como la lucha es un deporte de combate queremos asociar lo de Reineris Salas con otras noticias de ellos. Este sábado también lo hará el destacado taekwondoca Rafael Alba (más de 80 kilogramos). Y los boxeadores Robeisy Ramírez (56) y Arlen López (75). ¡Debemos estar pendientes de “la suerte” de los cuatro!


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos