domingo, 19 de mayo de 2024

Puños infalibles, van “salvando los muebles”

El boxeo cubano cerró una loable faena, al conquistar ocho títulos para elevar a Cuba en el medallero...

José Luis López Sado en Exclusivo 03/08/2019
1 comentarios
Boxeo-Lima-Perú
Realmente, no causa asombro este resultado de los Domadores de Cuba

No le quepa a usted la menor duda: como marche el boxeo, así marchará Cuba en eventos deportivos múltiples. Por tanto, misión cumplida como indicaban los pronósticos, para los puños cubanos que, una vez más, han encaminado la cosecha de Cuba en el medallero por países, al cumplirse hoy la primera semana de competencias en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú

 Este viernes finalizó la justa entre las 12 cuerdas del ring instalado en el Coliseo Miguel Grau. Y la tropa del jefe de entrenadores Rolando Acebal se agenció ocho de los diez títulos en disputa, además de signar una medalla de plata y otra de bronce. 

 Realmente, no causa asombro este resultado de los Domadores de Cuba, dueños de una nómina en la cual pululan varios campeones olímpicos y mundiales, algo que no poseían sus rivales de turno en esta cita regional. Ese linaje había que patentizarlo sobre el encerado, y el equipo de Acebal no dejó margen a dudas. 

 Para que se tenga una idea más precisa del valor del boxeo para el movimiento deportivo cubano, baste decir que, de las 14 medallas de oro de la delegación hasta el momento, ocho llegaron a golpes de rectos y ganchos. 

 El jueves se habían conseguido cuatro de los cinco cetros disputados. Y la víspera, hubo barrida: de 4-4, aunque personalmente, no vi ganar al monarca mundial Erislandy Savón (91 kgs) frente al veterano ecuatoriano Julio Castillo.
 Savón se vio muy lento en el ataque, poco preciso en su golpeo y con un empleo ineficaz de su jab de izquierda para mantener a distancia al rival, de menor estatura, quien logró meterse en la pelea en la corta distancia y sacar ligera ventaja. Pero, ¡enhorabuena!: los jueces sí le dieron sus votos al guantanamero (4-1). ¿Qué me dicen?

     De las restantes peleas, quien más resistencia vio fue el campeón mundial Andy Cruz (64), que debió sacar el extra de los excepcionales para imponerse 4-1 al combativo estadounidense Keyshawn Davis, a quien había vencido cerradamente 3-2 en el torneo pre panamericano, de Managua.

 Davis se fue en busca del zurdo yumurino, apoyado en su velocidad, lo cual le dio buenos dividendos en el primer round. Pero Andy se llamó a capitulo, no quería perderse la posibilidad de alcanzar su segundo título panamericano, y comenzó a mejorar con el buen empleo de su jab de izquierda, combinado con varios golpes de derecha que no pudieron ser esquivados por el talentoso púgil rival, de apenas 20 años. El cubano cerró a todo tren, pegando golpes en serie, y defendiendo bien las entradas de Davis.   

 Y el oro olímpico y mundial Arlen López (75), me hizo recordar a aquel púgil que en el año 2016 impresionó a todos los entendidos. Enfrente tenía al espigado brasileño Hebert Carvalho; debía buscar la forma de llegar a su anatomía y, para ello, solo le era factible un camino: meterse en la corta distancia. Y con ese excelente ABC boxístico que posee, lo consiguió. 

 El guantanamero le dio un recital de buen boxeo al sudamericano, le pegó golpes con ambas manos… y los jueces le dieron votación unánime (5-0). 

 Finalmente, las palmas de Cubahora para el peso pluma Yosvel Caballero, con quien muy pocos contaban para alzarse con una corona. En la gran final, el mayabequense, que se apreció muy concentrado y tranquilo en su accionar, le dio un recital de golpes por dentro al subcampeón mundial Duke Ragan (USA).

 Fue mejor en el intercambio y supo aprovechar también el fallo del rival para ganar sin contratiempos los dos primeros asaltos. Ragan trato de apretar en el round del cierre y, aunque tuvo mejor renta, no logró emparejar las acciones y el 5-0 fue para Caballero.       

 Con esas ocho medallas de oro, una de plata y otra de bronce, el pugilismo cubano superó la actuación de la edición anterior en Toronto 2015, donde llevó a sus 10 hombres a la gran final, pero el saldo fue de seis cetros.  


Compartir

José Luis López Sado

Periodista

Se han publicado 1 comentarios


Mi mismo
 7/8/19 0:30

Soy sincero cuando digo que en la semifinal vi a Arlen Lopez agotado en su combate, por suerte supo salir airoso., pero de que no vi ganar a Erislandy Savon en la final frente al ecuatoriano, no lo vi ganar, debe tomar otra estrategia, de nada vale tirar campanas al aire cuando estamos a un año de los juegos olimpicos de Tokio,  debe ser independientemente de la estrategia que se trace mas combativo a mi modesto modo de ver, debe convencer y vencer. Lo vi desde las gradas en el Mundial de Doha Qatar en el 2015, como la misma actitud que ahora y alcanzo medalla de plata..

Deja tu comentario

Condición de protección de datos