martes, 29 de noviembre de 2022

¿Por qué una Clásica de Ciclismo y no una Vuelta?

Un evento más corto, desde Camagüey a La Habana, devolverá las bicicletas a las carreteras cubanas...

Joel García León en Exclusivo 15/02/2014
1 comentarios
vuelta ciclismo habana camag

Cuando arranque la caravana ciclística por las calles camagüeyanas —se inicia con un circuito de 58,8 kilómetros—, muchos preguntarán por qué este año se llama Clásica y no Vuelta a Cuba a un evento que vuelve a agrupar por las carreteras una embajada de corceles metálicos.

La razón primaria es técnica y consecuente con los reglamentos de la Unión Ciclística Internacional (UCI), pues al no cubrir el recorrido total de un país o región y sumar hasta ocho etapas, los organizadores pueden otorgarle el nombre de Clásicas en lugar de Vuelta, tal y como decidió ahora la Federación Cubana de Ciclismo.

Incluso, hay un detalle más que consideró, con toda justicia, la entidad rectora de esta disciplina en el país. La posibilidad de preservar el nombre de Vuelta a Cuba para cuando se retome un recorrido parecido o igual al que conocimos desde 1964 y que este evento intenta saludar con pedalazos de Camagüey a La Habana.

Más allá del bien puesto nombre de Clásica Camagüey-La Habana, lo más importante del evento que concluirá el próximo sábado 22 de febrero en el Capitolio de La Habana tras 856 kilómetros es que los pedalistas han vuelto a nuestras carreteras, en especial todos los integrantes de la selección nacional.

Y lo han hecho con sus mejores exponentes, liderado por Arnold Alcolea, doble monarca de los últimos dos giros al país en los años (2009 y 2010) y bronce en la ruta de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, quien vestirá los colores de la sexteta de Santiago de Cuba, su provincia natal.

También podrán verse entre los 12 conjuntos nacionales hombres como Yasmani Martínez, Pedro Sibila, Lisuandi Alonso y Yennier López, en tanto regresan veteranos como Vicente Sanabria y Joel Solenzal, quienes pretenden demostrar que están como el vino, mientras más añejo mejor.

Dos equipos foráneos de Panamá y Perú aceptaron la invitación a esta Clásica —en la que no se ofrecerá ningún premio metálico, otra notable diferencia con las Vueltas a Cuba— y se espera de ellos una mayor motivación. De hecho, es la primera ocasión que un elenco peruano toma parte en un certamen ciclístico de ruta que se celebra en la Isla.

“Este evento forma parte de la primera fase del campeonato nacional de ruta que luego tendremos una segunda etapa en las provincias orientales: Santiago de Cuba-Guantánamo; en tanto inicia la preparación para los venideros Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, previstos para noviembre”, comentó en exclusiva Héctor Ruiz, estrenado comisionado nacional en estos trajines de las competencias de ruta.

Asimismo, la fiesta deportiva de las bielas y los pedales retoma para millones de cubanos un espectáculo esperado, quizás el único que llegue hasta frente de su casa, a la guardarraya del cañaveral o al pueblo más polvoriento del camino.

La Clásica Camagüey-La Habana podrá seguirse, verse y disfrutarse esta semana por niños, jóvenes y todos quienes asuman el ciclismo como una disciplina de emociones y valentía, de historia pasada y presente, de cultura y amores.

Etapas:

Día 15 I Etapa Camagüey (Circuito cerrado) (60 km)

Día 16 II Etapa Camagüey - Ciego de Ávila (113 km)

Día 17 III Etapa Morón – Ciego de Ávila (ITT individual) (35 km)

Día 18 IV Etapa C. de Ávila – Sancti Spíritus (134 km)

Día 19 V Etapa A Sancti Spíritus – Topes de Collantes (82 km)

            V Etapa B La Sierrita-Cienfuegos (51 km)

Día 20 VI Etapa Cienfuegos – Santa Clara (92 km)

Día 21 VII Etapa Santa Clara – Cárdenas (185 km)

Día 22 VIII Etapa Varadero – La Habana (136 km)


Joel García León

Se han publicado 1 comentarios


pujols
 15/2/14 16:18

Porque ahora ya deja de ser vuelta a cuba.quesiera saber si ya ahora queda así para siempre a si es solo esta ves.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos