viernes, 2 de diciembre de 2022

Play off: Piratas salen sonrientes de Matanzas

Con una división de honores, Isla de la Juventud parece haber sido el que mejor salió de la semifinal ante Matanzas; en tanto los Alazanes de Granma dieron primero frente a Ciego de Ávila...

Joel García León en Exclusivo 26/03/2015
0 comentarios

“No hay un juego que se parezca a otro”. Ese viejo axioma del béisbol fue el que inspiró al equipo de los Piratas de Isla de la Juventud para emparejar a un triunfo con los cocodrilos de Matanzas, en una de las semifinales de la 54 Serie Nacional de Béisbol, que toma rumbo ahora hacia el estadio Cristóbal Labra para celebrar tres pleitos que pueden ser decisivos.

La primera noche en tierras yumurinas fue fulminante para los visitantes, pues la tropa de Víctor Mesa salió dispuesta a hacer valer su condición de favoritos y la “mordida” fue tan grande que le propinaron nocao (11-1), con un excelente relevo de Yadier Hechevarría y ofensiva voraz de Yadiel Hernández (4-4 con jonrón incluido).

Sin embargo, al terreno del estadio Victoria de Girón salió otro equipo el 25 de marzo, al que le volvió a resultar muy difícil encontrar la brecha para pisar el home, pues enfrentaron a un Jonder Martínez en una de sus mejores actuaciones en esta temporada y al que solo le pudieron ligar tres hits y una carrera sucia en 7,2 entradas.

Un posible doble play que felizmente fue rectificado al acudir a la repetición del video le dio el empate a los Piratas en el noveno y sobre todo desmoronó a un conjunto matancero que nunca debió salir del terreno como si todo hubiera terminado porque a la postre el ánimo se les derrumbó como pudo apreciarse dos entradas más tarde cuando Rigoberto Gómez dio el hit de oro por visitantes con las bases llenas y Héctor Mendoza remató con apenas 9 envíos hacia home.

De esta manera, Isla de la Juventud sacó uno de sus objetivos fundamentales: dividir en tierras de cocodrilos, en la que solo habían podido vencer una vez en seis partidos de las etapas clasificatorias. Ahora, en su casa preferida, donde han sido casi invencibles en esta campaña buscarán al menos dos sonrisas que haga más dramático este play off y lo extiende por lo menos a seis pleitos.

MORALEJAS:

Para Matanzas

- La receptoría ha sido un punto débil con errores, pass ball y pobre dirección de los lanzadores, algo que puede pesarle en lo adelante, incluso si avanzan a la final.

- El constante cambio de lanzadores debe estar acompañado de un estudio mínimo del rival. Por ejemplo, Ramón Licor nunca debió abrir el noveno inning del segundo partido y mucho menos enfrentar a Michel Enríquez, quizás uno de los bateadores más temibles de la pelota cubana y de mejor promedio frente a los lanzadores zurdos.

- Habrá que jugar más alegres y menos presionados como lo están haciendo Leonelkis Escalante, Luis Yander la O y Yadiel Hernández, pues de lo contrario cometen errores técnicos y tácticos tanto en la caja de bateo como en la defensa.

Para Isla de la Juventud

- Es importante devolverle al equipo el entusiasmo y la posibilidad de victoria, tal y como lo hicieron en las últimas subseries de la segunda fase, porque es una de sus armas fundamentales ante la falta de jonroneros o de una alineación de grandes impulsadores.

- Se impone acudir al robo de base y a más jugadas de corrido y bateo si quieren fabricar las carreras, pues de lo contrario necesitan muchas conexiones para pisar el home y eso es poco efectivo en el béisbol moderno.

- Los emergentes no tienen que esperar hasta el octavo o noveno inning, pueden venir antes si existe la posibilidad, como Héctor Mendoza debe venir a sacar los últimos tres outs, es decir, abrir la entrada final, como todo cerrador de excelencia.

Alazanes cabalgan sobre los tigres avileños

Poco pudo hacer el pitcheo de Ciego de Ávila cuando los Alazanes de Granma se soltaron a batear en el primer partido de la otra semifinal beisbolera, jugada en el estadio Mártires de Barbados y concluida con una feliz sonrisa inicial para los anfitriones 9-2.

Aunque el estelar Ismel Jiménez se vio fuerte, combinativo y siempre arriba en el conteo, la ofensiva de la tropa de Carlos Martí lo sacó del box en el quinto episodio y con ello casi definió la pizarra, pues ninguno de los seis relevistas aguantó a Yordanis Samón, Alfredo Despaigne, Urmaris Guerra, Yordanis Alarcón y compañía, que hicieron algo que no acostumbran: cuatro salvadores doble play.

Este enfrentamiento sigue siendo el más parejo para los especialistas y se espera una reacción de los muchachos de Roger Machado en el segundo pleito, cuando dependerán en el box del derecho Vladimir García. Ellos, como los Piratas de la Isla de la Juventud no olvidan la sentencia más recurrente en el béisbol: “No hay juego que se parezca a otro”.


Joel García León


Deja tu comentario

Condición de protección de datos