viernes, 2 de diciembre de 2022

Pistorius, cinco años y las dudas

El velocista sudafricano demostró ser mucho más ágil que la justicia sudafricana y recibió apenas 5 años de cárcel por el asesinato de su novia...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 22/10/2014
1 comentarios

Al velocista sudafricano Oscar Pistorius no le alcanzó con ser el hombre sin piernas más rápido del mundo, ni el primer atleta discapacitado en participar en unos Juegos Olímpicos convencionales. Ahora, y tras siete largos meses de juicio, el corredor de 27 años demostró ser mucho más ágil que la justicia sudafricana y recibió apenas 5 años de “cárcel” por el asesinato de su novia.

Su caso, por ser él mismo el mítico Oscar Pistorius, ocupó titulares en cientos de periódicos, horas de transmisión en vivo en cadenas televisivas, debates interminables sobre su culpabilidad… cuando lo único cierto y comprobado era que, aquella madrugada veinte meses atrás, había baleado en su casa a la modelo Reeva Steenkamp.

La versión posterior, en la que Pistorius se parapetó tras la equivocación —aseguraba haber hecho fuego contra lo que pensaba un intruso— surtió el efecto deseado: libertad bajo fianza apenas unos días más tarde y ahora una sentencia, que, aunque contenta en algo a la familia de la chica, parece una mascarada más que el veredicto de un juicio de siete meses.

También es cierto que la petición de arresto domiciliario solicitada por los abogados del corredor fue desestimada por la jueza Thokozile Masipa, quien subrayó que el acusado había obrado con un “alto grado de negligencia”.

Sin embargo, algunos especialistas jurídicos explicaron a cadenas informativas como EFE que “el corredor podría obtener la libertad condicional cuando haya cumplido una sexta parte (diez meses) de la sentencia”, y que todo dependerá de su comportamiento y la decisión será tomada en su momento por las autoridades pertinentes.

Mas, por otra parte, la fiscalía se mostró del todo inconforme por la sentencia establecida contra Pistorius y no se descarta que presente un proceso de apelación para recurrir el veredicto. "Tenemos 14 días para analizar la ley y queremos estar seguros de que los hechos y el derecho nos permiten recurrir", aseguró tras finalizar el juicio el portavoz de la fiscalía nacional, Nathi Mncube.

La fiscalía sostuvo durante todo el proceso la total intencionalidad de Pistorius, al alegar que el disparo fatal había sido hecho tras una fuerte discusión entre la pareja, presumiblemente por celos. Pero, tal versión no consiguió el efecto deseado.

Por lo pronto, el velocista y plusmarquista paralímpico fue escoltado este martes por autoridades policiales hasta la prisión sudafricana de Kgosi Mampuru, en Pretoria; sitio donde se encuentran los calabozos del Tribunal Superior donde cumplirá su condena de cinco años por “homicidio involuntario”.

A pesar de los intentos de la defensa por acentuar la vulnerabilidad de Pistorius como persona con discapacidad física, la jueza no tuvo en cuenta tales observaciones y precisó que el acusado llevaba una vida plena como atleta de alto rendimiento, e incluso había competido con corredores en plenas capacidades.

Conjuntamente con esta condena Pistorius deberá saldar otra de tres años, dictada por el uso en público de un arma de fuego, la cual disparó bajo la mesa en enero de 2013 en el restaurante Tasha, en Johannesburgo.

A pesar de la sentencia, muchas dudas aún gravitan sobre el caso del corredor sudafricano, quien según la jueza había mostrado “verdadero arrepentimiento” durante estos siete meses. No es algo que se dude, pero en el juzgado de Pretoria no se estaba ventilando el arrepentimiento de Oscar, ni sus marcas, ni sus magníficas prótesis de grafito. Allá, en el Tribunal Superior de Pretoria, Masipa, la defensa y la fiscalía juzgaban el asesinato de Reeva Steenkamp.


Julio Batista Rodríguez

Se han publicado 1 comentarios


Diego Rever
 22/10/14 14:48

me imagino que pudo pesar el hecho que a pesar de asesino su ejemplo es brillante y ayuda a salvar a muchos de la muerte en vida... y que es blanco, claro

Deja tu comentario

Condición de protección de datos