sábado, 25 de mayo de 2024

Palpitante reencuentro

Varios elencos presentes en los Juegos Panamericanos volverán a encontrarse en una duela canadiense, pero en pos la visa olímpica...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 05/08/2015
0 comentarios

Al instante de culminar el torneo de baloncesto, clasificación femenina, de los XVII Juegos Deportivos Panamericanos, los observadores aclararon que el encuentro significaba un anticipo, pues restaba por celebrarse el excitante Preolímpico Copa de las Américas.

Y tienen ellos toda la razón, pues el clásico continental entregó una cuota de dramatismo. Pero, no una magnitud similar a las que surgirán del 9 al 16 de agosto en el parqué del Saville Community Sports Centre, de la Universidad de Alberta, Edmonton, pues la cita otorgará una visa para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil.

En el rectángulo de institución canadiense competirán varios de los elencos participantes en la justa hemisférica que ganaron, en los torneos habilitados para tal efecto, la clasificación para la cita que, en otra versión, posee el nombre de Pre mundial Copa de las Américas.

La organización de la competencia es idéntica a las anteriores. Los contendientes estarán divididos en dos llaves. En la A: Cuba-tercero en Toronto; Puerto Rico, sexto; Chile, Canadá, primero; Venezuela, séptimo. Grupo B: Argentina, quinto; Islas Vírgenes Estadounidenses, Brasil, cuarto; y Ecuador que venció 72-61 puntos a la de México en el repechaje y clasificó. Las ‘aztecas’ habían ganado el primer choque por 74-62. Eso implicaba que las sudamericanas necesitaban ganar por más de 9 puntos en la visita a las mexicanas. Como alcanzaron esa ventaja, adquirieron el último pasaporte para el decisivo torneo.

De nuevo Yamara Amargo encabeza la formación nacional. Y los aficionados esperan que cumpla mejor su función de francotiradora. La acompañan Francis Ochoa, Isneidis Casanova, Oyanaisis Geli, Arlenis Romero, Arlety Povea, Marlene Cepeda, Clenia Noblet, Zuleika Atiez, Leydis Oquendo y Suchitel Ávila. Por cierto, la nómina es idéntica a la inscrita en la fiesta escenificada en la capital de la provincia de Ontario y que obtuvo, lamentablemente, la medalla de bronce.

Las primeras rivales de nuestras muchachas serán las venezolanas; luego encontrarán a los colectivos de Chile, Puerto Rico y Canadá. A mi modo de ver, pasarán a la siguiente ronda… quizás hasta en calidad de invictas. Sostiene ese parecer que, excepto las canadienses, las demás adversarias han cedido por amplio margen ante el conjunto de la mayor isla de las Antillas.

Los estrategas Alberto Zabala y Eduardo Moya confían en que sus alumnas ofrecerán una mejor actuación en suelo norteamericano. El primero reveló: “Las muchachas conocen bien la nueva concepción del trabajo de las contrarias; y eso les favorece para desarrollar una eficaz tarea en todos los aspectos del juego. En los Panamericanos perdimos cotejos que teníamos en la mano, por la falta de responsabilidad para ejecutar los planteamientos tácticos que preservarían la ventaja. Esa ineficiencia no debe ocurrir en esta presentación.

“Es cierto que Yamara, Oyanaisi, Leydis y Arlenis enseñaron menos puntería en los lances de tres puntos. Marlene trabajó por debajo de sus posibilidades en la lucha por los rebotes. De ellas comportarse de la manera habitual, hubiésemos logrado una medalla de otro color. Esperamos conformar una gran estela, porque estaremos de cara a la clasificación olímpica y esa palabra es sagrada para cualquier atleta”.

Moya dijo: “En este torneo ahora es imprescindible defender más fuerte, y mejor, que en los JDP, porque el triunfo posee una connotación superior. Ningún atleta desecha asistir a los JJ. OO. Ni un aficionado olvida al equipo que compita en un torneo de ese nivel”.

EL CURSO

La trayectoria de las nacionales en el evento que se aproxima es adecuada. En 2011 comparecieron al foro celebrado en la duela del coliseo Álvaro Sánchez de la urbe colombiana de Neiva. Allí fueron relegadas al cuarto escaño y no consiguieron el pasaporte para los Juegos Olímpicos Londres 2012. Lideraron la cita los colectivos de Brasil, Argentina y Canadá.

Dos temporadas más tarde, en 2013, devolvieron la moneda a sus oponentes en Xalapa, México, y asistieron a la cita mundialista de Estambul Turquía.

La primera demostración en 2014 fue contundente. Dominaron el Centrobasket efectuado en la ciudad de Monterrey, México. Allí terminaron invictas e impusieron una marca de 52 victorias al hilo en certámenes de esa naturaleza; consiguieron el pase para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, lid que encabezaron sin manchas en la casilla de las derrotas; y se adjudicaron el tercer pergamino en forma consecutiva; y el quinto título de los siete disputados en la cita. Ese rendimiento las transportó a los organigramas de las dos fiestas de la disciplina en este año preolímpico.

Ahora enfrentan una situación nueva y comprometedora. Según las estadísticas, las integrantes del conjunto garantizan un score de 70 unidades en cada jornada. Pero siguen vinculadas al silencio ofensivo, especialmente en los terceros cuartos de los choques. Las cifras dicen que acumulan un promedio de18.8 en el primer tramo; 17.4 en el segundo; 18 en el cuarto. Pero solo 14 en el tercero. Y esa brecha la aprovecha el rival, porque en ese segmento tampoco son muy eficientes para salvaguardar la cesta.

La última comparecencia de una selección del país a unos Juegos Olímpicos sucedió en Sydney 2000. Y concluyó en la novena posición.Pero, según trascendidos, la nueva formación desea sacudirse la mácula y reintegrarse al más célebre plató del deporte.


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos